El nene encontrado
El nene encontrado

Un bebé de menos de un mes de vida que había sido abandonado en la calle y en plena época invernal fue salvado por "Orejón", un perro callejero de un barrio de Olivos, en el partido bonaerense de Vicente López.

A pesar de las bajas temperaturas que ya afectan a toda el área metropolitana, el menor fue dejado a la intemperie en la esquina de las calles Blas Parera y Carlos Villate, muy cerca de la Autopista Panamericana, en esa zona del norte del conurbano. "Tiraron al bebé en una bolsa", dijo una testigo que presenció el momento en que rescataron al bebé.

Por ese lugar, un hombre de 65 años paseaba a su mascota, cuando notó que Orejón comenzó a olfatear en forma insistente un bolso que se encontraba detrás de un transformador energético. En ese momento se acercó al bolso, lo movió suavemente con un palo y descubrió que en su interior se encontraba un bebé con vida.

Inmediatamente llamó al teléfono de emergencias 911 y efectivos del Comando de Patrullas de la Policía le dieron contención al pequeño, hasta la llegada de una ambulancia que lo derivó a un centro asistencial de la zona. El pequeño fue bautizado Mateo y desde el barrio ya comenzaron a juntar ropa y comida para poder ayudarlo.

Según se informó, se trata de un bebé de alrededor de 28 días que habría nacido prematuro y tiene dos kilos de peso; el pequeño quedó internado y está fuera de peligro. Por el momento, no había información sobre la identidad del menor o datos que permitieran dar con sus padres.

"El bebé estaba desnutrido, con un cuadro de hipotermia y anemia importante", dijo Martín Darway, secretario de Salud de Vicente López. El bebé está internado en la maternidad Santa Rosa. Por lo pronto, la policía analiza las cámaras de seguridad del barrio para determinar quién arrojó al menor.