Edgardo Malaroda deberá dejar la embajada de Alemania
Edgardo Malaroda deberá dejar la embajada de Alemania

Un año después de encarar una profunda investigación con un sumario interno de por medio, la Cancillería argentina decidió retirar a su embajador en Alemania Edgardo Malaroda, que tenía varias denuncias por maltrato y corrupción en la sede diplomática, por lo que regresará al país esta semana y será reemplazado por el ex sherpa del G20, Pedro Villagra Delgado.

Según ratificaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, la decisión del canciller Jorge Faurie de retirar al cuestionado embajador Malaroda de Alemania se definió la semana pasada y ahora se empezaron los trámites para el plácet del nuevo embajador designado.

"Ha sido una decisión consensuada internamente ante tantas evidencias contundentes adentro de la Cancillería e incluso de parte de la diplomacia alemana", comentó un destacado funcionario al confirmar el retiro del embajador Malaroda que la semana que viene ya volverá a Buenos Aires junto con su esposa Verónica Albanesi, que también fue denunciada por maltrato al personal de la embajada.

Por otra parte, se supo que algunos de los empleados denunciantes eran alemanes por lo que la misma diplomacia de ese país había expuesto quejas ante la Cancillería.

Pedro Villagra Delgado, ex sherpa argentino del G20
Pedro Villagra Delgado, ex sherpa argentino del G20

Villagra Delgado asumirá ahora como embajador en Alemania ni bien las autoridades de ese país acepten el plácet. Se trata del ex sherpa del G20 y ex vicecanciller de la Argentina cuando Susana Malcora estaba al frente del Palacio San Martín. Villagra Delgado tiene una extensa historia diplomática ya que pasó más de 10 años en Australia, fue designado en funciones en la embajada argentina en Estados Unidos y su punto de máximo desarrollo lo tuvo como sherpa del G20 donde logró sacar un documento consensuado entre todos los países el año pasado en Buenos Aires.

En tanto, Malaroda regresará a la Argentina pero seguirá adelante el proceso sumarial interno de la Cancillería en el que los empleados denunciantes que estaban en la embajada ratificaron todo lo dicho y llamaron a dos testigos que habrían confirmado las maniobras de malversación de fondos y el maltrato ejecutado por el ahora ex embajador en Alemania.

La Cancillería había elevado en enero pasado una auditoria interna luego de que el director general de Recursos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Marcelo Buffetti, y el canciller Faurie se enteraran de la denuncia hecha por el chofer, la mucama y el mozo del embajador Malaroda.

Infobae tuvo acceso a la denuncias que hicieron el mozo Miguel Olaizola y la cocinera Haidee Benítez Walhters ante el Director de Personal de la Cancillería. Allí se quejaron del "ambiente insalubre de trabajo" y dejaron en claro que la situación en la Embajada "es insostenible". A la vez, Olaizola, quien trabaja en la dependencia alemana desde 1989, manifestó en el escrito sentirse como "un felpudo" por los malos tratos a los que es sometido y relató que fue obligado a cocinarle al Embajador -cuando esa tarea no le correspondía- y a su familia hasta que la Embajada decidió contratar a un nuevo cocinero.

También hay denuncias de malversación de fondos de parte de Malaroda y su esposa como por ejemplo que el auto particular del embajador se sostenía con la tarjeta de cuenta corriente de la embajada. También había reclamos de extensión de horario laboral por motivos infundados o arbitrarios hacia el personal de la embajada.