Durante la madrugada en el norte argentino muchas personas quedaron asombradas con lo que observaban en el cielo. Una estela que por momentos se dividía en dos cuerpos luminosos apareció por diversos puntos de las provincias norteñas, deslumbrando a todos los que pudieron verla.

Ante el fenómeno, los testigos registraron la escena con las cámaras de sus teléfonos celulares, compartiendo en las redes las imágenes tomadas. Sorprendidos y a la vez desorientados, se mostraron desconcertados sobre qué era esa ráfaga que duró 15 segundos. Entre las conjeturas se llegó a mencionar desde estrellas fugaces y meteoritos hasta ovnis.

Para disipar los interrogantes, dos institutos astronómicos informaron que los objetos en cuestión eran restos de un cohete chino cuya misión era impulsar un satélite y que, concluida su misión, terminó desintegrándose apenas cruzó la atmósfera.

Específicamente, corresponde al lanzador de satélites chino CZ-3 BR/B, que tiene un largo de 25 metros por 3,35 metros de diámetro, y que se había puesto en órbita desde el Centro Espacial Xichang el 10 diciembre de 2017.

Blas Servin, especialista del Centro Astronómico Bicentenario de Asunción, que pertenece a la Sociedad Interamericana de la Astronomía de la Cultura, señaló que el cohete "reingresó a la atmósfera cerca de las 2:30" y que se trataba de un impulsor para poner en órbita un satélite.

"Impactó por la intensidad de las piezas que se van quemando al rozar con la atmósfera y produce el recalentamiento. De esa manera, las piezas se encienden y generalmente se autodestruyen", explicó Servin, quien aseguró que el paso del cohete no implica riesgos.

Los restos que surcaron el cielo entre Paraguay, el sur de Brasil y el norte argentino. En Salta, fue captado por vecinos de distintas localidades, como Metán, El Galpón, El Quebrachal, Joaquín V. González y Río Piedras. Según comentaron los propios testigos, los objetos "se desplazaron lentamente y el avistaje duró varios segundos". El bólido espacial fue filmado también por espectadores de Santiago del Estero, Formosa y Chaco.

Servin agregó que se espera que entre fines de marzo y principio de abril otros restos de un cohete chino puedan volver a cruzar la atomósfera. Se trata de la estación espacial Tiangong-1, de 8,5 toneladas, que en base a su trayectoria podría caer en Argentina, tal como informó la Agencia Espacial Europea (ESA).

En el caso de esta estructura colosal, se señala como posibles puntos a Bariloche, Viedma, Neuquén o Bahía Blanca. Sin embargo, también se especula que algunos fragmentos del satélite podrían tomar otra dirección, ya que no se puede precisar con exactitud.

SEGUÍ LEYENDO: