En septiembre de 1995 el diario Los Andes de Mendoza se convirtió en el primer medio de noticias de Argentina en tener un sitio en internet. En aquel entonces los medios periodísticos miraban a la web con una mezcla de curiosidad, desdén y escepticismo, como una plataforma nueva en la que había que participar pero que nunca iba a competir con la gráfica y la televisión.

En menos de un cuarto de siglo la situación ha cambiado notablemente: según un estudio de la Universidad de Oxford, en 2019 un medio nativo digital, Infobae, se ha convertido en el medio líder de noticias en Argentina.  Que un sitio de noticias, sin un medio gráfico o de radiodifusión en el que apoyarse, se haya convertido no solo en el medio líder del periodismo online (la cual ya había sucedido en 2018) sino de todo el universo mediático de su país de origen es un signo contundente de la centralidad de la cultura digital en la vida cotidiana del siglo XXI.

El Informe sobre Noticias Digitales de la Universidad de Oxford es el estudio anual más abarcativo sobre consumo de noticias a nivel global, basado en una encuesta a más de 75 mil personas en 38 países, incluyendo a Argentina.

El informe de 2019, publicado hoy, revela que el 42% de los 2.006 encuestados en Argentina consumió noticias en Infobae al menos una vez durante la semana previa a la encuesta, la cifra más alta de todos medios nacionales. En segundo lugar se ubica la señal de cable de Todo Noticias con 41% y en el tercero Telefe con 37%.

El ascenso de la cultura digital se da en paralelo con un marcado deterioro de las marcas que fueron sinónimo del periodismo durante el siglo XX en Argentina.

Al comparar los informes de la Universidad de Oxford de los últimos tres años, se desprende que de 2017 a 2019 quienes leen al menos una vez por semana el Diario Clarín bajaron de 30% a 22%, y quienes leen La Nación de 22% a 14%. En el caso de los medios audiovisuales, la señal de cable de Todo Noticias pasó del 56% al 41%, y la Televisión Pública de 26% a 15%.

Pero este desgaste no solamente es evidente en la prensa gráfica y la radiodifusión, sino también en la presencia digital de los medios tradicionales: Clarín Digital registra una baja del 43% al 30% y La Nación Online del 34% al 22% entre quienes visitaron sus sitios al menos una vez durante la semana previa a la encuesta.

El diagnóstico es claro: el valor de las marcas dominantes durante el siglo XX poco significa por sí mismo en el siglo XXI.

Esta diferencia en la comunicación entre el siglo pasado y el actual se debe en parte a los roles claves que los teléfonos inteligentes y las redes sociales han adquirido en la vida cotidiana. También hay evidencias claras de estas tendencias en el Informe sobre Noticias Digitales de 2019.

El 78% de los encuestados en Argentina consume noticias digitales a través de su celular, mientras que el 45% lo hace en sus computadoras y un 10% en sus tablets. El teléfono móvil no solamente es el dispositivo más elegido, sino que además es más usado que la computadora y la tablet juntas.

La centralidad del teléfono inteligente en el consumo de noticias digitales ha tenido una evolución muy visible en tiempos recientes. Tal es así que los informes de la Universidad de Oxford de los últimos tres años muestran que ha crecido del 62% en 2017 al 78% en 2019. En paralelo a esta trayectoria ascendente se registra una caída de la computadora del 62% en 2017 al 45% en 2019. O sea, mientras ambos dispositivos estaban igualados hace apenas dos años, en la actualidad hay una brecha de treinta y tres puntos porcentuales que los separa. Por último, la tablet ha bajado del 17% en 2017 al 10% en 2019.

En cuanto a las redes sociales, Facebook sigue siendo la plataforma más usada en Argentina para el consumo de noticias según el informe de 2019 de la Universidad de Oxford. El 63% de los encuestados dijo enterarse de la actualidad en Facebook. WhatsApp sigue con el 39%, YouTube con el 25%, Instagram con el 18% y Twitter con el 15%.

Si bien Facebook mantiene su posición dominante en Argentina y en muchos otros países, a pesar de los problemas de imagen que ha tenido a raíz del escándalo de Cambridge Analytica y varias filtraciones de datos privados de sus usuarios, el análisis de los informes de Oxford de los últimos tres años muestra que el crecimiento pasa por otras dos redes: Instagram y, en menor medida, WhatsApp.

La primera ha duplicado su rol como espacio de consumo de noticias en este período, del 9% en 2017 al 18% en 2019. La segunda ha acortado la distancia que la separa de Facebook de 32 a 24 puntos porcentuales en tan solo dos años. En paralelo, YouTube y Twitter han perdido terreno en este período (tres y cuatro puntos porcentuales, respectivamente).

Dado que WhatsApp e Instagram son propiedad de Facebook, si estas tendencias en el uso de plataformas continuaran es posible que en unos años esta empresa adquiera una posición absolutamente dominante en el acceso a las noticias a través de las redes.

Hay muchas diferencias entre las marcas de medios, los dispositivos, y las redes que se encuentran actualmente en situación de liderazgo de mercado en sus respectivas categorías. Pero también hay un común denominador muy fuerte: todas tienen el ADN del siglo XXI.

Infobae fue fundado en 2002, Facebook en 2004, y el primer iPhone salió a la venta en 2007. Los productos y servicios nativos del mundo digital se apoderan de la comunicación contemporánea, mientras sus contrapartes del mundo analógico pasan a un segundo plano.

Juventud digital, divino tesoro.