En la primera fila, Leonardo Grosso, Felipe Solá y Victoria Donda (Gustavo Gavotti)
En la primera fila, Leonardo Grosso, Felipe Solá y Victoria Donda (Gustavo Gavotti)

Las tensiones de las últimas semanas dentro del bloque del Frente Renovador en la Cámara de Diputados se materializaron: Felipe Solá, Facundo Moyano, Daniel Arroyo, Jorge Taboada y Fernando Asencio dejaron la bancada y armaron un interbloque con otras fuerzas.

El nuevo espacio está conformado por los cinco diputados del Frente Renovador, la diputada Victoria Donda y los legisladores del bloque Peronismo para la Victoria que pasará a llamarse Movimiento Evita: Leonardo Grosso, Lucila de Ponti, Araceli Ferreyra y Silvia Horne. 

Los nueve legisladores presentaron el espacio, denominado Red x Argentina, en una conferencia de prensa que se realizó en el Salón Blanco del Congreso. Felipe Solá, quien presidirá el interbloque, aseguró: "Aquel que trabaje para separar a la oposición está trabajando para cuatro años más del Gobierno. Esos cuatro años serían letales para el país".

Grosso, diputado del Movimiento Evita, fue el principal negociador para lograr la confluencia de todos los tres sectores
Grosso, diputado del Movimiento Evita, fue el principal negociador para lograr la confluencia de todos los tres sectores

La idea del nuevo bloque es lograr una "unidad peronista progresista que no sea excluyente" para diferenciarse así de Argentina Federal -el espacio que representa a los gobernadores- que tiene como límite a Cristina Kirchner. "Es un paraguas dentro del PJ", explicó el ex gobernador bonaerense.

La intención de los legisladores es mostrar "unidad sin exclusión" y armar  un "espacio de coordinación legislativa" que tenga como primera meta el Presupuesto 2019. A todos los une la idea de unidad del espacio opositor sin poner límites en la construcción de un esquema electoral.

Los diputados dejaron el espacio que lidera Sergio Massa después de desmarcarse lentamente de la dirección en la construcción política que había tomado el Frente Renovador. En los últimos meses todos se movieron más cerca de los dirigentes del kirchnerismo que del ex intendente de Tigre.

Seis meses atrás Leonardo Grosso inició conversaciones con Solá y Moyano con el fin de poder confluir en un armado nuevo. En esas primeras charlas se puso sobre la mesa el nombre de Donda y la alianza que se presentó este lunes comenzó a tomar forma.

Solá, la principal figura política del nuevo bloque, ya había manifestado sus diferencias con Massa en sus últimas apariciones públicas. Uno de los motivos de sus críticas apuntaba a la decisión del ex intendente de construir un espacio político lejos de Cristina Kirchner.

Victoria Donda y Facundo Moyano durante la conferencia de prensa
Victoria Donda y Facundo Moyano durante la conferencia de prensa

A principios de octubre el ex gobernador brindó una entrevista a una radio y expresó una frase contundente que terminó por definir su relación con el líder del Frente Renovador. "No coincido con Massa en esa actitud proscriptiva respecto de Cristina Kirchner", sostuvo. Fue una señal clara de su alejamiento.

El ex gobernador quiere ser candidato a presidente de la Nación el próximo año y buscará a través de esta nueva posición construir una candidatura de consenso. Su alejamiento de Sergio Massa implica un acercamiento directo a Cristina Kirchner. Después de este lunes Solá puso los pies dentro de territorio kirchnerista. 

Facundo Moyano dio una señal de alejamiento más clara aún en la tarde del domingo. Subió a sus redes sociales una foto en la que estaba trabajando con el grupo de legisladores que este lunes confirmaron su alejamiento del bloque que presiden Graciela Camaño y Leonardo Grosso.

Los nueve diputados durante la presentación del nuevo espacio en el Congreso
Los nueve diputados durante la presentación del nuevo espacio en el Congreso

La alianza de Massa con Juan Manuel Urtubey, con el que acordó trabajar en el mismo espacio junto a Juan Schiaretti (Córdoba) y Miguel Pichetto, fue el último hecho que generó tensión interna entre los legisladores. "Esa alianza fue la gota que rebalsó el vaso", le explicó a Infobae uno de los diputados que decidieron dejar las filas massistas.

En el massismo minimizaron la pérdida de los legisladores y fueron contundentes sobre la salida. "Hace cinco meses que esta gente ya no está con nosotros", afirmaron. Así le restaron importancia al alejamiento de los cinco diputados.

Seguí leyendo