El Grupo Lima moderó sus reclamos hacia Venezuela y se acercó a la postura del gobierno argentino

En la reunión de cancilleres en Canadá hubo un pedido para restablecer el orden institucional por medio de elecciones libres y se denunció la violación a los derechos humanos. Como pedía Alberto Fernández, se evitaron menciones a eventuales sanciones o una injerencia directa en la política de Maduro

mdinatale@infobae.com
Los ministros de Asuntos Exteriores de Perú, Gustavo Meza-Cuadra, y de Canadá, Francois-Philippe Champagne, durante la apertura de la reunión ministerial del Grupo de Lima en Ottawa (Foto: EFE/ Julio César Rivas)
Los ministros de Asuntos Exteriores de Perú, Gustavo Meza-Cuadra, y de Canadá, Francois-Philippe Champagne, durante la apertura de la reunión ministerial del Grupo de Lima en Ottawa (Foto: EFE/ Julio César Rivas)

Los cancilleres del Grupo Lima se reunieron este jueves en Canadá para analizar la situación de Venezuela y en un comunicado firmado sólo por el canciller canadiense, François-Philippe Champagne, reclamó al régimen de Nicolás Maduro “elecciones presidenciales justas, libres y creíbles”, una postura que se acercó al planteo que viene haciendo la Argentina de buscar una salida dialogada de la crisis venezolana y evitar las sanciones o las presiones económicas contra Caracas.

Los miembros del Grupo de Lima se reunieron hoy en Gatineau, Quebec, para expresar la “unidad y el compromiso inquebrantable con el retorno de la democracia en Venezuela, basados en una estricta adhesión al Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos”.

Por el lado de la Argentina viajó el vicecanciller, Pablo Tettamanti, quien en su exposición coincidió en reclamar una solución al conflicto de Venezuela por medio del “estricto apego al Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos”.

En esa misma línea, el canciller Felipe Solá expresó en declaraciones radiales que “nosotros defendemos la salida democrática de Venezuela y que no hay salida sin negociación, y no hay negociación con bloqueos y acciones”.

A diferencia de otras reuniones de cancilleres o jefes de Estado, el comunicado del Grupo Lima en Canadá fue firmado sólo por el canciller Champagne y estuvo lejos de posturas beligerantes, menciones a eventuales sanciones y se evitó la palabra “dictadura” para referirse a Maduro como había sucedido en otros mensajes de este grupo de 13 países, de los que forma parte la Argentina, para buscar una solución a la crisis venezolana.

De esta manera, desde el gobierno argentino explicaron a Infobae que el comunicado del Grupo Lima se acercó a las posiciones más dialoguistas que tanto México como Argentina venían reclamando para el caso de Venezuela.

Esta posición menos dura y confrontativa no impidió a los cancilleres del Grupo Lima reiterar desde Canadá las denuncias de abusos de los derechos humanos, el aumento de la criminalidad y la destrucción del medio ambiente. “El sufrimiento humano ha alcanzado un nivel intolerable. Esto contribuye a la urgencia de una salida pacífica y democrática de esta crisis que se deteriora rápidamente”, destacó el comunicado final del canciller de Canadá.

Así, el Grupo Lima pidió que los propios venezolanos deben liderar el retorno a la democracia en Venezuela. “El pueblo venezolano debe tener voz para decidir su futuro. Si bien la Constitución venezolana prevé la celebración de elecciones parlamentarias en 2020, la democracia se restablecerá plenamente en Venezuela sólo mediante elecciones presidenciales libres, justas y creíbles. Este proceso debe incluir un Consejo Nacional Electoral independiente, un Tribunal Supremo imparcial, apoyo y observación internacionales, la plena libertad de prensa y la participación política de todos los venezolanos”, escribió el canciller canadiense.

Desde Buenos Aires, en el gobierno de Alberto Fernández hubo plena coincidencia y creen que la permanencia en ese grupo fue una decisión acertada. Ahora esperan que haya un mayor nivel de diálogo con el régimen de Maduro y con la oposición venezolana.

“Si bien son los venezolanos quienes decidirán en ultima instancia, la comunidad internacional tiene un papel crucial que desempeñar. Hoy, el Grupo de Lima hace un llamamiento a la comunidad internacional para que se una a nosotros en el apoyo a un futuro democrático para Venezuela. El mundo necesita unirse para detener la tragedia humana en Venezuela”, dice el comunicado del Grupo.

Seguí leyendo:

Con un fuerte recambio, el Gobierno designó la nueva cúpula de las Fuerzas Armadas

El Gobierno convocó a empresarios y sindicalistas para el primer ensayo del futuro Consejo Económico y Social

MAS NOTICIAS