37 años después: un abuelo y su nieto se reencuentran gracias a un documental de cine independiente

A través de la búsqueda de su nieto, el filme “Schurjin, el pintor” rescata del olvido a un artista exitoso y respetado

Un documental propone repasar la vida y obra del pintor Raúl Schurjin
Un documental propone repasar la vida y obra del pintor Raúl Schurjin

El famoso “paso a la posteridad”, entendido como la trascendencia que se obtiene después de la muerte, tiene la virtud de interpelar el recorrido profesional de muchos artistas, condicionando –en ocasiones– su propio presente, ante la posibilidad de caer en el olvido.

Si ese declive es lo suficientemente pronunciado, es posible que no pasen más de una o dos generaciones para que un importante acervo cultural, más allá de sus dimensiones, se difumine “casi” irremediablemente.

Dijimos “casi”, ya que un antídoto podrá generarse allí donde al menos confluyan estos tres factores: la existencia de un legado que el artista haya dejado, el ánimo de búsqueda de quien quiera redescubrir lo que el tiempo se ha llevado y, finalmente, un medio efectivo para dar a conocer y amplificar cuanto ha sido fruto de esa labor de rescate.

Las virtudes de esta fórmula están presentes en el documental “Schurjin, el pintor” (que suma como cuarto ingrediente la sensible mirada de su director y realizador, Martín Vaisman), el cual se estrenará la semana que viene, el próximo 1 de diciembre, a través de la plataforma Cine.Ar del Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales (INCAA).

El filme se estrenará el martes que viene
El filme se estrenará el martes que viene

Este documental fue seleccionado por el INCAA y Mecenazgo, el programa de financiamiento del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. La película reanima la figura de Raúl Schurjin, popular maestro de los colores y el pincel, querido y exitoso en su tiempo, quien, dotado de un gran humanismo, brilló en los años 60′s y 70′s de la mano de sus “costeritas” litoraleñas, inspiradas en los aspectos cotidianos de quienes habitan las orillas del río Paraná.

Schurjin fue un artista popular, querido y exitoso en su tiempo. Respetado por pares e intelectuales del siglo XX
Schurjin fue un artista popular, querido y exitoso en su tiempo. Respetado por pares e intelectuales del siglo XX

Respetado por pares e intelectuales del siglo XX, expuso en ciudades importantes de Europa y también en reconocidas galerías de Argentina con gran éxito. Su esplendor se hizo volátil con el paso de las décadas, hasta que el nombre del artista –fallecido en 1983– quedó reducido al conocimiento y recuerdo de quienes hicieron un culto sobre el seguimiento de sus pasos vitales y manifestaciones pictóricas.

Ese hilo es el que retoma y desanda la trama del largometraje, a partir de una búsqueda personal, familiar y de sello artístico que emprende Daniel Schurjin Almenar, nieto del pintor, como investigador y narrador coprotagonista. Pero no en solitario, sino con la ayuda del coral relato de distintas figuras de nuestra cultura que se brindaron en la tarea reconstructiva. Y tampoco desde el clásico vínculo que suele enmarcarla relación entre abuelos y nietos. Pues ante todo, la búsqueda de Raúl a la que sale Daniel lleva como signo la meta de un cruce entre contemporáneos.

Daniel Schurjin Almenar realizó la investigación
Daniel Schurjin Almenar realizó la investigación

En resumen, se trata de una sutil manera de proponerle algo diferente al tiempo y su transcurso, con la idea de no pasar por el típico “viaje hacia el pasado”. En su lugar, la apuesta es otra. La invitación al espectador se acerca más al compromiso con el que alguien puede –y siente que debe– salir al encuentro de un artista respecto de quien es posible evitar que muera dos veces.

Seguí leyendo:

Estaba muriendo y contó el final de su vida con humor: la historia real detrás de la película “El cuaderno de Tomy”

Los escenarios post COVID-19: qué piensan los intelectuales cuando miran hacia el futuro