El Gobierno porteño cambiará el horario de cierre de bares y restaurantes pero no limitará la circulación

Los comercios deberán cerrar a la 1 de la madrugada. El transporte público seguirá siendo de uso exclusivo para trabajadores esenciales. Las novedades regirán desde las 0 horas del domingo

Una mujer camina con una bandeja en un restaurante equipado con domos para el aislamiento de sus clientes en la localidad de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
Una mujer camina con una bandeja en un restaurante equipado con domos para el aislamiento de sus clientes en la localidad de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que, ante el aumento sostenido de casos de coronavirus en territorio porteño, limitará el horario de locales comerciales, bares y restaurantes pero no restringirá la circulación de las personas. Además se reducirá de 20 a 10 la cantidad de personas permitidas en un encuentro social.

Los comercios y los locales gastronómicos deberán cerrar sus puertas a la 1 de la madrugada (hoy está permitido hasta las 3 am) con el objetivo de que no siga creciendo la cifra de nuevos casos diarios (ayer fueron cerca de 1.500 nuevos infectados, números similares a los del pico de contagios de hace un par de meses).

“La situación sanitaria cambió, hay un aumento exponencial de casos, pasamos de tener un promedio móvil diario de 350 casos diarios a tener un promedio de 942 casos en la ciudad de Buenos Aires, algunos días con más de 1.500 casos”, declaró el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli.

El vicejefe de Gobierno Diego Santilli fue el encargado de brindar detalles de las nuevas restricciones en la Ciudad
El vicejefe de Gobierno Diego Santilli fue el encargado de brindar detalles de las nuevas restricciones en la Ciudad

En esa línea, el funcionario explicó que “el Gobierno nacional habilitó a las jurisdicciones a tomar decisiones, nosotros vamos a tomar las siguientes medidas a partir del domingo a las 0 horas: no habrá restricción a la circulación en este momento epidemiológico de la pandemia, los locales comerciales y gastronómicos cerrarán de 1 de la mañana a 6 de la mañana, las reuniones sociales no podrán ser de más de 10 personas y vamos a reforzar los equipos del Gobierno de la Ciudad para salir a controlar 76 puntos donde hay concentración de gente”.

En ese sentido, la decisión del Gobierno porteño de no limitar o disminuir la circulación de personas durante la noche está relacionada con que el sector gastronómico es uno de los que más empleo generan y a su vez uno de los más golpeados por los meses de cuarentena de 2020.

Además, el transporte público seguirá siendo exclusivo para los trabajadores esenciales y para aquellos que ya estén habilitados.

En el Gobierno porteño destacaron que las decisiones se tomaron debido a que a comienzos de diciembre el promedio de nuevos casos diarios era de 350 mientras que en los últimos 15 días ese número trepó a 1.500, cifra similar a la que se registraba durante el pico de casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

“Cuando uno mira la tasa de ocupación de UTI, podría decir que no es alta, o que es una baja ocupación. Se está contagiando gente de menor riesgo, pero todos sabemos que cuando se contagian personas de menor riesgo, en otras partes del mundo vimos que contagian a personas de mayor riesgo y la ocupación de camas crece sustancialmente. Nos tenemos que cuidar, mantener el distanciamiento”, detalló Santilli.

Respecto a la educación, Santilli señaló que el objetivo del Gobierno porteño es que los alumnos de todos los niveles vuelvan a clases el 17 de febrero. “Para nosotros es una prioridad”, aseguró.

Consultado sobre los motivos del aumento de casos, Santilli respondió: “Hemos tenido un período particular en esta pandemia, las Fiestas, por eso nuestra autoridad sanitaria está viendo las distintas situaciones. Siento que la gente usa el tapaboca, el transporte público tiene su distancia, los comerciantes cumplen con los protocolos. Hay situaciones que corregir, por eso tomamos medidas para que la curva deje de crecer”.

Seguí leyendo:

Nuevas restricciones a la circulación: reunión clave entre Axel Kicillof y los intendentes de la Costa para definir cómo sigue la temporada