María Eugenia Vidal y parte de su gabinete, la semana pasada, al lanzar la temporada de verano (PBA)
María Eugenia Vidal y parte de su gabinete, la semana pasada, al lanzar la temporada de verano (PBA)

A diferencia de Casa Rosada, a María Eugenia Vidal, la organización de la cumbre del G20 la tiene sin cuidado. Lo que le preocupa a la gobernadora es la situación social en territorio bonaerense, que desde hace rato pende de un hilo por la crisis del programa económico implementado por Cambiemos.

Si bien se diferenció de la administración central -lo mismo hizo Horacio Rodríguez Larreta- y oficializó que no daría el plus de fin de año para los empleados estatales, Vidal lanzó en el municipio de Lanús un paquete de medidas de corte social con las que busca garantizarse un diciembre menos convulsionado del que se prevé.

Entre los anuncios de la mandataria estuvo el adelanto del medio aguinaldo para los empleados públicos bonaerenses -se abonará a principios de diciembre-, un bono para jubilados que perciben las asignaciones más bajas, un aumento y beneficios para destinatarios de planes sociales y descuentos en supermercados como los que ya se aplicaron en estos meses, canalizados a través del Banco Provincia, que alcanza, según fuentes oficiales, a más de 4 millones de bonaerenses.

Puntualmente, el Gobierno anunció un bono de $ 3.500 para jublados y pensionados para quienes perciban los haberes más bajos (menos de $10.000). Además, aumentarán un 15% "las becas que reciben los Hogares Convivenciales y las familia solidarias"; darán un bono de $ 700 en diciembre para 300.000 titulares del Plan Más Vida.

Los Hogares Convivenciales son donde moran niños y adolescentes que no tienen nadie a cargo. En ese caso, las instituciones reciben dinero por cada persona que viva allí.

En esa línea, el oficialismo bonaerense destacó que los miércoles 19 y 26 de diciembre habrá un descuento del 50% (con tope de reintegro de $ 1.500) para compras en supermercados adheridos.

El anuncio de la gobernadora se dio en las puertas del diciembre más caliente desde que el macrismo llegó a la provincia de Buenos Aires. En vísperas además de la campaña presidencial, que en las últimas semanas aglutinó a sectores del sindicalismo, los movimientos sociales y el PJ K y no K que hasta hace unos meses articulaban por separado.

La semana pasada, la mandataria presentó la temporada de verano en Mar del Plata. A diferencia del año pasado, la Provincia tendrá este año un balneario propio en Necochea y en el Partido de la Costa y no solo en La Feliz. En Necochea podría tener el respaldo de Marcelo Tinelli, que coquetea con la política y que estará este verano en la costa argentina.

Los detalles de la decisión de Vidal: