Los que practicaron tenis fueron quienes presentaron mejores resultados (iStock)
Los que practicaron tenis fueron quienes presentaron mejores resultados (iStock)

Estar activo es bueno para la salud en muchos niveles. Llevar una vida de proclive al entrenamiento físico ayuda a mantener el corazón en forma, a controlar el peso corporal y a mejorar de los niveles de presión arterial y azúcar en la sangre.

El ejercicio también también está relacionado -sobre la base de décadas de estudio- con beneficios para el cerebro y un menor riesgo de algunos tipos de cáncer. Aún así, existen tipos de actividades que resultan más productivas para el bienestar general pensando a futuro.

A lo largo de los años se realizaron cientos de investigaciones tratando de dilucidar los réditos que brinda la actividad física. Una de las últimas fue el llamado Copenhagen City Heart Study, a cargo de un grupo de especialistas internacionales, que fue publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings.

Otro deporte de raqueta como el badminton también se asoció a una longevidad más prolongada (Getty)
Otro deporte de raqueta como el badminton también se asoció a una longevidad más prolongada (Getty)

En el análisis se siguieron los hábitos deportivos de 8.577 personas oriundas de la capital danesa en poco más de 25 años (período comprendido entre octubre de 1991 y marzo de 2017). El objetivo fue buscar vínculos entre distintas modalidades y la longevidad.

Para ello compararon las expectativas de vida entre quienes frecuentaban la práctica de algún tipo de deporte y quienes mantuvieron hábitos sedentarios. Los resultados posicionaron al tenis como al más productivo, ya que los que lo jugaron vivieron una media de 9,7 años más que los que no hacían deporte.

Cuando se trató de otras actividades, el mismo ítem varió de la siguiente manera: bádminton (común entre los daneses), 6.2 años; fútbol, ​​4.7 años; ciclismo, 3.7 años; natación, 3.4 años; trotar, 3.2 años y la calistenia (ejercicios utilizando como herramienta el peso corporal), 3.1 años.

El fútbol fue el tercero de los deportes vinculado a una mayor esperanza de vida (Getty)
El fútbol fue el tercero de los deportes vinculado a una mayor esperanza de vida (Getty)

"Varios deportes se asocian con mejoras marcadamente diferentes en la esperanza de vida", apuntan los investigadores en el estudio. Las asociaciones no variaron en relación a la educación de las involucrados, el nivel socioeconómico y la edad. "Debido a que este es un estudio observacional, sigue siendo incierto si esta relación es causal", agregan.

Y ponen el foco en una cuestión: "Curiosamente, los deportes de tiempo libre que intrínsecamente implican más interacción social se asociaron con la mejor longevidad, un hallazgo que merece una mayor investigación". A ello se refirió James O'Keefe, coautor del estudio y director de cardiología preventiva del Mid America Heart Institute.

O'Keefe comentó que se conoce por otras investigaciones que "el apoyo social proporciona mitigación del estrés", por lo que "al jugar e interactuar con otras personas, como en juegos que requieren un compañero o un equipo, probablemente tenga efectos psicológicos y fisiológicos únicos", amplificando los beneficios del ejercicio.

Aunque no fue objeto principal de estudio, la compañía resultó un parámetro que llamó la atención de los investigadores (iStock)
Aunque no fue objeto principal de estudio, la compañía resultó un parámetro que llamó la atención de los investigadores (iStock)

Las conclusiones de este nuevo trabajo coinciden con otro efectuado a gran escala por parte de la Universidad de Oxford y publicado en el British Journal of Sports Medicine, que abarcó datos de 80.306 mujeres y hombres, con un promedio de 52 años, correspondientes al lapso entre 1994 y 2008.

Aquel tomó como parámetro la realización de cualquier tipo de actividad física, sea desde tareas domésticas o clases de danza hasta la propia práctica de deportes. Durante el lapso del periodo investigado, 8.790 de ellos murieron, incluyendo a 1.909 por enfermedades cardiovasculares.

Y reveló que las personas que jugaron los deportes de raqueta -como el tenis, el squash, el bádminton o el padel- con mayor regularidad eran los menos propensos a morir. Este grupo redujo un 47% las causas por muerte general y un 56% en casos relacionados a problemas cardíacos.

SEGUÍ LEYENDO: