Impulsan un proyecto de ley para que distintos establecimientos, además de bares y restaurantes, ofrezcan agua al público
Impulsan un proyecto de ley para que distintos establecimientos, además de bares y restaurantes, ofrezcan agua al público

El acceso al agua potable, libre y gratuita no solo es un derecho humano reconocido por la ONU sino también uno de los derechos que los consumidores están haciendo valer en los locales gastronómicos desde la entrada en vigencia de la "ley de jarras".

Hoy en día, aquellas personas que consuman en un bar o restaurante pueden solicitar sin costo una jarra de agua potable. Esa iniciativa no solo rige en la Ciudad de Buenos Aires sino también en Rosario, Córdoba, Neuquén, La Pampa y Bariloche.

Pero ahora, un proyecto de ley impulsa que el "derecho de jarras" trascienda el ámbito gastronómico y se ponga en práctica en entidades públicas y privadas, espacios laborales, discotecas, espectáculos, recitales, eventos culturales y deportivos, entre otros. Además, propone que haya al menos un bebedero en cada parque o plaza porteña.

Su autor es el diputado porteño Santiago Roberto, del Bloque Peronista, quien remarcó que la finalidad del proyecto es que todas las personas que transitan por la ciudad de Buenos Aires tengan la posibilidad de acceder a beber agua potable, sin tener que pagar por ello.

"Se presenta como un gesto de amabilidad, de humanidad, que acerca a la persona con la institución, al ciudadano con su comuna, al cliente con su comercio. Claramente es en beneficio de todas las partes", señaló Roberto a Infobae.

Se busca que el “derecho a jarras” también alcance a las personas que hacen trámites en distintos establecimientos de la Ciudad en ámbitos públicos y privados
Se busca que el “derecho a jarras” también alcance a las personas que hacen trámites en distintos establecimientos de la Ciudad en ámbitos públicos y privados

Para el legislador, este derecho también debe alcanzar a "a toda persona que realice trámites en ámbitos públicos o privados de la Ciudad; como jubilados, pensionados o personas que tengan que hacer pagos de impuestos y demás actividades que impliquen insumo de tiempo y energía".

Y además pretende hacerlo extensivo a todos los trabajadores en sus respectivos ámbitos laborales. "Todos ellos deberían contar con la facultad de poder acceder como mínimo a dos litros de agua potable por jornada", indicó.

Sin bien cada vez hay más lugares que, sin ley de por medio, ofrecen este servicio eco-friendly, la idea es reglamentarlo. Se trata de una medida que no implica mayores costos para los privados porque la obligatoriedad se refiere a agua potable de red, no mineral o envasada. Pero sí para el Estado porque plantea establecer un mínimo de un bebedero por plaza, parque o paseo público de la ciudad.

Desde Defensa al Consumidor de la Ciudad indicaron que en CABA los restaurantes que cobran servicio de mesa o cubierto tienen la obligación de ofrecer una copa de agua de 250 cm cúbicos a sus clientes, pan tradicional o dietético, una panera apta para celíacos o libre de gluten, y sal libre de sodio como opción a la sal tradicional. Lo mismo ocurre en Rosario y Córdoba

"Cada lugar lo implementará a su manera y a su gusto. Muchas dependencias públicas y privadas hoy tienen dispensadores de agua a disposición del público, al igual que las heladerías. La forma que proporcionar el agua debe resultar cómoda para quien deba ofrecerla y para quien tenga derecho a solicitarla. Una solución sería poner una jarra de agua sobre un mostrador, a la que se acceda de forma fácil y segura", remarcó el diputado.

Desde 2009, la provincia de Buenos Aires tiene una ley por la cual los locales donde se vende alcohol, boliches bailables, discos, restaurantes, bingos, salas de juego y bares deben “contar con la provisión gratuita y suficiente de agua potable”
Desde 2009, la provincia de Buenos Aires tiene una ley por la cual los locales donde se vende alcohol, boliches bailables, discos, restaurantes, bingos, salas de juego y bares deben “contar con la provisión gratuita y suficiente de agua potable”

La idea de esta iniciativa no es sancionar o multar, sino crear conciencia y dar una posible solución a una situación concreta, que es que los ciudadanos pasan muchas horas fuera de sus casas sin acceso a fuentes de agua segura.

Pero en el caso de aquellos comercios que requieren habilitación para el despacho de comidas y bebidas, "se mantiene la multa que ya existía sobre las obligaciones del servicio de mesa, tal como ordena la ley 4.407 que hoy está vigente en todo el ámbito de la ciudad de Buenos Aires", explicó. De acuerdo al valor actual de las Unidades Fijas esa multa entre los $1.750 y los $8.750 (100 a 500 Unidades Fijas).

Desde Defensa al Consumidor porteño indicaron que en CABA los restaurantes que cobran servicio de mesa o cubierto tienen la obligación de ofrecer una copa de agua de 250 cm cúbicos a sus clientes, pan tradicional o dietético, una panera apta para celíacos o libre de gluten, y sal libre de sodio como opción a la sal tradicional. Lo mismo ocurre en Rosario y Córdoba.

¿Qué sucede en la provincia de Buenos Aires?

Desde 2009, la provincia de Buenos Aires tiene una ley por la cual los locales donde se vende alcohol, boliches bailables, discos, restaurantes, bingos, salas de juego y bares deben "contar con la provisión gratuita y suficiente de agua potable en los lugares adecuados".

En CABA los restaurantes que cobran servicio de mesa o cubierto tienen la obligación de ofrecer una copa de agua de 250 cm cúbicos a sus clientes, pan tradicional o dietético, una panera apta para celíacos o libre de gluten, y sal libre de sodio como opción a la sal tradicional
En CABA los restaurantes que cobran servicio de mesa o cubierto tienen la obligación de ofrecer una copa de agua de 250 cm cúbicos a sus clientes, pan tradicional o dietético, una panera apta para celíacos o libre de gluten, y sal libre de sodio como opción a la sal tradicional

Pero desde la Defensoría del Pueblo bonaerense le admitieron a Infobae que, a diferencia de lo que ocurre en Capital Federal, el servicio nunca fue reglamentado por lo que la obligatoriedad de brindar una jarra de agua potable gratuita al consumidor pocas veces se cumple o depende exclusivamente de la amabilidad del local.

Esa prestación solo se ofrecía cuando se cobraba el "servicio mesa", que incluye panera, croissants y el recipiente con queso crema o similar. Pero, un reciente fallo  de la Justicia de La Plata determinó que es ilegal cobrar servicio de mesa en los restaurantes. Así que todo quedó en un "limbo".

Fue por eso que el diputado bonaerense Guillermo Bardón, de Cambiemos, presentó un proyecto de ley para que los restaurantes, cafés, bares, pizzerías, parrillas, locales de comidas rápidas y de comidas en estaciones de servicio pongan a disposición de todos sus clientes agua potable para el consumo personal de forma gratuita y sin que medie solicitud alguna. 

Y aclaró a este medio: "La ley de 2009 surgió, fundamentalmente, como respuesta a lo que ocurría en locales bailables que inhabilitaban las canillas de los baños para que los clientes consumieran bebidas pagas. El objetivo de este proyecto es que todos los locales en los que hay algún tipo de consumo estén obligados a suministrar agua potable sin costo, aún sin que el cliente lo solicite".

SEGUÍ LEYENDO