Nicolás Trotta en TN

Mientras se aguarda el anuncio oficial de que la cuarentena se extenderá como mínimo hasta el 23 de abril, dependiendo de como avance la pandemia de coronavirus en la Argentina, es un hecho que el regreso a clases es aún más lejano. Sin embargo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que “este año no está perdido”.

“Hay una posición clara del gobierno y del Presidente que es priorizar el cuidado de la salud, no tenemos la certeza de cuándo se podrá volver a las escuelas”, expresó en diálogo con TN. El titular de la cartera educativa resaltó “el enorme compromiso” de docentes, estudiantes y las familias que hacen posible que se mantenga el trabajo a distancia en el sector. En este contexto, agregó que “no es momento de definir cuándo volver, no es una decisión educativa sino epidemiológica. Estamos a la espera no solo de cómo se comporta la pandemia en la Argentina para que se tome la decisión de volver a las clases”.

Con respecto a cómo continuará el ciclo lectivo, Trotta garantizó que “el año no está perdido”. “Hay que analizar la trayectoria educativa de cada estudiante, son 14 años de educación obligatoria, desde la sala de cuatro hasta que se termina el secundario. Luego de evaluar el impacto del trabajo de los maestros a la distancia, en una Argentina desigual con respecto al acceso a la tecnología, tomaremos la decisión de cómo debe ser el calendario escolar, cómo intensificar los procesos de enseñanza y aprendizaje, y aquellos saberes que no logremos garantizar en este año los seguiremos trabajando en el 2021 poniendo el foco en aquellos estudiantes que están terminando un nivel, ya sea terminando el primario o el secundario que les permita proyectarse hacia el nivel posterior”, detalló.

escuelas cuarentena (Foto: Cuartoscuro)
escuelas cuarentena (Foto: Cuartoscuro)

Para garantizar el retorno físico a las escuelas, Nicolás Trotta explicó que “vamos a necesitar un respiro cuando logremos superar este momento tan difícil”. “Al momento de tomar una decisión vamos a tener que evaluar los aspectos educativos y el respiro que necesite la sociedad para poder lograr recomponer la sociedad luego de estos momentos”.

El ministro de Educación se refirió también a las cuotas de los colegios privados. En ese sentido, declaró que “no hay margen para el abuso, tiene que haber un esquema de solidaridad constante. El compromiso para que todas las familias que estén viviendo una situación de incertidumbre económica implica que estas instituciones difieran los pagos sin intereses hasta que puedan recomponer el ingreso y que esto no implique ningún conflicto", explicó y agregó que en el caso de familias “cuyos ingresos no se hayan visto afectados, les pedimos que paguen la cuota. Eso permite garantizar el salario a los docentes que están trabajando a la distancia y también para el compromiso de las instituciones educativas que desplieguen todas estas políticas para acompañar a las familias que hoy no pueden garantizar su ingreso. La solidaridad es una obligación de toda la sociedad argentina en estos momentos", enfatizó.

Consultado sobre la posibilidad de modificar el horario escolar, declaró que “el desafío que tenemos es que no haya aglutinamiento de personas, quizás tener en cuenta distintos horarios y ver cómo avanza la pandemia”, adelantó.

Seguí leyendo: