La primera vez que se reunió la Mesa Nacional de Cambiemos en el Gobierno, 2016 (Télam)
La primera vez que se reunió la Mesa Nacional de Cambiemos en el Gobierno, 2016 (Télam)

La mesa nacional de Cambiemos acordó la constitución de una comisión de ética para analizar casos conflictivos, como el caso del intendente de Paraná, investigado por la Justicia por presuntas vinculaciones con redes de narcotráfico. Aún no se sabe quiénes formarán parte de ese grupo, pero sí hubo acuerdo en que serán elegidos dirigentes que gocen de prestigio y señority para tomar decisiones que no puedan ser cuestionadas por la opinión pública.

El caso de Sergio Varisco, que está imputado por financiar el transporte y la comercialización de estupefacientes, es especialmente grave. Ya declaró ante la Justicia federal que lo dejó en libertad y tiene que acudir todos los viernes a firmar el libro de partes, pero se trata de un caso que podría escalar si la pesquisa confirma vínculos con un edil y una funcionaria con una banda a la que se le secuestraron 3 kilos de cocaína y 317 de marihuana.

Humberto Schiavoni y Francisco Quintana por el PRO, Alfredo Cornejo y José Cano por la UCR, y Maricel Etchecoin y Maximiliano Ferraro por la CC almorzaron hoy con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que estuvo acompañado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. También formaron parte del encuentro el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y la diputada provincial bonaerense Alejandra Lorden.

La posibilidad de que se constituya Cambiemos en la ciudad de Buenos Aires también fue parte de la conversación, aunque nadie quiere hablar demasiado del tema. Es evidente que se trata de un asunto delicado, que provocó serias disidencias en el pasado reciente.

De todos modos, Infobae supo que se analizó la posibilidad de que los principales dirigentes de Cambiemos a nivel nacional organicen otro almuerzo, en este caso con los principales dirigentes de los partidos de la coalición en la Ciudad de Buenos Aires, para facilitar los consensos.

Un dirigente del PRO explicó que "se celebró" la constitución de Cambiemos en la ciudad de Buenos Aires, pero que no se avanzó mucho más. Es probable que la UCR, ahora que el PRO parece verdaderamente interesado, exija nuevas condiciones.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña
El jefe de Gabinete, Marcos Peña

Trascendió que también se analizaron los detalles del acuerdo con el FMI, sobre el que hubo "satisfacción". En concreto, Peña aseguró que "no hay letra chica, lo que se sabe hasta ahora es lo que se acordó". Por otro lado, se insistió en que era importante que la discusión en torno a la legalización del aborto no lleve los ánimos a situaciones que pongan en riesgo la unidad de Cambiemos.

El almuerzo sirvió para pasar revista de los encuentros de la mesa nacional de Cambiemos con las mesas del NOA, el NEA, La Rioja y Catamarca, donde en muchos casos gobierna el peronismo y suele haber fricciones entre la dirigencia propia y el gobierno nacional, que cuando viaja a esos distritos privilegia los encuentros con los funcionarios provinciales.

En el marco de la austeridad que caracteriza al Gobierno en estos tiempos, la mesa nacional de Cambiemos almorzó un discreto pollo al horno con ensalada o puré de zapallos en el despacho del jefe de Gabinete. De postre hubo fruta y como bebida, solo agua o gaseosas light. "Ni vino, hubo", se lamentó uno de los participantes, acostumbrado a mesas mejor servidas.