Graciela Fernández Meijide (foto: Martín Rosenzveig)
Graciela Fernández Meijide (foto: Martín Rosenzveig)

La última dictadura convirtió a Fernández Meijide en mamá de un desaparecido, cuando los militares arrancaron de su casa a su hijo Pablo, entonces un adolescente. A partir de ese momento, inició la búsqueda de su hijo y, junto con esa tarea desesperada, comenzó también un camino como dirigente de derechos humanos.

En declaraciones a Radio Mitre, Fernández Meijide aseguró que las expresiones responden a una defensa corporativa y recordó que todos los obispos son políticos porque detentan una forma de poder en algún sector. "Se dieron cuenta de que no es un tema que se pueda eludir. Esto es una corriente que viene que tiene que ver con el derecho de la mujeres a decidir sobre su cuerpo", afirmó.

"De qué me están hablando… (los obispos) citan a la dictadura para meter miedo. Esto es pura presión", advirtió Fernández Meijide y agregó que los obispos deberían ser muy cuidadosos porque "la dictadura –a la que hacen referencia– sí hizo abortar a las mujeres aprovechando el poder".

El obispo Ricardo Araya, uno de los firmantes
El obispo Ricardo Araya, uno de los firmantes

Ayer, en medio del debate por el aborto legal, un grupo de obispos de Córdoba difundió una dura carta abierta para pronunciarse contra el proyecto y advertir que su aprobación convertirá a la Argentina "visible o encubiertamente en una dictadura".

"Creemos que una democracia que no respete toda vida humana se convierte visible o encubiertamente en dictadura de los que ostentan más poder, porque cuando no se respeta la vida del más débil la libertad se convierte en ocasión de dominio y arbitrariedad", afirmaron los prelados en el escrito.

En este sentido, Fernández Meijide les respondió: "Si uno siguiera la línea de los obispos cordobeses habría que pensar que Inglaterra, España o Italia son una dictadura. Y que todos los países donde es legal el aborto, están en dictadura. Estarían en dictadura si se obligara a las mujeres a abortar. Acá no se obliga a nadie a abortar", enfatizó.

La ex funcionaria destacó la importancia del debate en el Congreso. "Hubo exposiciones brillantes que nos ilustraron a muchos y en muchos aspectos. Se aprendió montón más sobre el tema penal y científico. Hubo cambios de posición, esto es democracia, esto es ejercicio del debate", aseguró.

Más allá de lo que finalmente ocurra en la próxima sesión en la Cámara Alta, Fernández Meijide es optimista: "Más tarde o más temprano esto va a ocurrir no porque sea el gobierno de Macri, sino porque es algo que está pasando en el mundo", concluyó.

Seguí leyendo: