Monumento a Colón: "La Corte tiene una oportunidad extraordinaria para sentar jurisprudencia"

“El Gobierno nos dijo que acatará lo que ésta resuelva; puede ser un leading case en materia de preservación del patrimonio cultural”, dicen los integrantes de “Colón en su lugar” tras una audiencia en Presidencia

La justicia todavía no dijo la última palabra sobre el destino del Monumento a Colón, hoy desguazado y depositado en un espigón de la Costanera Norte
La justicia todavía no dijo la última palabra sobre el destino del Monumento a Colón, hoy desguazado y depositado en un espigón de la Costanera Norte

El desmantelamiento del monumento a Colón, su desguace y traslado a la Costanera y su remplazo por la estatua de Juana Azurduy son etapas de una historia que todavía no tiene final. El Gobierno porteño planea una remodelación de la Plaza Colón, a fin de habilitar un "Paseo del Bajo", contiguo a la avenida Alicia Moreau de Justo. Pero ese proyecto no contempla la reconstrucción del monumento en su ubicación original, a pesar de los informes técnicos que aseguran que su emplazamiento en la Costanera causará daños graves al mármol de Carrara del que está hecho.

En este marco, una delegación del Comité "Colón en su lugar" fue recibida por funcionarios de la Secretaría General de la Presidencia, que escucharon su reclamo. 

Alejandro Marrocco, abogado de las entidades italianas –integradas por argentinos descendientes de inmigrantes de ese país- que presentaron el amparo en 2013 contra el traslado del monumento, y Mario Chiesa, coordinador de "Colón en su Lugar", respondieron las preguntas de Infobae sobre lo que se trató en esa reunión y el estado del expediente.

— ¿Con qué finalidad los convocó Presidencia?

— Desde principios de 2016 presentamos varias notas a Presidencia; pedimos audiencia y presentamos un informe sobre el daño que sufrirá el Monumento a Colón si se lo reconstruye en el Espigón "Puerto Argentino" en Costanera. Algunas notas estaban firmadas por varias entidades nacionales de descendientes de inmigrantes italianos y españoles, y otras por el Comité "Colón en su Lugar" que las agrupa junto con instituciones del arte, la historia y el patrimonio. Como resultado de eso, fuimos convocados desde la Secretaría General de la Presidencia para exponer algunos nuevos argumentos sobre la situación del monumento.

— ¿Quiénes asistieron? 

— Nos pidieron que fuéramos tres personas: asistimos nosotros dos y Ernesto Ordóñez, vicepresidente de FEDESPA (Federación de Sociedades Españolas en Argentina), y nos reunimos con tres integrantes del equipo de la Secretaría General de la Presidencia.

— ¿Qué pasó en la reunión?

— Subrayamos la importancia de este Monumento histórico, uno de los pocos donados por el Pueblo argentino en homenaje a la propia Nación, cuyo sentido se lo da el lugar de emplazamiento, donde lo ubicó el Congreso de 1907. Les presentamos también el informe técnico elaborado por el arquitecto Magadán ( ver ), especialista en conservación de monumentos, sobre el daño que sufrirá el mármol de Carrara por el ambiente agresivo del espigón "Puerto Argentino" de Costanera norte. Tampoco podemos confiar en que se mitigue ese impacto, pues es sabido que en nuestro país no se realiza mantenimiento de ningún tipo; de hecho, las quince estatuas y más de cien piezas que componen esta obra de arte han permanecido en el Espigón sin ningún tipo de cuidado durante estos dos años, y ya se encuentran en condiciones deplorables, con charcos de agua y barro en los bajorrelieves y en las concavidades de las estatuas…

LEA MÁS: La ubicación en Costanera Norte causará un daño irreversible al Monumento a Colón

— ¿Qué solicitaron ustedes?

— Pedimos que detengan inmediatamente los trabajos de reconstrucción del Monumento en ese lugar donde, por otra parte, estaba hasta hace poco el monumento a los Veteranos de Guerra de Malvinas empleados de la municipalidad de Buenos Aires: un muro semicircular con 140 placas recordatorias de los héroes de Malvinas. Ese monumento fue destruido para despejar el lugar. En su emplazamiento original, detrás de la Casa Rosada, donde estuvo durante cien años, el monumento no estuvo expuesto al ambiente contaminado del Río de la Plata.  Las autoridades no tienen ningún informe alternativo que indique cómo se podría conservar semejante conjunto escultórico en un lugar tan contraindicado…

Efectos de la Sudestada en el espigón de Costanera norte donde quieren instalar el monumento a Colón
Efectos de la Sudestada en el espigón de Costanera norte donde quieren instalar el monumento a Colón

— ¿En calidad de qué formulan ustedes este pedido?

— Como parte de la comunidad argentina de descendientes de inmigrantes y, como señalamos en varios escritos presentados, como ciudadanos dispuestos a colabora en la reconstrucción del monumento porque consideramos que es un símbolo histórico fundacional de la Argentina moderna y un Memorial de los millones que dejaron su patria de origen para nutrir la nuestra.

— ¿Qué les respondieron?

— Nos dijeron que transmitirían nuestras inquietudes y pedidos a sus superiores. Sin embargo, no quedó fijado ningún encuentro posterior. Tampoco dieron respuesta a nuestros interrogantes, por lo cual nos queda la sensación de haber sido atentamente escuchados… y nada más.

Inmigrantes europeos a su llegada al país. El Monumento a Colón fue donado por la colectividad italiana de la Argentina
Inmigrantes europeos a su llegada al país. El Monumento a Colón fue donado por la colectividad italiana de la Argentina

— ¿O sea que, pese a los informes sobre el daño que el ambiente le causaría al mármol, no se sabe si el Gobierno detendrá la instalación del monumento a Colón en la Costanera?

— Nos aclararon que la reunión era solamente para escuchar nuestras propuestas, pero que esto no iba a alterar la continuación de los trabajos de reconstrucción en Costanera. Es decir que el informe técnico de un especialista, conocido por ellos ya que el arquitecto Magadán tiene a su cargo la reparación y puesta en valor de la Pirámide de Mayo, no les agregó nada que no supieran. Ahora bien, nos dijeron que, dado que el expediente del juicio de amparo se encuentra en la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ellos están atentos a lo que ésta decida y acatarán su fallo. Su actitud no sería la de desconocer las leyes sobre el patrimonio cultural e histórico de la Nación, sino la de cumplir con el dictamen de la Justicia.

— La suerte del monumento está en manos de la Corte entonces…

— Sí, la Corte está estudiando en profundidad el caso. Ha solicitado todas las actuaciones y cuando sucede eso significa que en principio el Tribunal tiene interés en el caso. Hace ya casi un año que el expediente ingresó en la Corte, lo cual también indica que el caso está siendo analizado en detalle. Somos moderadamente optimistas en que el máximo tribunal abra la causa y falle a nuestro favor, ya que no existe razón jurídica alguna por la cual el Monumento no deba volver a su lugar originario. Es claro que la Corte tiene una oportunidad extraordinaria de sentar jurisprudencia en materia de preservación del patrimonio cultural. Puede ser un leading case.

— ¿Qué pasa con el rediseño de la Plaza Colón? ¿Creen que se aceptarán sugerencias y opiniones de los vecinos y entidades que asistieron a las audiencias públicas? 

— El Gobierno de la Ciudad ha encarado un proyecto ambicioso, según el cual quieren recuperar el antiguo Parque Colón de 1894: ocho manzanas entre la avenida Belgrano y Sarmiento, a lo largo del bajo, Paseo Colón y Alem. Esta remodelación sería parte del "Paseo del Bajo", una autopista que correrá unos 6 km en trinchera junto a la avenida Alicia Moreau de Justo. Pero el proyecto no recuperaría el significado histórico de la Plaza Colón, que es la barranca de la fundación de Buenos Aires y bajo la cual se encuentran los restos arqueológicos de la Aduana Taylor y su muelle, ni tampoco la Cripta del Monumento a Colón, que aún está en pie, debajo del sitio donde se apoya la estatua de Juana Azurduy. Tampoco tienen pensado retornar el Monumento a Colón a su sitio original. El Gobierno de la ciudad y la Legislatura porteña deberían preservar este sitio histórico, como lo establece la Ley Nacional n° 25.743 de "Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico" porque la Plaza Colón, además de haber sido nombrada 'Lugar Histórico Nacional', es un sitio arqueológico. Pero el Gobierno no consultó al Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, que es el órgano de aplicación de esa ley, antes de diseñar los cambios para la Plaza que fueron proyectado sin siquiera interiorizarse acerca de los requerimientos históricos y arqueológicos del sitio… En síntesis, Plaza Colón es un gran reservorio arqueológico y los restos de la Aduana Taylor son Monumento Histórico Nacional, según el decreto nº 1137 del 21/7/14. Por ley no deben ser alteradas.

Propuesta de remodelación del comité “Colón en su lugar”, que respeta el valor histórico y cultural del sitio
Propuesta de remodelación del comité “Colón en su lugar”, que respeta el valor histórico y cultural del sitio

— ¿Qué hicieron ustedes al respecto?

— El Comité "Colón en su Lugar" ha presentado una propuesta alternativa, según la cual se puede reubicar el helipuerto presidencial y al mismo tiempo reconstruir el Monumento a Colón en su sitio original –o en algún lugar inmediatamente aledaño, en línea con el eje histórico fundacional de la ciudad, según la recomendación de la Comisión Nacional de Monumentos-. Pedimos que se respete la memoria histórica de nuestra ciudad y de la Nación. La ciudadanía se ha expresado también, a través de cartas a los diarios, de ponencias ante los legisladores de las comisiones pertinentes, de firmas de la Petición en Change.org [N.de la R: ver video al pie de esta nota], de adhesiones en Facebook, de exposiciones en las Audiencias Públicas e incluso mediante el envío de cartas-documento a las autoridades. "Colón en su Lugar", con sus más de 100 asociaciones nacionales, también ha hecho presentaciones ante varios organismos públicos. Básicamente, reclamamos que se cumpla con la Constitución nacional y la Constitución porteña.

— ¿Sería muy complicado para las autoridades cumplir con esas leyes en materia de preservación del patrimonio? 

— El gobierno porteño ha dicho públicamente que espera que la Corte Suprema resuelva, y que acatarán su fallo. Pero al mismo tiempo no preservan el sitio histórico de Plaza Colón. Así las cosas, la percepción es que desde el partido gobernante no valoren el aporte que la preservación de nuestros sitios históricos puede hacer a la unidad. Sólo recuperando nuestros símbolos nacionales, podremos reconocer que somos hermanos con un pasado común, construido con el aporte de tantos inmigrantes que hicieron este país, y que nos dejaron este Monumento. Nosotros seguimos ofreciendo nuestra propuesta alternativa, que tiene en cuenta las necesidades planteadas por todas las partes, y seguimos sin comprender cuál es la razón por la cual no se acepta preservar la memoria histórica de nuestra Nación.

LEA MÁS: El proyecto para remodelar el Parque Coló

TE PUEDE INTERESAR