Los expertos en drogas de la OMS recomendaron retirar el cannabis de la Agenda IV de la Convención de Estupefacientes (iStock)
Los expertos en drogas de la OMS recomendaron retirar el cannabis de la Agenda IV de la Convención de Estupefacientes (iStock)

En una declaración histórica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció su recomendación a los gobiernos de eliminar el cannabis y la resina de cannabis de la Lista IV de la Convención Única sobre Estupefacientes.

Dicha lista contiene estupefacientes que se consideran particularmente peligrosos y sin ninguna importancia terapéutica. El cannabis y la resina de cannabis habían sido incluidos en ese apartado al momento de la adopción de la Convención Única, en 1961.

La recomendación de la OMS, que supone un paso muy relevante para el cannabis y especialmente para las investigaciones sobre su uso terapéutico, fue efectivizada a través de una carta de su director general, Tedros Adhanom, dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, y se someterá a votación durante el 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND) que se reunirá en Viena, Austria, en marzo.

Puntualmente, los expertos en drogas de la OMS (ECDD, por sus siglas en inglés) recomiendan ahora retirar el cannabis de la Agenda IV de la Convención de Estupefacientes y situarlo en uno menos restrictivo, la Agenda I.

El informe es el resultado de una reunión de la ECDD entre el 12 y el 16 de noviembre de 2018 y avala el "potencial terapéutico" de los preparados de cannabis para el tratamiento del dolor y otras afecciones médicas como la epilepsia y la espasticidad asociadas con la esclerosis múltiple.

El cannabis medicinal se utiliza como una opción terapéutica para distintas enfermedades (iStock)
El cannabis medicinal se utiliza como una opción terapéutica para distintas enfermedades (iStock)

Según las recomendaciones, el cannabis debe fiscalizarse a un nivel "que prevenga los daños causados por su consumo y, al mismo tiempo, no actúe como barrera para el acceso y la investigación (…) para su uso médico".

En su reunión de noviembre de 2017, el Comité de Expertos de la OMS en Farmacodependencia había concluido que "en estado puro, el cannabidiol no parece ser nocivo ni tener riesgo de abuso. Por consiguiente, como no es una sustancia objeto de fiscalización por sí misma, sino únicamente como componente de extractos del cannabis, la información actual no justifica un cambio de esta situación para incluir el cannabidiol entre las sustancias fiscalizadas".

SEGUÍ LEYENDO