Teresita Frías, periodista de InfoSalta
Teresita Frías, periodista de InfoSalta

El economista Javier Milei protagonizó el martes último un tenso episodio durante una charla que brindó en la sede del Colegio de Abogados de Metán, en la provincia de Salta, tras haber maltratado a una periodista que le hizo una pregunta y a quien trató de "burra" por desconocer la teoría keynesiana.

"La verdad que fue una situación muy hostil", dijo en diálogo telefónico a Infobae la periodista Teresita Frías, quien fue en representación de InfoSalta a cubrir el evento. "Yo no soy periodista económica, yo hago trabajo de terreno, estoy metida en las comunidades, hago temas de género, mi trabajo es ese. Me tocó cubrir pero no fui de improvisada", explicó.

"Como dijiste una burrada voy a desasnarte", le dijo Milei a Frías en el evento que el diputado nacional de Cambiemos Alfredo Olmedo organizó junto al economista para analizar las turbulencias que atraviesa la economía argentina.

Cuando terminó de exponer, la periodista le preguntó al expositor si podía explicar por qué el keynesianismo funcionó en los Estados Unidos desde el New Deal, pero no tuvo el mismo éxito en la Argentina. "¿Vos sabés entre qué años fue la Gran Depresión?", repreguntó irónico Milei. "Fue entre 1929 y 1933", dijo, y continuó: "¿Y sabés en qué año se publicó la mierda (sic) esa de la Teoría General? En 1936". A partir de ese momento comenzó a maltratarla tratándola de ignorante en varias oportunidades, haciéndole preguntas y enviándola a leer a John Maynard Keynes.

"Él es economista pero tiene un perfil de showman, es como un standupero, y me parece que a lo único que vino es a hacer lobby. Yo no lo fui a atacar, solamente le hice una pregunta", indicó. "También dijo que lo quise correr del lugar de expositor y no fue así. Yo no me fui a exponer".

Frías opinó que Javier Milei no supo ubicarse dentro del contexto en el que fue a dar la charla, a la que asistieron aproximadamente 40 personas, como puede verse en el video que se viralizó.

"Él se vino al Norte. Nosotros estamos acá en el sur de Salta, un lugar de 60 mil habitantes donde creo que él tendría que tener un poco mas de pedagogía porque vino a hablar a un lugar donde había gente trabajadora, le vino a hablar al peón de campo", disparó la periodista. "¿Y qué pasaba si no era yo la que hacía la pregunta? ¿Qué pasaba si la hacía un estudiante? En ningún lado decían que había que ir habiendo estudiado o siendo un experto en economía. La verdad, me sentí muy violentada, yo no me manejo así".

"Mi trabajo no era 'hacerle el caldo gordo' a Milei ni molestarlo. Fui a preguntarle. Si estaba mal mi pregunta, que es algo que puede pasar, creo que tendría que haber sido un poco más gentil y decoroso, más allá de que yo sé cuál es la puesta en escena de su personaje", sostuvo Frías. "Si él está acostumbrado a tratar así a la gente, allá él. Para mí lo primero es el respeto", señaló.

"Lo quieren minimizar pero es una falta de respeto", sostuvo. "Vos fijate que yo le contestaba de la mejor manera. Cuando él me pregunta sobre el mercado yo estaba en la disyuntiva de cómo responder", agregó.

Minutos antes que terminara la charla, el periodista Rodrigo García tomó la palabra y en lugar de hacer la pregunta le pidió a Milei que se retractara y pidiera disculpas. El economista lo trató de "impresentable" y le dijo que estaba haciendo "populismo barato". Inmediatamente la gente en el público se levantó y comenzó a irse.

"Después, cuando se desmadró todo, Olmedo salió y me dijo 'te pido mil disculpas, Milei a mí no me representa'", contó la periodista. "Acepto las disculpas pero salís a defenderlo y de repente me decís que no te representa. Eso es un doble discurso. Me apena muchísimo que naturalice la violencia así, y justo en una provincia con tanta violencia patriarcal y un índice tan alto de femicidios".

Frías insistió sobre las características del público que asistió a la charla y dijo que la mitad de los asistentes "eran de cultos evangélicos que trajo Olmedo" y la otra mitad "eran tanto de un sector adinerado de la zona como gente trabajadora".

"La mayoría de la gente se empezó a ir cuando arrancó con los improperios", manifestó. "Tengamos en cuenta la idiosincrasia del norteño: acá somos gente más tranquila, tenemos mucho respeto. Y de repente encontrarte con una persona que cree que tiene la verdad absoluta y no acepta otra postura sin que nadie lo cuestione, es inaceptable".

"Yo le pregunté para que me explique, no fui a rendir un examen. Después del primer grito quedé muy shockeada", manifestó. Y continuó: "Me aterra que él considere que yo lo violento por no saber y eso lo hace sentirse ofendido. Qué feo si este diputado nacional (Olmedo) que está seduciendo con una candidatura a gobernador tiene a un asesor económico como Milei que desembarca en el Norte con una actitud tan autoritaria".

"Tal vez ellos apuntaban a eso, a que venga gente a la que le pegás tres gritos y te crea que la lapicera es azul aunque sea negra porque no te queda otra", dijo. "Qué angustiante que se naturalice la violencia en un lugar con gente tan sumisa, que baja la cabeza y no hace preguntas. Así es parte de la sociedad norteña, es gente que se amedrenta ante esa actitud, y está bien, porque así son las idiosincrasias de cada provincia. Qué pena que no soportó que una típica norteña petisita le hiciera una pregunta", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO: