Sin piquetes, sin embotellamientos en hora pico y sin caos de tránsito a raíz de accidentes. La nueva alternativa de traslado que tienen los residentes de San Isidro para llegar a Puerto Madero dista mucho del transporte público tradicional y brinda la posibilidad de viajar mirando el río en unas cómodas butacas con Wi-Fi, aire acondicionado y sanitarios. Se trata de un nuevo servicio de lanchas de pasajeros que conectan la zona norte del Conurbano con el centro porteño en apenas una hora.

El viaje inaugural partirá este viernes a las 7:40 desde el muelle público que construyó el Municipio de San Isidro, en Roque Sáenz Peña y el Río de la Plata, y regresará desde Capital Federal a las 18:30. Habrá una sola parada, tanto de ida como de vuelta, en el Puerto de Olivos. Está previsto que sea a las 8 en el trayecto de ida, para llegar a Puerto Madero 8:40, y a las 19:10 en el de vuelta, para arribar a San Isidro 19:30.

Aquellos que deseen viajar en estas lanchas deberán dejar su auto, moto o bicicleta sobre Roque Sáenz Peña y cruzar un puente peatonal para acceder al desembarcadero flotante donde los esperará la embarcación. Eso sí, hay que tener en cuenta que los servicios de colectivos aún no llegarán hasta el lugar sino que paran a unas cuatro cuadras de allí. Pero la intención es que en un futuro se acerquen más al embarcadero.

Todo el acceso fue ideado para que pueda ser utilizado por personas con discapacidad motriz. Y en sus inmediaciones se construyó un estacionamiento con capacidad para 54 vehículos al aire libre, se renovó la iluminación y se forestó con especies autóctonas.

El servicio de lanchas unirá San Isidro y Puerto Madero en una hora (IStock)
El servicio de lanchas unirá San Isidro y Puerto Madero en una hora (IStock)

Meses atrás el Municipio renovó el acceso al río por Roque Sáenz Peña, una obra que incluyó nuevo asfalto, boulevard central, sumideros, dársenas de estacionamiento, iluminación y forestación.

La empresa encargada de brindar ese servicio de charter fluvial es Sturla Viajes, que ya ofrece traslados desde Olivos, Nordelta, San Fernando y la estación fluvial de Tigre.

Desde su página web se pueden chequear las tarifas y conocer las promociones para pasajeros frecuentes. Cada tramo cuesta $200 si el ticket se compra a bordo o en mostrador, pero si el usuario está registrado en Sturla solo paga $126. Para acceder a este beneficio debe anotarse y cargar en su cuenta un mínimo de $700 en efectivo o $1.200 con tarjeta.

El pasaje ida y vuelta en el día, en tanto, tiene un valor de $230 para pasajeros registrados pero sin devolución. Y el abono mensual de 44 viajes se comercializa a $3.900, por lo que boleto se reduce a $89 por tramo. A partir de los 3 años, el pasajero abona el boleto entero.

Consultados por Infobae, desde la empresa explicaron que el servicio de lanchas es más económico que el de charters: "Mientras que el boleto en lancha -sin ningún tipo de descuento- cuesta $200, viajar a Capital en bus vale $240. Pero si el pasajero se registra en nuestra empresa y aprovecha los abonos mensuales, el ticket le queda a menos de la mitad".

El servicio se efectúa todos los días hábiles (lunes a viernes) si las condiciones climáticas lo permiten.

"Tenemos un 3% anual de suspensión de viajes debido a sudestadas, vientos de 35 km por hora o baja mar. En esos casos, le avisamos al pasajero por mail o grupo de Whatsapp, y ese dinero se le acredita automáticamente a la cuenta", precisaron a Infobae de Sturla Viajes, quienes además dijeron que no hay servicio los días feriados ni fines de de semana.

Sábados, domingos y feriados, en tanto, la lancha ofrecerá paseos turísticos por la costa de San Isidro, a partir las 13:30. Cada hora, según la demanda.

Seguí leyendo: