Ciccone: la UIF pidió una pena de seis años de prisión para Boudou

La querella a cargo de la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió este miércoles una pena de 6 años de prisión para el ex vicepresidente Amado Boudou por el caso Ciccone. Ayer, la Oficina Anticorrupcion había solicitado una pena de 5 años y 6 meses por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho (coimas). Además, la querella de la UIF reclamó la inmediata detención de aquellos que sean condenados con penas de prisión efectiva. 

Luego de conocerse el pedido de la UIF, en diálogo con Infobae el ex funcionario afirmó: "Soy inocente. Todas las supuestas prueban que dicen no son tales y esto va a quedar claro cuando mi abogado haga el alegato".

Durante su exposición, los abogados de la UIF señalaron que se trató de un negociado en el que se "utilizaron todos los resortes del Estado", desde el Ministerio de Economía hasta la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). "Amado Boudou y José Núñez Carmona se interesaron de inmediato en el negocio. La maniobra central era convertirse en proveedores del Estado nacional", sostuvo el abogado Facundo Orazi sobre el ex vicepresidente y su socio.

Para José María Núñez Carmona, socio y amigo de Boudou, la querella de la UIF pidió cinco años y ocho meses de prisión. "Fue el brazo ejecutor en todas las etapas de Boudou y es su socio comercial", apuntó el abogado de la UIF.

Respecto a Rafael Resnick Brenner, ex funcionario de la AFIP, y para el ex jefe de Gabinete de Boudou en el Ministerio de Economía, Guido Forcieri, los abogados de la UIF solicitaron una pena de 3 años.

En el caso del abogado Alejandro Vandenbroele, la UIF valoró que su testimonio como arrepentido fue "eficiente y sustancial". "Consideramos que en virtud de los compromisos internacionales es una obligación mitigar la pena", dijeron los abogados, y pidieron apenas un año de prisión.

En el cierre, el abogado de la UIF reclamó la inmediata detención de aquellos que sean condenados con penas de prisión efectiva, algo que no no estuvo presente en el alegato de la Oficina Anticorrupción.

Ayer, la OA había pedido una pena de cárcel para los cinco acusados. En el caso de Boudou, el organismo que conduce Laura Alonso pidió cinco años y seis meses de prisión, que pague una multa de 90 mil pesos y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Para Núñez Carmona, la OA pidió cinco años de prisión, para Vandenbroele un año y seis meses, para el empresario Nicolás Ciccone tres años y ocho meses, para el funcionario de la AFIP Rafael Resnick Brenner tres años y para el ex jefe de Gabinete de Boudou en el Ministerio de Economía, Guido Forcieri, dos años y cuatro meses.

Los alegatos continuarán el martes próximo, cuando les toque el turno a los fiscales. El cronograma de audiencias llega hasta los primeros días de julio y podría superponerse con algunos de los partidos de Argentina en el Mundial de Rusia.