Elisa Carrió en el congreso federal del año pasado, junto a Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin
Elisa Carrió en el congreso federal del año pasado, junto a Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin

Lejos de los chispazos y la tensión en torno a la convención nacional de la UCR del próximo lunes 27, la Coalición Cívica de Elisa Carrió ratificará este sábado la continuidad dentro de la alianza Cambiemos y dará un fuerte respaldo a la candidatura de Mauricio Macri, "sin especulaciones".

Así lo adelantaron a este medio desde la Coalición Cívica, en la previa del congreso nacional partidario en el club Sirio Libanés del barrio porteño de Saavedra, en el que 160 congresales debatirán durante la mañana. Hasta anoche, la presencia de Carrió aún no estaba confirmada. 

Durante la semana, la diputada volvió a estar en el centro de la escena, como acostumbra: rodeada de polémicas. El domingo, junto a Mario Negri tras la derrota del Gobierno en las elecciones cordobesas, cargó contra un sector de Cambiemos por la división del oficialismo en ese distrito. En particular contra la llamada "ala política": apuntó, con nombre y apellido, al ministro Rogelio Frigerio.

El martes, la líder de la CC insistió. Difundió un audio de poco más de 6 minutos en el que volvió a machacar contra Frigerio, comparó "la política humanista" con la "posmoderna y mentirosa", y dijo sentir "asco": "Qué terrible es que en las derrotas se borren todos", resaltó en alusión a la performance cordobesa.

Veinticuatro horas después, Carrió protagonizó el cruce más duro de la semana. "Sabía que eras pícaro, pero no que eras tan hijo de puta", le dijo al diputado Nicolás Massot en el hemiciclo de la Cámara baja. Carrió y Negri culpan al diputado de azuzar el no desdoblamiento de la elección provincial con la municipal, una acusación que en el entorno del legislador desmienten. La UCR perdió la capital de Córdoba después de muchos años a manos del PJ.

Un rato después de ese cruce, "Lilita" llamó a Marcos Peña, uno de sus principales aliados -por conveniencia- en la Casa Rosada. "Me parece que me excedí", le avisó al jefe de ministros, entre risas.

Con ese bagaje, la Coalición Cívica, que preside Maximiliano Ferraro, se sentará este sábado a ratificar la continuidad dentro de Cambiemos, en medio de fuertes tensiones por la estrategia electoral de cara a la campaña presidencial. Se especulaba con que podían participar del encuentro dirigentes extrapartidarios, como en otras reuniones anteriores. Hasta este viernes la opción estaba descartada.

Según confiaron desde la conducción partidaria, uno de los ejes del debate y del posterior documento que consensuarán en el congreso sería el de impulsar "una reforma impositiva", como cambios en el impuesto a las ganancias para la clase media, y hasta "eliminar la AFI". Una vieja idea de Carrió que coincide con los consejos de Jaime Durán Barba, el asesor ecuatoriano que hizo el mismo planteo durante la campaña del 2015.

Lo más simbólico será, de todos modos, la ratificación de la Coalición Cívica de la candidatura de Macri. "Sin especulaciones", repiten.

Es un tiro por elevación a la UCR, que el lunes 27, en Parque Norte, decidirá cómo será la continuidad dentro de la coalición de gobierno. En las últimas horas, los pedidos para abrir el espacio se repitieron. Alfredo Cornejo, titular del radicalismo, incluso volvió a poner en duda la candidatura del Presidente. 

"A un Presidente no se lo somete a una interna", contestó Peña. Carrió, que está alineada con el jefe de ministros y que detesta a la conducción de la UCR, cree lo mismo.