Una isla de plástico flotante frente al Planetario alerta sobre el peligro de los residuos en la Ciudad

La intervención es una campaña del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño y tiene el objetivo de generar conciencia sobre las consecuencias de contaminar el agua, arrojar basura en la vía publica y la falta de reciclaje

(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)
(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)

Con el objetivo de generar conciencia sobre la contaminación del agua y el daño que provoca tirar residuos en la calle al no reciclarlos, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño intervino el lago frente al Planetario a través de la instalación de una “isla de plásticos flotante”: se trata de un montículo de residuos de más de 4 metros de alto, compuesto por botellas y otros materiales plásticos reciclables que representan los desechos que terminan en el Río de la Plata.

Los plásticos utilizados para montar la isla fueron brindados por la cooperativa de recuperadores urbanos El Ceibo. Una vez que finalice la intervención, los materiales les serán devueltos para su respectivo procesamiento en el Centro Verde.

“Muchos de los residuos que se tiran a la calle ingresan a las alcantarillas y llegan al río, donde se acumulan y forman islas de plásticos que afectan la biodiversidad. Por eso, es importante que seamos responsables con nuestros residuos y que los separemos en nuestras casas para que puedan ser reciclados y así disminuir la contaminación del planeta”, dijo Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana porteña.

(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)
(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)

Con esa meta, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana porteño impulsó el nuevo plan de reciclaje “BA Recicla”, que tiene como principal objetivo fortalecer la gestión social del sistema de reciclado, con mayor separación en origen y mejor disposición en el espacio público.

Para lograrlo, se busca optimizar el ordenamiento de la infraestructura de captación colocando un contenedor verde o campana a 150 metros de cada hogar y con el trabajo de los recuperadores urbanos en las zonas de mayor generación de reciclables.

Además, el plan incluye nuevos programas y acciones vinculadas a la promoción de la separación de residuos domiciliarios. El objetivo es lograr que el 80% de vecinos y vecinas separen los reciclables en sus hogares para así duplicar la disposición de los materiales reutilizables.

(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)
(Prensa Espacio Público E Higiene Urbana)

Cómo reciclar en casa

Separar en origen es el primer paso del proceso de reciclaje porque se inicia en casa, cuando de deja por un lado los materiales que pueden ser reciclados y, por otro, la basura.

Para hacerlo es recomendable disponer de dos tachos diferenciados, uno para la basura y otro para los reciclables como papel y cartón, plásticos, metales y vidrio. Lo importante es que los materiales reciclables se encuentren limpios y secos para que no mojen o manchen a los demás.

Una vez separado, la Ciudad cuenta con dos formas de recepción de materiales reciclables: por un lado, recolección puerta a puerta con recuperadores urbanos y por el otro, Contenedores Verdes, Campanas Verdes y Puntos Verdes.


Quienes viven en departamento con encargado o tienen una empresa, oficina o comercio con una gran generación de residuos reciclables, puede entregárselos a los recuperadores urbanos que pasan por la cuadra.

También tiene la opción de llamar o escribir por whatsapp al 147 para saber cuál es la cooperativa de barrial y programar la recolección.

En el caso de quienes vivan en casa o en departamento sin encargado o si tiene un pequeño comercio, los Contenedores Verdes, Campanas Verdes o Puntos Verdes son la opción para dejar los reciclables y se encuentran en toda la Ciudad.

En la página www.ciudadverde.gob.ar se puede consultar el mapa y buscar el más cercano.

Todos los materiales recolectados serán llevados a los 16 Centros Verdes que tiene la Ciudad. Allí, las cooperativas de recuperadores urbanos le agregan valor a los reciclables al clasificarlos y someterlos al procesamiento adecuado, para luego volver a la industria y ser utilizado con un nuevo fin.

Para tener más conocimiento, la Ciudad ofrece cursos de gestión de residuos para administradores y encargados de edificios, la Red de vecinos y vecinas Embajadores verdes, entre otras alternativas que puede encontrar en Ciudad Verde.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS