Alberto Fernández firmo un DNU que impone doble indemnización ante despidos injustificados. Será por 180 días.
Alberto Fernández firmo un DNU que impone doble indemnización ante despidos injustificados. Será por 180 días.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por el presidente Alberto Fernández, que dispone la doble indemnización por 180 días en casos de “despidos sin justa causa” en el sector privado registrado, y “ante la necesidad de detener el agravamiento de la crisis laboral”, generó opiniones favorables en el mundo gremial.

Consultados por Infobae, dirigentes sindicales de peso, como por ejemplo el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, expresaron su beneplácito por la medida dispuesta a las 22 horas del viernes 13.

Para evitar desalentar la incorporación de empleados en las empresas, se aclaró que la medida no aplica a las contrataciones celebradas “con posterioridad a su entrada en vigencia”, tal como informó de manera exclusiva este portal.

“Estoy de acuerdo que ante el agravamiento de la situación de empleo y mientras se impulsen medidas para reactivar la economía se implemente el sistema de la doble indemnización, como un torniquete para frenar los despidos”, sostiene Palazzo, el primer dirigente gremial que opinó sobre la medida. “Toda vez que la economía se encamine y vuelva a generar trabajo no va a ser necesario, pero hoy es indispensable que se tomen medidas para evitar los despidos”, agregó.

El pope sindical se refiere a lo que se sostuvo desde el gobierno nacional al recordar que la tasa de desempleo subió hasta el 10,6% en el segundo trimestre de 2019; un uno por ciento más que en 2018, y en el caso de los jóvenes supera el 18% entre los varones y el 23% entre las mujeres.

Sergio Palazzo es uno de los tres hombres de consulta de Alberto Fernández en el mundo gremial
Sergio Palazzo es uno de los tres hombres de consulta de Alberto Fernández en el mundo gremial

Sin sorpresas, la opinión del empresariado sobre la medida es negativa. Por caso, Emmanuel Poletto, presidente de la Cámara de la Industria del Juguete, dijo a este medio: “Estamos shockeados. A priori, es una mala medida. Entendemos que por lo único que se justifica esto es porque vaya a haber planes para incentivar la toma de nuevos empleados”. Al respecto, Palazzo sostuvo en cambio que “esto no conspira para tomar trabajadores, sirve para poner un torniquete a la sangría de despidos que hubo estos últimos años y, si mejora la situación económica, en lugar de despedir deberían tomar más trabajadores”.

En mayo de 2016, el gobierno de Mauricio Macri vetó la reinstalación de la doble indemnización que planteaba la ley antidespidos votada por la oposición y que había sido impulsada por la CTA. Justamente Hugo Yasky le dijo a Infobae que celebra el nuevo DNU presidencial y explicó que “el objetivo es evitar que siga avanzando el deterioro del mercado laboral formal”.

Roberto Baradel, titular de SUTEBA, fue tajante ante la consulta de este medio: “Es muy importante la medida que tomó el presidente Fernández. Pondrá un freno a los despidos. Lo primero es parar la sangría. Alberto Fernández está cumpliendo lo que prometió en campaña; que todos los argentinos coman, y que no haya más despidos, hay que parar la caída del empleo, como dice Daniel Arroyo (nuevo ministro de Desarrollo Social). Estoy muy de acuerdo con ese concepto”.

El Secretario General de la CTA-Provincia de Buenos Aires, también le respondió a las entidades empresariales que salieron a advertir que el DNU del jefe de Estado puede parar las incorporaciones de empleados.

Lo que dicen los empresarios es absolutamente falaz. La doble indemnización no afecta a los nuevos empleos, eso lo deja bien en claro el DNU. No hay que permitir que instalen algo que no es cierto”, dijo el dirigente gremial a Infobae.

Desde SUTEBA y CTA celebraron la doble indemnización.
Desde SUTEBA y CTA celebraron la doble indemnización.

Carlos Bonjour, secretario general de UTEDyC, también se mostró a favor del DNU de Fernández: “Estamos muy a favor de esta medida que no tenía que ser anticipada porque si no algún empresario podía anticiparse a despidos antes que salga”, sostiene el dirigente gremial y precisa: “Hay muchos despidos, fábricas que cierran. La industria es la más castigada con los despidos. Sin embargo entre nuestros afiliados también hay despidos hormigas, es decir, de uno, dos o tres trabajadores por institución. Esto tiende a parar la sangría. Lo positivo es que es una medida dentro de un paquete que contendrá mejoras salariales en las asignaciones y jubilaciones que saldrán por ley para estimular el mercado interno y la producción. Ahora se viene la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Se van a modificar la política fiscal del gobierno anterior para beneficiar a los sectores menos favorecidos”, entendió el titular de la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles.

FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora estatal mira su teléfono con un cartel que dice
FOTO DE ARCHIVO: Una trabajadora estatal mira su teléfono con un cartel que dice "Quiero trabajar" frente al Ministerio de Trabajo, durante una protesta contra los despidos en Buenos Aires.

Quien también dialogó con Infobae sobre la medida fue Leonardo Nazarre, secretario general Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina.

“Estoy a favor de la medida bajo las condiciones que se determinaron. Principalmente porque es por 180 días, tiempo suficiente para tomar medidas que permitan generar más empleo. Además para las empresas que hoy producen en menor cuantía que antes, pero sin encontrarse en una crisis terminal, los seis meses es un plazo que no perjudicaría la situación de la empresa”, apunta el sindicalista quien también integra el partido PARTE, que fue fundado por el propio presidente de la Nación.

Nazarre también entiende que: “Claramente y en forma rápida hay que acompañar la medida con otras que permitan disminuir algún costo, ejemplo impositivos, para generar empleo. Otro dato destacable del DNU, es que la doble indemnización no aplica a los empleos generados con posterioridad del mismo, dando la posibilidad a las empresas de tomar personal que estarían excluidos el día de mañana de la doble indemnización si la empresa decide despedirlo”.

El titular de SUTCAPRA además celebró el aumento a la retenciones al sector agropecuario.

Desde la CGT aún no se expresaron públicamente.

Tampoco lo hizo el camionero Hugo Moyano que por estas horas decide si movilizará o no a su gremio ante la falta de respuesta del sector empresarial por el aumento paritario que reclama.

En noviembre pasado, Héctor Daer (Sanidad), uno de los dos secretarios generales de la CGT, ante las versiones de que Fernández, en caso de ser elegido presidente, volvería a imponer doble indemnización ante los despidos sin justificación, y el rechazo de la Unión Industrial Argentina (UIA), había opinado que en la mesa chica del entonces candidato presidencial no se estaba analizando el tema y que se estaba concentrando en “sumar empleos” en lugar de hablar de despidos.

“Tenemos que hablar de sumar empleos y no de despidos; los despidos se provocan por la caída de la actividad económica, que nos lleva a un círculo vicioso que cada vez se achica más. Si logramos ese punto de inflexión rápido y se detiene la caída de la economía, vamos a hablar de empleo y vamos a alejar seguramente los fantasmas”, le había dicho a Luis Novaresio en Radio La Red.

Sin embargo, a tres días de haber llegado a la Casa Rosada, todo cambió. O no tanto porque, según sostienen desde el círculo íntimo de Fernández, todos los esfuerzos están concentrados en reactivar la economía y generar empleos, como sostuvo Daer.

Seguí leyendo: