La vacuna antigripal es una herramienta fundamental para la prevención de una enfermedad, a menudo subestimada, como la gripe. Esta afección viral es muy contagiosa y, más allá la convalecencia habitual con fiebre, dolor de cabeza, malestar general y algunas otras molestias, en algunos pacientes, puede provocar complicaciones e incluso la muerte.

La mayoría de las personas pueden tener en cuenta los efectos de la pandemia de 2009 pero, lo cierto es que "todos los años tenemos gripe y que todos los años tenemos fallecidos como consecuencia de esta enfermedad. Esto quiere decir que ni la gripe de todos los años es 'mejor' que la pandémica ni que la pandémica fue el problema", destacó a Infobae el doctor Daniel Stecher, médico infectólogo, jefe de la División de Infectología del Hospital de Clínicas "General José de San Martín" que depende de la Universidad de Buenos Aires.

De acuerdo a esta apreciación, en nuestro país hay un registro de enfermos con gripe todos los años que adquieren la enfermedad cuando el virus de la influenza comienza a circular a partir de los meses de marzo y abril. Por lo general, la mayoría de los afectados se recupera en un período de una a dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, existen grupos en los que la infección por el virus de influenza supone un riesgo de desarrollar complicaciones, como los mayores de 65 años y los niños de 6 a 24 meses. También son vulnerables las personas entre 2 y 64 años de edad, si se trata de mujeres embarazadas o puérperas hasta el egreso de la maternidad ​-que no hubieran sido vacunadas durante el embarazo- o si son pacientes que padecen algún tipo de enfermedad crónica agregada como afecciones cardíacas, respiratorioas o hinmunodepresión (HIV, pacientes oncológicos o trasplantados). Además, para los profesionales y trabajadores de la salud, esta vacuna es obligatoria, para no adquirir ni transmitir la infección por influenza.

(iStock)
(iStock)

"Todos estos grupos deberían recibir la vacuna antigripal a partir de marzo y lo antes posible durante el año para tratar de llegar al principio del invierno con la mayoría de ellos inmunizados", indicó el experto que también es miembro de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud de la Nación.

En países como Estados Unidos las autoridades sanitarias han dispuesto, desde 2010, que la vacunación antigripal sea universal. Esto quiere decir que todas las personas pueden recibirla a partir de los seis meses de vida. Se trata de una herramienta fundamental para la prevención de esta infección respiratoria. En el país, si bien no se ha extendido su indicación de la misma forma en el ámbito público, todo aquel que desee prevenir la gripe pero no pertenezca a uno de los grupos de riesgo, puede recibir la vacuna por el medio privado.

Otro grupo al que hay que prestarle mucha atención es el de las personas obesas. "Tienen riesgo de fallecer por gripe y esto ya ha sido demostrado en varios países por lo que resulta muy importante que reciban la vacuna. La gente no considera que el obeso está en riesgo de gripe pero de hecho lo está y debe vacunarse para proteger su salud", destacó Stecher.

(istock)
(istock)

¿Por qué presenta riesgo el embarazo?

Durante el embarazo, cuando la mujer adquiere la gripe, se triplica del riesgo de desarrollar complicaciones e incluso fallecer. De acuerdo al infectólogo "sabemos que las embarazadas constituyen un grupo de riesgo desde la época de la pandemia de 1918, pero recién tuvimos un gran impacto durante la pandemia de 2009".

Esto se debe a que durante la gestación, la futura mamá tiene una mayor dificultad respiratoria por el tamaño aumentado de su útero lo que hace que se afecte con mayor facilidad por la gripe y tenga más chance de tener neumonía, de tener que internarse e incluso de perder la vida a causa de las complicaciones. Por estas razones, Stecher destacó el valor de la inmunización contra el virus de la influenza en este es un grupo para el cual es mandatorio que reciba la inmunización.

Es importante que las mujeres se vacunen durante la época de gripe apenas sepan que están esperando un hijo. No importa en qué momento de la gestación se encuentren. Se pueden vacunar en cualquier trimestre del embarazo. "Esta es una vacuna fundamental para proteger tanto a la madre como al niño, que si bien recién se vacunará contra la gripe a los seis meses, podrá recibir protección de su madre si es que ella fue vacunada", agregó.

Las embarazadas, un grupo de riesgo (iStock)
Las embarazadas, un grupo de riesgo (iStock)

¿Cada cuánto vacunarse?

Todos los años es importante renovar la protección contra esta enfermedad viral. Los especialistas suelen recomendar recibir la vacuna cuanto antes, entre los meses de marzo y mayo, ya que la duración de la inmunidad conferida suele ser menor a un año.

La mayoría de los años, la vacuna cambia su composición en función de las cepas de virus de influenza circulantes. Sin embargo, cuando se repite la combinación, los pacientes suelen preguntarse por la necesidad de repetir o no la vacunación. En cualquier caso, de acuerdo a Stecher, aunque la composición se la misma "se tiene que volver vacunar porque esa protección la perdió para fin de año. Con lo cual, no importa si la inmunización es la misma o es distinta, hay que vacunarse todos los años".

Falsas creencias

Existen algunos mitos que se suelen asumir como verdades en relación a los efectos adversos que puede provocar la vacunación antigripal. Entre los más frecuentes, uno refiere al dolor luego de recibir la vacuna y el otro a aquellas personas que se "engripan" a consecuencia de haber recibido la inmunización. Sobre este punto el experto advirtió que "respecto a los efectos adversos, lo primero que hay que decir es que no existe medicación que no tenga efectos adversos. Ahora bien, los medicamentos que utilizamos – y las vacunas son medicamentos- tienen pocos eventos adversos y por eso recurrimos a ellos".

En relación a la vacuna antigripal, refirió que se trata de una inmunización muy segura y, aunque al igual que cualquier vacuna puede dar un poco de dolor en el sitio de aplicación, es muy raro que esto suceda. Respecto al mito de la gripe luego de inmunizarse, para señalar la falsedad de esta creencia recordó que "la vacuna no contiene el virus de la gripe sino un 'pedazo' del virus muerto –dicho así, como suena- que genera inmunidad pero jamás genera enfermedad".

(iStock)
(iStock)

"Suele pasar que, como la vacuna antigripal se aplica en una época del año en la que ya hay circulación de otros virus, el paciente puede estar incubando otra enfermedad viral – que no es gripe- y la aparición de los síntomas le coincide con el momento de la aplicación. Por este motivo, suelen atribuir este cuadro a la vacunación pero, en realidad, es una coincidencia", agregó.

A modo de reflexión final, el doctor Stecher destacó la importancia de comunicar mensajes claros a la comunidad para disipar sus temores frente a la vacuna antigripal. "La gente tiene que entender también que esta es una vacuna diseñada para disminuir las complicaciones y la mortalidad en aquellos que la van a tener. Quiero recalcar que en Argentina todos los años tenemos fallecidos por gripe y, cuando vamos a mirar los datos y analizamos esos casos, descubrimos que se trata, en su mayoría, de personas que tenían indicación de vacunarse y no la recibieron", finalizó.

LEA MÁS