Detuvieron a Federico Elaskar, ex dueño de La Rosadita, por una denuncia de violencia de género

Fue arrestado este martes a la madrugada por la Prefectura en su domicilio de Puerto Madero. La denuncia la hizo su pareja actual. Interviene la justicia de la Ciudad.

Federico Elaskar (Télam)
Federico Elaskar (Télam)

Federico Elaskar, ex dueño de la financiera La Rosadita, fue detenido este martes a la madrugada en su domicilio de Puerto Madero acusado de haber golpeado a su actual pareja, a la que había conocido junto antes de comenzar la pandemia. El empresario fue trasladado a una dependencia policial acusado de lesiones leves en contexto de violencia de género, pudo saber Infobae de fuentes judiciales.

La causa quedó radicada ante el juzgado contravencional 27 y la Fiscalía 21, a cargo de Paulo Gaspani. Elaskar ya designó a una abogada particular, Raquel Pérez Iglesias.

El empresario fue detenido esta madrugada por la Prefectura en su departamento de Puerto Madero, en Juana Manso 1152, tras una denuncia de su actual pareja, identificada como C. M. (39), con quien estaba conviviendo. Luego fue trasladado a la comisaría 1D, confirmó a este medio una fuente policial.

Elaskar ya había tenido varias denuncias similares, de su actual pareja y de otras mujeres, pero ninguna terminó en una detención. Esta vez, está acusado de lesiones leves en contexto de violencia de género, previstos en los artículos 89 y 92 del Código Penal.

  162
162

Elaskar está siendo juzgado por la causa de “la ruta del dinero K”, pero hace varios meses que no participaba de las audiencias, ni siquiera de manera remota. El juicio oral entró en su etapa final: la semana próxima comenzarán las últimas palabras de los acusados y la sentencia se conocerá en febrero.

Cuando le tocó declarar ante el Tribunal Oral Federal 4, integrado por los jueces Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti, Elaskar ratificó que Daniel Pérez Gadín y César Gustavo Fernández lo amenazaron para que vendiera la financiera SGI, desde la cual se hicieron las operaciones de lavado de dinero. “Pérez Gadín me amenazaba, me apretaba, me sacó a patadas. Es un tipo malo, un pobre tipo”, sostuvo en esa declaración. Y contó que el contador de Lázaro Báez amenazó a su entonces novia, que luego perdió un embarazo.

Elaskar vendió la financiera en 2011 pero nunca le pagaron y que se fue del país. Volvió en 2013 con la intención de cobrar el dinero y se contactó con Luis Barrionuevo que a su vez lo puso en contacto con el periodista Jorge Lanata. Finalmente fue entrevistado en el programa “Periodismo para Todos” y reveló el escándalo.

En esa entrevista, Elaskar contó que había conocido a Leonardo Fariña en enero de 2011, y que durante el primer semestre de ese año había realizado transacciones por unos 50 millones de euros para Lázaro Báez. “Actuamos como intermediarios en la entrega de millones de dólares y euros a empresas extranjeras vinculadas a Lázaro Báez, Martin Báez y Leandro Báez”, dijo Elaskar, explicando que estos hombres “lograron crear entre 40 y 50 empresas offshore” en Belice y en otros paraísos fiscales.

Luego se desdijo en otro programa de televisión pero el caso ya estaba en manos de la justicia. En abril de 2013, el fiscal José María Campagnoli comenzó a investigar la presunta extorsión contra Elaskar, pero la causa terminó a cargo del juez Sebastián Casanello.

El juicio lleva más de dos años. En su alegato, el fiscal Abel Córdoba pidió una condena de 4 años y seis meses para el financista y de doce años para el empresario Lázaro Báez, entre otras personas.

En la próxima audiencia, prevista para el miércoles 30, la semana próxima comenzarán las últimas palabras de los acusados. Según el cronograma dispuesto por el TOF 4, ese día arrancarán Leonardo Fariña, Lázaro Báez, el abogado Jorge Chueco, Daniel Pérez Gadín, y los cuatro hijos de Báz, entre otros. Luego habrá otras dos audiencias, el 3 y el 10 de febrero, antes de conocer el veredicto.

Seguí leyendo