Cada vez es más complicado estacionar
Cada vez es más complicado estacionar

La crisis económica que golpea de lleno el bolsillo, 1.6 millones de autos circulando diariamente, más zonas restringidas al tránsito y la anunciada ampliación de la red de parquímetros son ingredientes de un cóctel que deja como resultado un problema para miles de porteños: estacionar en la Ciudad de Buenos Aires es una tortuosa odisea. 

El calvario de dar vueltas y vueltas por las calles para encontrarle un lugar al auto es la ley que impera en los barrios y lo único que queda claro es que se trata de un problema que llegó para quedarse, aunque no es exclusivo de los automovilistas de la Capital Federal.

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta anunció hace unos meses el plan de estacionamiento ordenado que consiste básicamente en un incremento en la cantidad de tickeadoras en ciertas calles y avenidas, que promete con reducir las zonas libres para ubicar el auto. La iniciativa incluye cinco áreas (controladas por igual número de empresas privadas) y ampliará de 4.000 a 84.000 la cantidad de espacios por los que se deberá pagar. Las nuevas unidades serán más modernas y habrá varias modalidades de pago.

La idea era que entrara en vigencia durante este semestre pero las cosas no salieron como las tenían planificadas. La Justicia frenó en junio la instalación de unos 2000 parquímetros al considerar que la aprobación de ciertos artículos que extendían el pago del servicio a más barrios se realizó de manera irregular. Según confirmaron desde la Secretaría de Transporte porteña a Infobae, por el momento quedó suspendido aunque tienen previsto concretar el plan a comienzos del próximo año.

Esto supondría entonces que ahora la reducción de lugares anunciada no representa un problema pero hay otros factores que, sin embargo, afectan a los automovilistas que se mueven por la Ciudad. Uno de ellos es la crisis que enfrenta el sector de los garajes privados, uno de los principales receptores de vehículos de Buenos Aires. Eduardo Sánchez es titular de la Cámara de Garajes, Estacionamiento y Actividades y expuso a este medio el mal momento que atraviesan los propietarios de las cocheras.

Según dijo, en los últimos meses cayó la cantidad de personas que usan este servicio, lo que disparó el número de vehículos al costado de la veredas. "Muchos dejaron de guardar el auto en el garaje y ahora lo hacen 'dormir' en la calle. Otros siguen, pero usan menos el auto. Hay faltante de coches", denunció el representante, quien adjudicó esta problemática a la crisis económica generalizada. "Cuando no hay plata, la gente lo primero que hace es cortar con el garaje, después la obra social y por último el colegio de los chicos", ejemplificó. Es decir, que al no haber autos en el garaje, los lugares disponibles -tanto los que son gratuitos como aquellos en los que hay parquímetros- inevitablemente se reducen.

Sánchez, a su vez, remarcó una particularidad de su sector. A diferencia de otros rubros de la economía, los garajes mantuvieron los valores durante los últimos seis meses. Período en el que se aceleró la inflación. Hoy las cocheras oscilan entre los 40 y los 80 pesos la hora dependiendo el barrio y por mes sucedió algo similar. Aquellos que pueden pagar por dejar el auto en un garaje, desembolsan entre 2.200 y 3.200 aproximadamente, según el lugar donde stén.

Cada vez menos gente deja de usar el garaje (NA)
Cada vez menos gente deja de usar el garaje (NA)

"Son precios que se han mantenido desde hace medio año. No hemos podido tocarlos porque si no, la gente no viene más. Hoy un garaje en la Ciudad no debería costar menos de 5.000 pesos mensuales", sentenció. La situación del sector es claramente negativa de acuerdo con los datos de la Cámara. Ahora los empelados están pidiendo un 42% de aumento salarial y Sánchez sostiene que ese impacto "no se puede trasladar al valor que se le cobra a los clientes".

Hicieron presentaciones ante el gobierno de la Ciudad para buscar una salida, porque además del desplome en la cantidad de usuarios, se suma la restricción para transitar en zonas en las que tradicionalmente hay muchos garajes, como por ejemplo el Microcentro. "No escuchan. Quieren una ciudad sin autos para menores de 35 años. Yo tengo 60 y uso el auto. Con todo este panorama, hay 1000 puestos de trabajo que corren riesgo", finalizó.

Esteban Sucari, de la consultora Ecocheras, explicó que otro de los motivos de que haya menos lugares para estacionar es el nuevo Código Urbanístico que se envió para ser tratado en la Legislatura porteña. Según dijo, citando un informe del Consejo Profesional de Ingeniería Civil (CPIC), se está desalentando a los empresarios desarrolladores a construir cocheras en los nuevos edificios para evitar inundaciones.

Además, de acuerdo con el estudio, en los nuevos espacios públicos que se están construyendo o remodelando en la Ciudad, como plazas y veredas, "se tiende a una política de reducción sostenida de superficies para estacionamiento, sin un paralelo suficiente en el desarrollo del transporte público urbano". Esto en palabras de Sucari, hará que estacionar el auto "sea más caro y más difícil".

Cree también que eliminar las playas de estacionamiento no va a reducir la cantidad de autos circulantes, que es en última el principal objetivo del gobierno de Larreta desde hace años. De hecho, Sucari recordó que el parque automotor porteño viene creciendo de manera sostenida y que no se han realizado las inversiones suficientes para soportar el número de vehículos.

La Ciudad va a amplair las zonas con parquímetros (Gustavo Gavotti)
La Ciudad va a amplair las zonas con parquímetros (Gustavo Gavotti)

"Es verdad la necesidad de una Ciudad de Buenos Aires con menos autos pero esta no es la solución", señaló el directivo de la consultora, quien dijo que ante la poca oferta de cocheras que va a haber, invertir en una será una gran oportunidad ya que su costo se va a elevar. "Va a pasar a ser un bien preciado. Entre que va a haber menos lugares y pocas cocheras, va a ser muy rentable", agregó Sucari.

"Hace unos años, se calculó que para alojar, a todos y cada uno de los nuevos vehículos en garajes, cocheras privadas o en la calle, se necesitaría casi 6,5 millones de metros cuadrados adicionales de estacionamiento, un 5% de las manzanas de toda la Capital Federal. Al día de hoy, no sólo que nada cambió, sino por el contrario, nos encontramos con medidas que desalientan cada vez más la construcción", sentenció.

Un problema que invade otras latitudes

Para nadie es un secreto que el desarrollo de las grandes ciudades en Latinoamérica trajo consigo un sinfín de problemáticas. Una de ellas es la cantidad de vehículos que se mueven y que conlleva la problemática del estacionamiento. Infobae consultó con las municipalidades de Santiago de Chile, Montevideo (Uruguay) y Asunción (Paraguay) para saber cómo es el sistema de estacionamiento medido y garajes privados.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadísticas de Chile (INE), en la región metropolitana de Santiago circulan poco más de dos millones de vehículos. Al igual que en Buenos Aires, encontrar un lugar para el auto es una tarea compleja.

René Román, jefe del Departamento de Fiscalización de Tránsito de la Comuna de Santiago, dialogó con este medio y contó cómo funcionan los parquímetros. Una empresa privada -dijo- es la que gestiona las maquinas. "Se le da una concesión por un período de ocho años. Ya estamos por el quinto. Está en toda la ciudad y tienen la misma tarifa", informó. Cada máquina está conectada con un sistema en línea, operado por su propio personal.

El precio se cobra por tramos de 20 minutos. Cada uno vale 480 pesos chilenos, es decir 71 centavos de dólar. La hora entonces pasa a tener un precio de u$s2,12 durante todo el día. La única excepción es en el Barrio Universitario, donde hay que desembolsar 1,47 dólares (1.000 pesos) por las tres primeras horas. "Acá es más económico porque es un lugar de estudiantes", aclaró Román.

En cuanto a los garajes y cocheras privadas, el funcionario sostuvo que el Estado no interviene y que se cobra dependiendo el barrio. Según un relevamiento que hizo este medio, en la capital chilena los precios no difieren de manera marcada con los parquímetros. De hecho, en promedio, la hora en esos lugares es levemente superior. Los precios cada 60 minutos cuestan en promedio unos 2,65 dólares. Cada lugar, sea los shoppings, garajes, hospitales o clínicas, cobran en la modalidad que quieran: por minuto, por fracción de 20 minutos o la hora completa.

En Montevideo, la intendencia es la que administra las tickeadoras. Richard Díaz, vocero de la Unidad de Gestión de Estacionamiento, explicó en qué consiste el sistema. "Una empresa es la que vende el ticket y le cobra a la intendencia un porcentaje de la venta. Funcionan en el microcentro de la ciudad y no hay un límite de horario", detalló en diálogo con Infobae.

La media hora vale 19 pesos uruguayos y la hora completa cuesta 38, es decir 1,16 dólares por los 60 minutos de estadía. Después de las 18 horas no se cobra. Vale recordar que en Buenos Aires, los parquímetros funcionan de lunes a viernes de 8 a 20 y lo sábados de 8 a 13.

Existen dos modalidades básicas para comprar ticket de estacionamiento. A través de una red formada por empresas de cobranza o con las de telefonía celular, enviando un SMS pidiendo el tiempo que se va usar. Incluso se puede comprar con varias horas de anticipación. "Eso queda registrado en el sistema de la intendencia a través de agente de transito y si no lo pagó le avisa al usuario por el celular. Si está en infracción recibirá una multa pero no se lo lleva la grúa", aclaró.  Debido a la "saturación de vehículos, se está analizando ampliar las zonas de estacionamiento medido", añadió Díaz.

Sobre los garajes dijo que, al igual que en Chile, tampoco el Estado interviene y que se cobran dependiendo de la zona. El precio de la hora supera holgadamente a los parquímetros y puede llegar hasta los 3,66 dólares.

En Asunción, existe una particularidad respecto al resto de capitales. En la actualidad estacionar en esa ciudad en la calle es gratis. Desde el Departamento de Vialidad de la Municipalidad dijeron a Infobae que por un conflicto con la empresa Parxin (la concesionaria que administraba las máquinas), se decidió rescindir el contrato. Hasta junio, el valor de la hora se ubicaba en torno a los 3.500 guaraníes, es decir 59 centavos de dólar. "Está proyectada una nueva licitación", aclaró el funcionario consultado, quien informó que un garaje privado en la capital paraguaya puede llegar a cobrar hasta 10.000 guaraníes o 1,67 dólares.

Cómo es en otras ciudades de la Argentina

El estacionamiento tarifado también se aplica en el interior. En Rosario, por ejemplo, el cobro está concesionado por la empresa Tránsito Rosario SA que dividió la ciudad en tres zonas. La A, la B y la C. En las dos primeras se cobra $22,50 por hora con un mínimo de 4 pesos. En la restante, el precio es de 14,50 por los 60 minutos con un pago mínimo de 3 pesos. El 20% de la tarifa está destinada a subsidiar el transporte público y el tiempo máximo de estacionamiento es de tres horas. El que es inferior a 10 minutos, no tiene cargo.

Según explica la página oficial de la intendencia, existen en la ciudad 198 parquímetros ubicados en las zonas de estacionamiento medido y 146 puntos de venta de cospeles. Los parquímetros aceptan cospeles de $10 (color plateado) $20 (color dorado), y monedas de $2, $1, $0,50, $0,25 y $0,10. Se puede pagar también por celular y por internet, descargando una aplicación.

En La Plata es tarifado en la zona del centro,  que a su vez esta subdividido en áreas con horarios distintos. En algunas va de 7 a 20 de lunes a viernes y en otras de 7 a 14. Más cerca de la Plaza Moreno, es mayor el tiempo que se tarifa. De 7 a 14 la tarifa es de $15 (horario pico) y de 14 a 20 es de 11 pesos.

Las modalidades de pago son muy amplias. Se puede descargar una aplicación, mandar un SMS (manejado por una empresa privada), sistema de estacionamiento anticipado y hasta por el servicio de chat Telegram.

En la ciudad de Córdoba se le denomina Sistema de Estacionamiento Medido Movypark Córdoba. Con una aplicación en el celular se puede iniciar o finalizar el estacionamiento, consultar el saldo disponible, encontrar lugar para estacionar y conocer los puntos de venta autorizados cercanos. Funciona desde diciembre del año pasado y su manejo se le dio a la empresa UTE MovyPay y Plus Mobile Communications, por el término de 10 años.

La web de la empresa que gestiona el servicio señala que el costo de la hora es de 15 pesos. Desde la aplicación o por mensaje de texto, se puede comparar la primera media hora a $7,50 y luego se fracciona por minuto con un precio de 25 centavos. Si se realiza una carga puntual (comprando horas a una patente), el mínimo es una hora y desde allí podrá fraccionarse cada media hora.

El estacionamiento medido funciona en cuatro zonas de la ciudad. Técnicamente no son los tradicionales parquímetros. Para verificar si se está en un lugar medido hay que ver la cartelería vertical en la vía pública, ubicada en los comienzos de cada cuadra, junto a los boxes pintados de blanco sobre las calles habilitadas para estacionar. También se puede consultar el mapa de la aplicación, el cual indica en colores verde, rojo o amarillo (según la disponibilidad de espacios libres). El sistema rige de lunes a viernes de 7:00 a 21:00 y los días sábados de 07:00 a 14:00. Se puede pagar a través de la aplicación, por SMS o cargar saldo a la patente.

Seguí leyendo