El mismo viernes, día de la liberación de Cristóbal López, Elisa Carrió no dudó en señalar que "se trata de un acuerdo de impunidad". Este miércoles, la diputada de Cambiemos avanzó un paso más y le pidió al Consejo de la Magistratura que investigue "si hubo dinero" para lograr ese fallo.

Carrió le envió una nota al Consejo de la Magistratura en la que apunta directamente contra los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah, que votaron a favor del cambio de carátula y de la liberación del empresario Cristóbal López.

También pidió que se investigue "si familiares de ex directivos del Casino de Puerto Madero, propiedad de López, tienen o tuvieron algún vínculo laboral con el juez Farah".

En su nota, Carrió recuerda sus "cuestionamientos al juez Ballestero por su intervención en la causa conocida como la 'mafia del oro' en la década del 90, y por la compra de un dúplex en la avenida Figueroa Alcorta de esta ciudad, mediante un crédito simulado".

"Espero que la Cámara de Casación revierta el mamarracho que hicieron Farah y Ballestero", dijo Carrió en declaraciones periodísticas.

El viernes, a través de su cuenta de Twitter, la diputada de Cambiemos había señalado que "Cristóbal López integra la asociación ilícita que denunciamos en 2008 junto a Néstor Kirchner y De Vido. Es decir que López no puede ser considerado solo un evasor, sino que es partícipe necesario de esa asociación ilícita".

En un segundo tuit, había agregado: "Esto se trata de un acuerdo de impunidad, ahora empiezo a entender algunas cosas que pasan en la AFIP".

Cristóbal López fue liberado el viernes tras el fallo de la Cámara Federal que determinó revertir la decisión del juez Julián Ercolini. Los jueces Farah y  Ballestero decidieron votar a favor de la liberación de los imputados, mientras que el tercer integrante de esa Sala de la Cámara, Leopoldo Bruglia, se opuso.

Seguí leyendo: