El candidato a presidente del Frente de Todos, Albero Fernández se refirió a la crisis política y social que se desencadenó en Chile el pasado viernes tras el aumento de la tarifa del subte. Con 11 muertos y 2.151 detenidos -hasta el momento- arremetió: "¿Qué hubiera dicho (Mauricio) Macri si pasaba en Venezuela?”.

“Chile es el país más desigual de América Latina”, declaró Fernández, quien analizó: “El aumento del subte fue la causa que hizo salir la bronca contenida de un montón de cosas”. El referente del Frente de Todos comparó con la ebullición social que se vive en Ecuador al sostener que “el ajuste es el denominador común, una política económica que castiga a los sectores más débiles”.

En diálogo con C5N preguntó: “¿Somos conscientes los argentinos lo que toleramos con Macri?, toleramos aumentos del 1.500% en tarifas eléctricas, de gas, de agua, habría que preguntarse muchas cosas, ¿cómo no hubo reacción?”. En ese sentido, Fernández recordó al ex ministro de Hacienda: “Tal vez (Nicolás) Dujovne tuvo un gesto de honestidad intelectual cuando dijo ‘es la primera veza que se hace un ajuste de esta naturaleza en democracia sin que la gente reaccione’”. “¿Qué nos pasó para haber tolerado tanto?”, volvió a cuestionar.

Rápidamente el candidato opositor sostuvo que “gracias a Dios no han habido reacciones de esta naturaleza”, en Argentina, pero arremetió contra el presidente al hablar sobre la violencia que se vive en el país trasandino: “En estos días murieron 11 personas y hubo más de 800 detenidos, piensen si esto hubiera pasado en Venezuela, ¿qué hubiera dicho la Argentina, el mundo?, ¿qué hubiera dicho Macri? Hago esta reflexión para que vean cómo manipulan nuestra cabeza, no todo está medido con la misma vara".

En la mañana del lunes, el candidato del Frente de Todos cerró una ronda de prensa improvisada en la puerta de su departamento en Puerto Madero contestándole a un reportero: “Andá a trabajar de periodista, no pasa nada”. Como en ocasiones anteriores, a Fernández se lo notó molesto ante preguntas vinculadas al rol de Cristina Kirchner en la campaña. Al respecto del hecho, aclaró: “Lo dije riéndome, en broma, de ningún modo quise ser descortés”. Y agregó: “Se generó una susceptibilidad en todos que no se puede creer, no estaba enojado; hay que romper ese mito de lo intocable de la prensa”. En caso de ser electo manifestó que su relación con el periodismo va a ser “buena”, pero “voy a seguir teniendo la misma franqueza que tengo hoy, si algo no me gusta lo voy a decir”, concluyó.

Seguí leyendo: