Los gobernadores de Río Negro y Neuquén recurrirán hoy a la justicia para presentar un recurso de amparo contra el decreto del presidente Mauricio Macri que definió un congelamiento del precio de los combustibles por 90 días ya que consideran que esa medida resulta "arbitraria, generará un fuerte impacto en las economías regionales y afectará la seguridad jurídica".

Si bien la Casa Rosada se reunió este martes por la tarde con las empresas petroleras y los gobernadores de provincias productoras de crudo para evaluar soluciones posibles ante el impacto económico que genera el decreto 566/19 de congelamiento de las naftas, los gobernadores Alberto Weretilneck (Río Negro) y Omar Gutiérrez (Neuquén) adelantaron que presentarán un reclamo judicial a la espera de que se resuelva la cuestión.

En diálogo con Infobae el gobernador Weretilneck explicó que "el decreto de congelamiento de precios de combustibles genera un impacto negativo en nuestras economías, atentará contra la previsibilidad jurídica y puede producir una ola de despidos en empresas petroleras". También evaluó que si se llega a una solución entre la Nación, las provincias y las empresas "tiempo para levantar una demanda habrá".

De esta manera, el mandatario de Río Negro confirmó que junto con su par de Neuquén mañana presentarán en los tribunales un recurso de amparo contra el Gobierno nacional.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck
El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck

Será así el primer gesto de los mandatarios provinciales de llevar un reclamo ante la justicia de cara a las medidas que anunció Macri la semana pasada para frenar la incertidumbre económica que se vive desde la derrota electoral de Juntos por el Cambio en las PASO.

En este sentido, hoy por la tarde se reunirán una veintena de gobernadores del PJ y de otros partidos en el Consejo Federal de Inversiones (CFI) para evaluar medidas similares ante la batería de anuncios económicos lanzados la semana pasada. Y ya advirtieron que esas medidas afectan las arcas de los gobiernos provinciales en un agujero fiscal cercano a los 52.000 millones de pesos.

La reunión con Lacunza

El gobierno nacional recibió ayer en el Ministerio de Hacienda liderado por Hernán Lacunza a los gobernadores de provincias y empresas petroleras para analizar el impacto del congelamiento de los combustibles.

En este contexto, fuentes oficiales y del empresariado coincidieron en que hubo un clima de buena predisposición del Gobierno y el equipo económico para arribar a una solución.

"Vamos a evaluar la mejor opción y definimos juntarnos cuanto antes en una mesa de diálogo para ver cómo salir de manera ordenada de este congelamiento de tarifas", dijo a Infobae Teolfilo Lacroze de la petrolera Raiser.

En tanto, el ministro de Economía de Mendoza, Martín Keechner Tomba, que estuvo también en la reunión con Lacunza, el ministro de Interior Rogelio Frigerio y el secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, destacó que "hay que tener la máxima responsabilidad en estos momentos más allá de alguna posición de enojo. Aquí la buena noticia es que esta medida es temporal y que será gradual para que no impacte a las provincias y a las empresas". En forma elíptica, el ministro radical de Mendoza cuestionaba la decisión del peronista Weretilneck y de Gutiérrez de ir a la justicia.

Desde la Casa Rosada dijeron que se trató de "una primera reunión con la que el Gobierno busca entablar un diálogo conjunto con todos los actores con el objetivo de comenzar a normalizar el sector tras la publicación del decreto 566/19, en la medida en que se logre una estabilización de las variables macroeconómicas".

A la vez, fuentes del Ministerio del Interior recalcaron tras la reunión de Lacunza, Frigerio y Lopetegui con gobernadores y empresas que "hay una intención de transformar el decreto en un acuerdo" y que hay 91 días, a más tardar, para hacerlo.

Así, se informó que en los próximos días la secretaría de Energía va a convocar a la industria y a las autoridades provinciales para consensuar los números y costos de cada uno de los sectores. "Todos los sectores y los gobiernos provinciales y el nacional tenemos que hacer el esfuerzo por sostener los puestos de trabajo y llevar tranquilidad a las familias", dijeron en el Gobierno.

A la vez, para el gobierno nacional Vaca Muerta y la política energética "es política de estado". Y aclararon que el decreto 566/19 es una medida de emergencia y transitoria para paliar los efectos de la devaluación de la semana pasada.

Por las provincias participaron el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez; el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González; el ministro de Infraestructura y Energía de Mendoza, Martín Kerchner y la ministra de Hacienda de Mendoza, María Paula Allasino.

Estuvieron también presentes representantes de las empresas YPF, Sell, PAE, Tecpetrol, Pluspetrol, Chevron, Exxon Mobil, Equinor, CGC, CAPSA- CAPEX S.A y Vista Oil, entre otros.

Seguí leyendo: