Según datos informados por la secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires, casi cuatro de cada 100 conductores a los que se les practicó el control de alcoholemia o estupefacientes en la previa de los festejos de San Patricio dieron positivo para alguna de estas sustancias.

El cuerpo de agentes de tránsito de la Ciudad realizó solamente durante la noche del sábado 1.148 controles de alcoholemia en 35 lugares, de los cuales 42 resultaron en infracción, es decir, el 3,7 por ciento.

Durante todo el año las inspecciones se realizan de lunes a jueves en 18 puestos rotativos. Los fines de semana y feriados los puntos de control ascienden 25 y para este sábado se sumaron 10 puestos exclusivos adicionales.

Gobierno de la Ciudad
Gobierno de la Ciudad

"Nuestro objetivo es mejorar la seguridad vial en las calles para que todos nos podamos mover más seguros y para lograrlo es fundamental la concientización y el compromiso de cada uno de los vecinos", aseguró Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

Durante los primeros dos meses del año 2019 ya se realizaron 31.802 controles de los cuales: 662 casos de alcoholemia fueron positivos (2%), con dosaje promedio de 0.87 g/l de alcohol; en tanto que se registraron 43 casos positivos de estupefacientes.

En tanto, entre enero y diciembre de 2018 se realizaron un total de 202.220 controles, de los cuales 3.885 resultaron positivos, es decir, el 1.9% de los casos. De ellos, el 86,4% fueron hombres y el 13,6% mujeres con un dosaje promedio de 0,86 g/l de alcohol.

De acuerdo a la legislación vigente al igual que a nivel nacional, el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad establece como límite máximo tolerado de alcohol en sangre, 0.5 gr/l para vehículos particulares -es el límite tolerado más habitual en el mundo-, 0.2 gr/l en conductores de motovehículos, 0.5 gr/l en acompañantes y 0.0 gr/l en conductores profesionales (taxis, colectivos,camiones) y principiantes.

En los casos donde el control de alcoholemia arroje un resultado mayor al permitido se labra una contravención, se retiene la licencia del conductor (se otorga una licencia provisoria por 3 días corridos; antes eran 40 días, se cambió con las últimas modificaciones del Código de Tránsito y Transporte) y se remite el vehículo.

Además se imprimen dos tickets con el resultado del test realizado y se procede al labrado de actas e informes, se remite el vehículo a la Playa de Acarreo correspondiente; previa realización de la Constancia de Remisión del vehículo detallando el estado general del mismo (no se cobra el acarreo), se le informa al presunto contraventor que deberá presentarse en la Fiscalía dentro de los 5 días hábiles de labrada el acta Contravencional para regularizar su situación, se comunica a operadores la medida adoptada quienes, a su vez, la informan a la Fiscalía y no se puede ceder el volante en caso de ir con un acompañante.

En cuanto a las infracciones con alcoholemia positiva (contravención): a partir de la última modificación del Código Contravencional desde el 1 de noviembre de 2018 quienes conducen superando los límites permitidos de alcohol en sangre serán sancionados desde $3.210 (150 UF) a $21.400 (1.000 UF).

Para los casos en donde se niegan a someterse a control: el conductor de un vehículo que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de $6.420 (300 UF) con agravante transporte público $12.840 (600 UF).

Y para la contribución a conducción peligrosa: el acompañante en un moto vehículo que supere los límites permitidos de alcohol en sangre, será sancionado/a con multa de $2.140 (100 UF).

Seguí Leyendo: