Dos espacios se lanzaron a competir por el electorado de derecha: quiénes los integran y cuál será su estrategia

Miguel Ángel Pichetto relanzó la corriente Peronismo Republicano, mientras que varios referentes identificados con el liberalismo anunciaron la creación del Frente Vamos

Miguel Ángel Pichetto relanzó la corriente Peronismo Republicano (Nicolas Stulberg)
Miguel Ángel Pichetto relanzó la corriente Peronismo Republicano (Nicolas Stulberg)

Acaso por una rara casualidad el mismo día de esta semana, el jueves 11, dos nuevos espacios políticos resurgieron y parecen buscar un lugar propio dentro de la centroderecha argentina. El ex candidato a vicepresidente con Mauricio Macri en 2019, Miguel Ángel Pichetto, relanzó la corriente Peronismo Republicano, que pretende discutir poder dentro de la alianza opositora Juntos por el Cambio, con un acto en San Miguel. Al mismo tiempo empezó a tomar forma en una casona del barrio porteño de Belgrano otra fuerza integrada por varios referentes identificados con el liberalismo como Ricardo López Murphy, José Luis Espert, Javier Milei y el veterano caudillo correntino José Antonio Romero Feris, quienes acordaron la conformación del Frente Vamos. ¿Asoma una nueva derecha argentina?

Todos tienen en la mira el escenario que plantean las elecciones legislativas de este año. Hacia allí apuntan con mayor o menor poder. Pichetto dejó claro que en su caso la pelea la dirimirá dentro de Juntos por el Cambio. “Vamos a engrosar el peronismo republicano y a consolidar la coalición opositora para volver a ganar en 2021 y en 2023″, sentenció con mucha convicción el ex senador rionegrino, ante una nutrida platea de más de 1200 personas.

Allí sobresalió la presencia de un variopinto abanico de dirigentes donde estaban Joaquín De la Torre (ex intendente de San Miguel, otro de los oradores), las legisladoras bonaerenses Claudia Rucci y Catalina Buitrago, el senador salteño Juan Carlos Romero, el riojano Eduardo Menem, el misionero Ramón Puerta, Jesús Cariglino, Miguel Ángel Toma, Gilberto Alegre, Luis Acuña, Darío Kubar y Sandro Guzmán hasta los intendentes Jaime Méndez (San Miguel), Hernán Bertellys (Azul), Guillermo Britos (Chivilcoy) y Manuel Passaglia (San Nicolás), pasando por los sindicalistas Dante Camaño (gastronómicos) y Marcelo Peretta (farmacéuticos y bioquímicos), además del representante del PRO Hernán Lombardi y el diputado nacional por la UCR, Jorge Enriquez.

Obviamente con fuertes críticas a todo lo asociado al kirchnerismo allí se reivindicó la gestión presidencial de Carlos Menem por las reformas que sirvieron para “modernizar” el país y hubo discursos donde se recalcó la necesidad de recortar planes sociales, de fortalecer “un Estado que ayude a los que producen y trabajan”, de bajar “la carga impositiva de los empresarios porque son los que generan empleo” y de la necesidad de cambios en las normas laborales. Todos argumentos que se vienen escuchando hace tiempo desde ese arco político. Las discordancias internas que hay en el Peronismo Republicano son por el peso que tendrán en futuras listas de candidatos.

En el flamante Frente Vamos también convivirán pujas internas hasta definir rumbos y, especialmente, candidaturas, con dos caminos a explorar
En el flamante Frente Vamos también convivirán pujas internas hasta definir rumbos y, especialmente, candidaturas, con dos caminos a explorar

La otra coalición que tendrá presentación formal el martes 16 de marzo juntó también a “tropas” liberales, republicanas y conservadoras que aspiran a la pelea en las PASO, si es que este año se realizan debido a la pandemia. Se plantean ir como tercera opción, aunque el abrazo que se dio Javier Milei con la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en la Plaza de Mayo durante la marcha para protestar por el mal manejo gubernamental de la vacunación, preanuncia que puedan unirse a Juntos por el Cambio en cualquier momento si se trata de combatir electoralmente al “enemigo común”.

En el flamante Frente Vamos también convivirán pujas internas hasta definir rumbos y, especialmente, candidaturas, con dos caminos a explorar. Uno será el consenso, siempre tan difícil de alcanzar, y el otro la competencia en las primarias. Hay nombres fuertes como el de López Murphy que en dos oportunidades intentó ser presidente de la Nación con suerte dispar. El ex ministro de la Alianza con Fernando de la Rúa, terminó tercero en las presidenciales de 2003 con un significativo 18 % de los votos de la mano del partido que fundó, Recrear, y en 2007, alcanzó un magro 1,45% en la fórmula que compartió con el ahora senador por el PRO, Esteban Bullrich. Este último resultado lo llevó a renunciar a la titularidad de ese espacio un año más tarde.

Ahora López Murphy, que en un reportaje con Infobae calificó a la gestión de Mauricio Macri entre 2015 y 2019 como “un fracaso muy grande”, intenta recuperar protagonismo y lo hará luchando contra Espert o Milei, que son las nuevas “espadas” del republicanismo o del liberalismo más extremo. “Habrá que tener una gran discusión luego de estas elecciones (las de 2021) sobre cómo ofrecer una alternativa al régimen populista que nos gobierna. No es una discusión sobre una coalición que fue derrotada y fracasó en el ejercicio del poder”, sentenció en esa misma entrevista López Murphy dejando en claro sus disidencias con JxC.

El ex ministro de Economía no tiene miedo de que los partidos o coaliciones de centroderecha concurran a los comicios de medio término en distintas vertientes. “Un insumo decisivo va a ser saber cuánto medimos, cuánto tenemos y si lo que estamos diciendo es una expresión muy marginal o muy significativa de la sociedad argentina”, expresó. Tampoco teme a los límites que pueda tener la nueva alianza.

Espert compitió con escasa suerte en las elecciones de 2019, donde obtuvo apenas el 1,47% de los sufragios con el Frente Despertar. Aspira a ser diputado por la provincia de Buenos Aires, mientras que Milei, de alta exposición mediática, tendría intenciones de ir como cabeza de lanza en la lista para ser legislador por la Ciudad de Buenos Aires. Ambos mantienen una prédica virulenta contra el kirchnerismo que encuentra buena recepción en la militancia juvenil, que quedó conforme con los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri pero que aún reclama medidas más profundas.

En esta coalición que recién despega conviven una debilitada UCeDé (Unión de Centro Democrático), Roque Fernández (ex ministro de Economía de Menem), el Partido Demócrata, la militante evangelista Cintia Hotton con Valores para mi país y Pocho Romero Feris, que a sus 80 años, todavía da pelea desde su predicamento en la provincia de Corrientes. Milei y Espert, convergen en Avanza Libertad, mientras que López Murphy es el mentor de Republicanos Unidos.

El discurso, en general, tiene bastantes puntos de coincidencia con el del macrismo. Por eso en Juntos por el Cambio permanecen alertas porque saben que los nuevos competidores de centroderecha pueden restarle votos en octubre. Bullrich intentó sin éxito reclutar a López Murphy a sabiendas de que podía aportar su experiencia. Todos hacen números y especulan porque saben que aún falta mucho tiempo hasta las elecciones. Pero la nueva derecha viene asomando.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR