Varias decenas de personas que forman parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) de la ciudad de Buenos Aires realizó una protesta dentro del shopping Alto Palermo.

Los representantes de la agrupación que lidera Juan Grabois a nivel nacional irrumpieron en el centro comercial durante una hora y media aproximadamente, lo que obligó a algunos comerciantes a cerrar sus locales.

En diálogo con Infobae, la referente de la rama porteña de la CTEP, Laura Bitto, explicó que "ocupamos el shopping Alto Palermo presentando nuestro reclamo sobre la desigualdad social que se vive en la ciudad de Buenos Aires. Básicamente planteamos que hay necesidad de que se establezca la ley de Emergencia Alimentaria, de Emergencia Habitacional, Sanitaria y Educativa, y que se acabe con la desigualdad".

En esa línea, argumentó que fueron fueron al Alto Palermo "porque entendemos que la empresa IRSA (propietaria del centro comercial) tiene grandes negociados con el gobierno de la Ciudad, son parte de todo el proceso de especulación inmobiliaria de la ciudad, y entendemos que los más ricos tienen que dejar de hacerse cada vez más ricos y los pobres más pobres y empezar a distribuir toda esa riqueza que la ciudad le deja a unos pocos en detrimento de las grandes mayorías".

"Esperamos que IRSA pueda interceder ante el gobierno de la ciudad de Buenos Aires porque nos han ofrecido un 10% de aumento a los trabajadores de la economía popular y eso es insuficiente, es un papelón que nos ofrezcan 10%", concluyó Bitto.

Infobae se comunicó con representantes de IRSA para que brinden su versión de los hechos pero no obtuvo respuesta.