El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo
El secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo

Mike Pompeo, el poderoso secretario de Estado norteamericano, no estará más de 20 horas en la Argentina, pero su visita será de alto nivel y con repercusión en las políticas antiterroristas de la región, ya que junto a él llegarán a Buenos Aires los cancilleres de América Latina para profundizar una cooperación que impida que grupos como Hezbollah encuentren condiciones favorables para su asentamiento o capacidad para obtener reclutas y despliegue operativo.

Pompeo llegará a Buenos Aires a las 2 de la mañana del próximo viernes 19 y se trasladará a un hotel de la zona de Retiro. La fecha no es casual. En diciembre del año pasado, cuando se realizó en Washington la primera Reunión Ministerial de Antiterrorismo en el Hemisferio Occidental y se acordó que el próximo encuentro se concretara en Buenos Aires y en consonancia con el 25º aniversario del atentado a la sede de la AMIA, donde murieron 85 personas, víctimas del terrorismo islámico.

El funcionario norteamericano tendrá un rol protagónico en el acto especial que está organizando la Cancillería para el viernes a las 10 de la mañana, que tendrá a la mutual judía como anfitriona y donde están invitados todos los cancilleres y ministros que participarán de la cumbre antiterrorista. Es que además de Ariel Eichbaum, el presidente de la entidad, hablarán el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, y Pompeo. Aunque todavía no está decidido, es probable que por razones de seguridad, el evento no sea abierto para la prensa.

El secretario de Estado norteamericano participará de un acto especial por los 25 años del atentado a la AMIA, donde será orador. (Julio Menajovsky)
El secretario de Estado norteamericano participará de un acto especial por los 25 años del atentado a la AMIA, donde será orador. (Julio Menajovsky)

Concluido ese acto, el secretario de Estado se trasladará al Palacio San Martín para participar de la cumbre ministerial, que arranca el día anterior con una reunión de expertos. En diciembre del 2018, el que representó al Gobierno fue el secretario de Seguridad argentino, Gerardo Milman, quien comprometió a la Argentina para la segunda edición y obtuvo el respaldo no solo de Estados Unidos, sino de sus pares de América Latina.

De hecho, en el documento final figuró expresamente que "la reunión marcará el 25º aniversario del ataque terrorista de 1994 contra el centro comunitario AMIA", además de manifestar "preocupación por la presencia de redes de Hezbollah en la región y su participación en actividades ilícitas y terroristas" y asegurar que "ISIS y Al-Qaeda representan una amenaza para nuestra seguridad colectiva, a la seguridad de nuestros ciudadanos y fuera de las fronteras y a todos los individuos dentro de nuestras respectivas jurisdicciones". Para este viernes 19 se espera un documento que profundice esos acuerdos alcanzados en Washington.

Luego de la cumbre de ministros, también en el Palacio San Martín, al mediodía, se llevará a cabo el almuerzo de camaradería, donde además de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, estarán presentes los cancilleres y ministros asistentes a la cumbre, además de Faurie, el dueño de casa. Posteriormente, está prevista una conferencia de prensa.

Mike Pompeo, evangelista y proisraelí, es muy influyente en el gobierno del presidente Donald Trump  (Foto: REUTERS/Jorge Silva)
Mike Pompeo, evangelista y proisraelí, es muy influyente en el gobierno del presidente Donald Trump  (Foto: REUTERS/Jorge Silva)

Luego Pompeo se dirigirá a la Residencia Presidencial de Olivos, donde mantendrá una reunión privada con Mauricio Macri, prevista para las 16.30. Es probable que la ocasión sea el marco, además, para que el Presidente firme el decreto para crear un registro de personas y entidades que ayudan al financiamiento del terrorismo y de personas y organizaciones terroristas que hayan cometido atentados en territorio argentino en el ámbito del Ministerio de Justicia, específicamente en la Unidad de Información Financiera (UIF).

Desde Olivos, el funcionario norteamericano se dirigirá a su hotel pero no dormirá allí, sino que volverá a tomar el avión de regreso a su país. Pocas horas para una agenda que interesa especialmente a los Estados Unidos y también a la Argentina, que sufrió dos gravísimos atentados, todavía  impunes.