Sin decir que será candidato, Roberto Lavagna protagonizó en 24 horas tres de las reuniones políticas más significativas: en Córdoba se encontró con el gobernador Juan Schiaretti, mandó un video a un evento de peronistas que sumó a radicales y a un aliado de Cristina Kirchner y por la tarde se reunió en su oficina con Ricardo Alfonsín, el presidente de la Convención de la UCR, Jorge Sappia (uno de los más críticos de la gestión de Cambiemos), y Juan Manuel Casella. No estuvo Federico Storani pero fue promotor de la reunión.

La reunión arrancó a las 19.15 en las oficinas de Lavagna sobre la avenida Carlos Pellegrini al 900. Terminó una hora después y hubo coincidencias programáticas para pensar cómo superar la situación actual de la Argentina. Dijeron todos que debe hacerse desde el centro y no desde el borde de la grieta.

Son las palabras que se repiten en varias rondas de conversaciones. Se oyó lo mismo el miércoles por la noche en la presentación de la revista del Movimiento 21 que hace un año ofrecía un espacio profundamente antikirchnerista y ahora se muestra más plural, desde algunos kirchneristas hasta radicales descontentos.

Roberto Lavagna junto al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti
Roberto Lavagna junto al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti

Es más, a los radicales fervientemente defensores de la alianza de Cambiemos se contrapone el silencio de algunos hombres clave. El gobernador de Mendoza y presidente del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, es uno de ellos. Casi no habla.

Más que la elección de candidatos a dedo (muchos de ellos radicales), molestan decisiones inconsultas como la suba de tarifas que alcanzaron a morigerar tras una cumbre en Corrientes y el pataleo vía documento y presentación en la Secretaría de Energía del gobierno nacional.

"No tenemos nada que ver con esto que está haciendo Cambiemos", dijo un histórico radical a Infobae tras juntarse con algunos peronistas. Y ofuscado señaló: "Ya tenemos que irnos de acá".

Cuando escucha frases como esas, Alfonsín se siente reivindicado en sus insistentes protestas, las mismas que lo llevaron a no aceptar para este año una candidatura a pesar de que algo le ofrecieron.

Marcelo Tinelli saliendo de su reunión con el ex ministro de Economía (Fabián Ramella)
Marcelo Tinelli saliendo de su reunión con el ex ministro de Economía (Fabián Ramella)

Hace menos de una semana, el hijo del ex presidente y padre de la democracia se juntó con Matías Lammens, presidente de San Lorenzo. El, como Marcelo Tinelli, también se juntó y elogió a Lavagna aunque ninguno de todos ellos se lance. Lammens podría ser candidato a jefe de Gobierno, pero tampoco lo define todavía. Hasta en el peronismo kirchnerista y en los movimientos sociales le dicen que tendrá apoyo si se decide a avanzar. Otros denominadores comunes son el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y la líder del GEN, Margarita Stolbizer.

Martín Lousteau (Adrián Escandar)
Martín Lousteau (Adrián Escandar)

Algunos no confían en el diputado de Evolución. "Me dijo que jugaría por fuera y dos días después firmaba su afiliación a la UCR en Capital", recordó un dirigente de los que buscan la opción amplia y plural. Otros, dentro de la UCR, piensan que tal vez debería postularse en las PASO pero dentro de Cambiemos y enfrentar a Mauricio Macri. Pero Marcos Peña descartó esa posibilidad, lo mismo que el vicepresidente de la UCR, el jujeño Gerardo Morales.

Además está la cuestión Cristina Kirchner, que aún no definió, pero, como todos creen que definirá el último día, están convencidos de que los demás tienen que empezar a caminar lo antes posible.