El presidente Javier Milei se reúne en Ushuaia con Laura Richardson, jefa del Comando Sur

El mandatario argentino arribó hace instante tras una inesperada escala en Río Gallegos por las condiciones climáticas que hicieron que el avión gastó más combustible de lo previsto. El jefe de Estado sumó a su agenda un encuentro con la general del ejército estadounidense, quien ya se había reunido con el jefe de gabinete, Nicolás Posse y otros funcionarios locales

Guardar

Nuevo

La llegada de Javier Milei a Ushuaia

El presidente Javier Milei se reunirá esta noche con la general del ejército estadounidense Laura Richardson, comandante del Comando Sur (SOUTHCOM) en Ushuaia, tras llegar minutos después de las 23 en un vuelo oficial a la capital de Tierra del Fuego. El viaje se demoró más de la cuenta producto del viento de frente que hubo cuando la aeronave se dirigía para el sur del país y tuvieron que hacer un aterrizaje en Río Gallegos para recargar combustible.

Una vez que pisaron suelo fueguino, a los integrantes de la delegación los estaban esperando en el aeropuerto y se subieron a los autos para ir a la base, donde se llevará a cabo la reunión de la comitiva. En representación del gobierno nacional, están el propio Javier Milei, su hermana Karina Milei, el ministro del Interior, Guillermo Francos, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Defensa, Luis Petri.

El presidente junto a Laura Richardson
El presidente junto a Laura Richardson

En tanto, acompañan a la general, la comitiva que integra el embajador estadounidense, Marc Stanley. Una vez que termine la reunión habrá una declaración pública de la jefa del Comando Sur con el presidente. No habrá preguntas. Terminada la reunión vuelven a Buenos Aires.

El escenario del encuentro del Presidente con la general Richardson no es una casualidad: Xi Jinping empuja la construcción de un puerto en Tierra del Fuego que le permitiría a Beijing monitorear el paso bioceánico y poner un enclave Propio en las puertas de la Antártida.

En su última presentación en el Capitolio, la jefa del Comando Sur ya alertó sobre las intenciones de China en la provincia más austral del país.

infobae

“La República Popular China está realizando un juego de largo alcance con el desarrollo de sus sitios de doble uso y facilidades a lo largo de la región. El mensaje que baja es que sus inversiones son pacíficas, pero, de hecho, muchas tienen diferentes funciones a futuro con múltiples accesos a pasos navales estratégicos. Estas inversiones incluyen infraestructuras críticas/vitales, tales como puertos en aguas profundas e instalaciones cibernéticas o espaciales. En Panamá, las SOEs, empresas controladas por la República Popular China, pero de pertenencia estatal, continúan pujando por proyectos relacionados al canal de Panamá, un paso de control estratégico global”, precisó Richardson.

“Mientras tanto, en Argentina, otra SOE está intentando asegurarse los derechos para construir instalaciones marítimas de uso dual, las cuales apoyarían la proyección de sostenimiento y poder en las cercanías al estrecho de Magallanes, pasaje de Drake y Antártica. Esto podría mejorar dramáticamente la capacidad/habilidad de acceso de China a la región antártica y a su actividad pesquera e impactar en la estrategia de movilidad estadounidense en un área reservada para la paz y la ciencia “, sostuvo la jefa del Comando Sur en Washington.

Durante su encuentro con el secretario de Estado, Antony Blinken, Milei ratificó su decisión de evitar que China consolide sus posiciones en Argentina. Y en el mismo sentido se expresó el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, durante sus reuniones con él director de la CIA, William Burns, y la general Richardson.

Además de explicitar su alianza estratégica con Estados Unidos, el viaje de Milei al Sur tiene una clave vinculada a la soberanía de la Argentina en las Islas Malvinas. El Presidente rechaza la ocupación de las Islas ejercida por el Reino Unido, y durante su visita a Ushuaia ratificará la soberanía argentina sobre las Malvinas y áreas circundantes.

Marc Stanley, Diana Mondino, Laura Richardson,  Nicolás Posse y Luis Petri sonríen para la foto en Casa Rosada
Marc Stanley, Diana Mondino, Laura Richardson, Nicolás Posse y Luis Petri sonríen para la foto en Casa Rosada

El Presidente comparte con Joseph Biden su preocupación por el avance regional de China. Y en este contexto no sólo rechaza la instalación del puerto en Tierra del Fuego, sino que también está preocupado por las operaciones secretas que ejecuta el ejército de Xi Jinping en la base espacial en Neuquén, su interés de participar en la administración de la Hidrovía y la presión que ejerce el líder del régimen para acceder a mayor cantidades de Litio y de los denominados “Minerales Raros”.

AGENDA INTENSA

La generala Richardson llegó al país hace ayer y estuvo durante una hora y 15 minutos en la Casa Rosada, donde conversó con el jefe del Gabinete nacional, Nicolás Posse, con el ministro de Defensa, Luis Petri, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Xavier Isaac y con los titulares de las tres fuerzas.

Richardson, con una nutrida comitiva, arribó a las 14.29 a la explanada de la Casa de Gobierno rodeada de grandes medidas de seguridad. Desde unos diez minutos antes ya la estaban esperando el embajador estadounidense en Argentina, Marc Stanley, y personal de Casa Militar. Luego se trasladaron a uno de los salones ubicados en el primer piso, el Eva Perón, donde se llevó a cabo el encuentro.

Llegada de Marc Stanley, Laura Richardson y Luis Petri a Casa Rosada
Guardar

Nuevo

Últimas Noticias