Jaime Durán Barba: “La causa del espionaje ilegal tiene una falla lógica; está armada para perjudicar a Macri”

El ex asesor presidencial defendió a Mauricio Macri de las acusaciones sobre una supuesta red de espías comandada desde Casa Rosada para seguirle el rastro a dirigentes oficialistas, opositores, jueces y periodistas, entre otros: "Nunca le oí a Mauricio hablar de esas cosas", sostuvo


Jaime Durán Barba, quien actualmente está viviendo en Quito, Ecuador, realizó una férrea defensa al gobierno de Mauricio Macri, acusado de supuesto espionaje ilegal hacia dirigentes que pertenecen a su espacio (Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Diego Santilli, Emilio Monzó, Nicolás Massot), la oposición (Cristina Kirchner, Graciela Camaño, entre otros), sindicalistas, jueces, periodistas y otras figuras.

“Es un disparate. Nunca le oí a Mauricio hablar de esas cosas. La cosa tiene una falta de lógica total. Le criticaron a Mauricio porque Arribas, que era muy amigo de él, era quien dirigía esta agencia Era evidente que si había una información que Arribas le quería pasar a Macri la habría pasado hace rato. Eran íntimos amigos. No necesitaba de agentes que se registraran en Casa Rosada para hablar con la señora que se encargaba de responder las cartas de la gente para que ella hable con el secretario Darío Nieto”, explicó el ex asesor presidencial.

Luego, al ser consultado sobre si la causa estaba armada para perjudicar al ex presidente, Durán Barba sentenció: “Sin ninguna duda. Hay una falla lógica. Si usted me dice que para hablar Cristina con Parrilli tiene que mandar a alguien a que se registre a un edificio para que hable con la secretaria del secretario y después le pase a Cristina un dato, es absurdo. No me importa de qué se trata pero es ridículo. Cristina puede levantar el teléfono y llamar a Parrilli. Y Macri podía hablar con Arribas cuando quería, eran gente muy cercana”.

El asesor ecuatoriano junto a Mauricio Macri años atrás
El asesor ecuatoriano junto a Mauricio Macri años atrás

Asimismo, el ecuatoriano aprovechó para elogiar a Darío Nieto, secretario privado de Mauricio Macri cuya casa fue allanada: “Un tipo muy decente, de muy buena onda. Sí me gustó una cosa. Me pareció interesante que cuando fueron a verle a Nieto que fue secretario privado de Macri durante tanto tiempo no hubo coches de marca, no hubo empresas, no hubo una vida fastuosa. Lo conozco y vive tan fastuosamente que cuando empezó a trabajar con nosotros hace años. Y eso me alegra”.

En este punto, pareció realizar una comparación con el kirchnerismo, aunque sin nombrarlos: “Pasa mucho eso con el entorno de Macri. Casi todos viven en el mismo sitio y con el mismo nivel económico que cuando arrancaron”.

La causa

Las últimas novedades apuntan a la liberación de más de veinte acusados que estaban detenidos luego de que se apartara de la investigación al juez Federico Villena, quien había ordenado los arrestos. Así, cuatro agentes de la AFI quedaron en libertad porque pasaron 48 horas de su arresto y no se les tomó declaración indagatoria. Al resto de los implicados se les concedió la prisión domiciliaria. Entre ellos está Susana Matinengo, quien tenía despacho en Casa Rosada durante el gobierno de Macri.

El juez Federico Villena, apartado de la causa (Adrián Escandar)
El juez Federico Villena, apartado de la causa (Adrián Escandar)

El único que quedó preso en el expediente es Alan Ruiz, el ex jefe de Operaciones Especiales y líder del chat de Whatsapp “Super Mario Bross”, que está preso hace dos semanas por las vigilancias que le hicieron a Cristina Kirchner en el Instituto Patria y en su casa durante un mes en 2018.

Ahora, los abogados de los acusados buscarán nulidades. Sostienen que debe caer todo lo que se hizo desde el 5 de junio, cuando se radicó la primera recusación. Sin embargo, la resolución firmada en la ciudad de La Plata, más allá de separar a Villena, no implica ningún cuestionamiento a la investigación de por sí. Tampoco a la prueba. “Que la hay y mucha”, resaltan en tribunales.


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos