Choferes de micros de larga distancia protestan en distintos puntos del país contra las nuevas restricciones

En medio de la segunda ola de COVID-19, denuncian la delicada situación que atraviesa el rubro turístico. El reclamo se siente con fuerza en las inmediaciones de la terminal porteña de Constitución, en Mendoza, Santa Fe, San Luis, Córdoba y Neuquén, entre otras provincias

Protesta de de micros de larga distancia en el acceso a la ciudad de Mendoza

Choferes de micros dedicados al turismo bloquean los alrededores de la terminal de Constitución como forma de protesta contra las nuevas medidas restrictivas que les impiden trabajar. La protesta en la Ciudad de Buenos Aires, que se siente con fuerza sobre la avenida San Juan y calle Lima, no es la única: hay réplicas en Mendoza, Córdoba, Santa Fe, San Luis y Neuquén.

Desde esta mañana, más de una docena vehículos impiden la circulación vehicular en esa zona para darle visibilidad a su reclamo y lograr que alguna autoridad nacional los reciba ya que se ven seriamente afectados por la medida que prohíbe viajes de egresados, de jubilados, de estudio y de compras, entre otros. Exigen su derogación y que se vuelvan a permitir los viajes grupales.

Choferes de micros de larga distancia protestan en distintos puntos del país contra las nuevas restricciones (Thomas Khazki)
Choferes de micros de larga distancia protestan en distintos puntos del país contra las nuevas restricciones (Thomas Khazki)

La Policía de Ciudad está tratando de organizar el tránsito ya que se registran importantes demoras en la baja de la Autopista 25 Mayo y la 9 de Julio, mano al sur.

En Córdoba, unos 30 micros bloquean el acceso a la terminal de la Ciudad y se espera que durante la tarde la cifra trepe a 200. “La situación del sector es desesperante. Estuvimos 11 meses sin trabajar y emezarmos a hacerlo al 50%. Y a dos medes y medio nos frenaron de nuevo. Las líneas pueden trabajar y se aprovechan de nuestro trabajo. Nosotros hacemos burbujas porque los viajes son cerrados. Pedimos que nos dejen trabajar o nos den una solución”, dijo una de las voceras de los chores a TN, quien advirtió que si no son recibidos por el gobierno cortarán la ruta 9 y la 19.

En Santa Fe, el reclamo es el mismo y los choferes, que se encuentran apostados en la terminal norte, dijeron que no se moverán hasta ser ser recibidos por autoridades del Ministerio de Transporte provincial. La movilización de choferes impide la circulación de vehículos que diririgen hacia el centro de la ciudad.

En Mendoza, la circulación vehicular está reducida media calzada en el Acceso Este, a la altura del predio de la Virgen, y la zona es vigilada por efectivos de la policía provincial y Gendarmería para evitar incidentes.

El reclamo es una vez más porque el turismo ha sido castigado no permitiéndonos trabajar. Ayer fuimos echados de la terminal con Infantería. No estamos pidiendo nada que no nos corresponda, solo salir a trabajar para el sustento de nuestras familias”, manifestó Franco Piumato, representante del sector, al Diario Uno.

La protesta mendocina había empezado este domingo por la tarde, donde los choferes de las empresas de turismo afectadas por el decreto oficial decidieron cortar los accesos a la terminal de ómnibus. Horas después fueron desalojados por las fuerzas de seguridad. Por eso, este lunes por la mañana decidieron volver con los bloqueos para darle más visibilidad a su reclamo.

Los micros bloquearon un carril de la Avenida 9 de Julio
Los micros bloquearon un carril de la Avenida 9 de Julio

Las empresas de turismo consideran que las medidas nacionales “son excesivas” y que las compañías de línea tienen libre tránsito, a diferencia de lo que ocurre con ellas ya que antes podían hacerlo desde la terminal cumplimiento con todos los protocolos vigentes.

“Estuvimos 9 meses parados, ahora habíamos empezado a trabajar con todos los protocolos pero tenemos que volver a parar”, señaló Franco Pivatto, dueño de una de las compañías, al diario Los Andes.

“Las empresas de líneas están viajando al 100% sin protocolo, ahora el decreto nacional dice que turismo no pueden viajar dentro del país, pero las de línea sí, nos están discriminando. O viajamos todos o no viaja nadie. No queremos subsidios, queremos trabajar”, remarcó.

Las empresas esperan una respuesta de la Nación que podría llegar en forma de reunión con las autoridades de turismo nacionales entre lunes y martes, mientras tanto, Piumato dio una sentencia en caso de que no puedan trabajar: “Hemos llegado como pudimos acá y que nos vuelvan a encerrar nos mata”.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS