Segundo debate en la Facultad de Derecho
Segundo debate en la Facultad de Derecho

En un segundo debate presidencial muy polarizado entre Mauricio Macri y Alberto Fernández, los equipos de campaña y dirigentes de sus respectivas fuerzas políticas consideraron que ambos tuvieron “un muy buen desempeño” y criticaron la estrategia del contrincante.

Pero mientras que los invitados del candidato del Frente de Todos que estuvieron presentes en el solemne salón de actos de la Facultad de Derecho de la UBA consideraron que “la elección ya está definida y el debate no va a cambiar la intención de voto”, en las filas de Juntos por el Cambio estaban eufóricos por lo que creían una mucho mejor actuación de su postulante respecto del primer encuentro en Sante Fe y se mostraban optimistas por la posibilidad de forzar un balotaje.

“Al Presidente lo vi muy sólido y Alberto Fernández hoy contaba los segundos para que termine el partido. Es más, pensé que iba a pedir que termine antes. Varias veces no pudo responder y recurrió incluso al golpe bajo de hablar de su padre muerto”, le dijo un envalentonado Mario Negri a Infobae al terminar el encuentro.

“Fernández sacó temas que lo golpean en su propia historia. Es verdad que Macri tiene un primo procesado por la obra pública (por Angelo Calcaterra), pero se olvida de todos los ex funcionarios de Cristina con múltiples causas judiciales”, afirmó al jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara baja.

“Ellos hablan como si la película hubiera comenzado hace tres años y medio y nadie tuvo nada que ver con lo que pasó antes, ni con las causas de corrupción, ni con la Conadep del periodismo, y luego resulta que Fernández se saca una foto con quien la pidió. Se olvidaron en la película de los 12 años que gobernó el kirchnerismo”, agregó.

El compañero de fórmula de Macri, Miguel Ángel Pichetto, consideró que Macri “puso algunos ejes claves, por ejemplo en el tema de seguridad, en el que a Fernández lo mata el garantismo, y también en el de obra pública y la corrupción. Es un candidato al que lo complica el entorno que lo rodea”.

Asimismo, opinó que el candidato del Frente de Todos “hoy estuvo muy a la defensiva”, y que en la actitud en el debate del Presidente “fue muy importante” “la energía que fue recogiendo en las últimas tres semanas en que estuvo recorriendo el país y en actos en contacto con la gente”. En este sentido declaró respecto del acto de ayer en la 9 de julio: “¿Sabés lo que es estar ante 700.000 personas? Eso no había pasado desde el acto de (Raúl) Alfonsín en el retorno democrático”, aseguró, y se mostró confiado en llegar a un balotaje.

Diametralmente opuesta fue al terminar el encuentro la mirada de Felipe Solá, uno de los hombres de mayor confianza de Alberto Fernández en su campaña. "Yo no hablo de quién ganó el debate. Si gana Alberto el 27 de octubre, van a ganar los argentinos“, afirmó. "Vi a un Presidente muy enojado porque no puede explicar el país que deja. Macri recurre a hablar del INDEC cuando no puede explicar la pobreza. No le puede endilgar el tema de la corrupción porque Alberto no tiene ninguna causa. Trató varias veces de sacarlo de sus casillas, pero no pudo”, analizó ante Infobae sobre el tono y discurso del Presidente.

“Su forma de hablar profundiza la grieta. Cuando Macri dice “ellos”, se está refiriendo a los millones de argentinos que votaron al Frente de Todos”, agregó el diputado nacional enrolado en el Frente de Todos sobre la estrategia de Macri de ser mucho más agresivo con Fernández y asociarlo con las políticas del kirchnerismo.

Por su parte, Fernando “El Chino” Navarro consideró que “Alberto volvió a exponer las mentiras de Macri, quien sigue hablando de otro país, no el que viven todos, todos los días”. Tras opinar que lo vio “muy bien” al candidato del Frente de Todos, sostuvo que Macri “estuvo muy agresivo porque está obligado a mostrar una autoridad que no tuvo frente a todos los argentinos”.

En el equipo de Roberto Lavagna, por su parte, festejaron que el candidato de Consenso Federal “estuvo mucho mejor que el domingo pasado”. Más allá de una inexplicable pausa en su exposición en el primer bloque, “Logró instalar temas, estuvo más enfático y su cierre fue impecable”, analizaron.

Desde la Izquierda también celebraron la actuación de Nicolás del Caño que tuvo varias momentos destacados en la noche. “Le marcó a Macri todo lo malo de su gestión y expuso a Alberto Fernández en sus contradicciones, porque fuerzas que integran el Frente de Todos le dieron gobernabilidad al núcleo central de la política de este gobierno”, advirtieron.

La gente de José Luis Espert hizo asimismo una evaluación muy positiva de la performance del economista. “Los vimos muy consolidado. Cumplimos con todos los objetivos que nos propusimos. Dejamos en claro que somos una opción diferentes, que no ocultamos nuestra ideología liberal y que José Luis está en condiciones de hacerse cargo de la economía argentina”, evaluó Luis Rosales, su compañero de fórmula.


Seguí leyendo: