Matías Lammens – Frente de Todos

"Me parece un falso dilema porque también hay 3 millones de bonaerenses que vienen todos los días a la Ciudad, gastan, consumen y tributan. Y también dejan recaudación en términos de ingresos brutos. De lo que tenemos que ocuparnos es qué pasa en el sistema de salud, si los 33 hospitales de la Ciudad están brindando una salud de calidad como nos gustaría a todos los porteños. Buenos Aires alguna vez ha tenido la red sanitaria más importante de América Latina y la salud pública  era un orgullo para todos los porteños. Y en términos presupuestarios, es ínfimo lo que puede costar atender a gente que no vive en la Ciudad".

Gabriel Solano – Frente de Izquierda – Unidad 

"Tienen todo el derecho. Gran parte de ellos viven en el conurbano y trabajan en la Ciudad, generando riqueza sobre la que el Estado porteño cobra impuestos como Ingresos Brutos, que se cobra sobre la producción y el consumo. Por supuesto que también pueden venir personas del interior. Si provincias como Formosa, Jujuy y Misiones tuvieran hospitales en condiciones, no haría falta que vinieran a la Ciudad de Buenos Aires a atenderse. Como eso no existe, tenemos la obligación de atenderlos".

 Matías Tombolini  – Consenso Federal

"La salud es un derecho. Tiene que ser gratuita. Pero también es importante que haya marcos de cooperación, con provincias y con otros países, para que los recursos puedan ser compensados".

Roberto Valerstein – Frente Despertar 

"Yo soy un defensor de que todo el mundo debe tener atención médica. Hoy se está tergiversando un poco porque viene muchísima gente a atenderse de otras jurisdicciones, inclusive de otros países, lo que llaman 'turismo hospitalario'. Creo que a esa gente se le debe cobrar un arancel, aunque sea un arancel solidario, pero creo que es importante que no sea gratuito".

Seguí leyendo: