Un procedimiento de control de la policía provincia de Chubut se encontró con un inusual hallazgo. Una máquina procesadora de asfalto perteneciente a la empresa de Austral Construcciones, de Lázaro Báez, fue encontrada cuando era transportada hacia San Luis. Lo extraño es que el empresario kirchnerista la había denunciado por robo en el Chaco.

El enorme equipo fue interceptado ayer cuando era transportado desde el antiguo aeropuerto de Trelew, donde funciona un aeroclub. La llevaban dos camiones, en dirección a San Luis. Si bien se desconocen cual era el destino final, en la región puntana Báez es dueño de una empresa de aviones taxi.

La abogada de Martín Báez, hijo del contratista de obra pública detenido por casos de corrupción, se presentó ayer en el procedimiento realizado en la estación de servicios Mica, ubicada al sur de Trelew sobre la ruta 3.

Allí, tras darle intervención a la Justicia federal y notificar a la letrada, se secuestró la máquina y los dos camiones modelo Scania que participaban del traslado, publicó Diario Jornada.

La máquina fue buscada por el fiscal federal Guillermo Marijuan durante mayo de 2016, cuando realizaba procedimientos en Trelew y Rawson en torno a la causa conocida como "la ruta del dinero K". La planta de asfalto es la que se habría utilizado en la obra de la pista de aterrizaje del aeropuerto Almirante Zar, de Trelew.

El aparato, además de estar denunciado por robo, está embargado por la Justicia. Su valor se calcula en 750 mil dólares, consignó el portal.

Ahora se espera que la Justicia realice las verificaciones correspondientes a los camiones junto a su carga, para determinar el número de chasis de la unidad, motores y demás registros que figuran en el patrimonio de la ex empresa constructora.

Más allá de la opacidad detrás del patrimonio de Báez, sospechado de ser uno de los testaferros de la familia Kirchner, existen otras denuncias por robos de maquinarias pertenecientes a los Báez. En junio pasado, un empleado de Austral agro, firma del contratista, denunció un faltante de una motoniveladora Jhon Deere modelo 670 G perteneciente a la estancia "La Entrerriana", que se encuentra a 50 kilómetros de El Calafate. Como en el caso de la máquina cementera, se supo que el equipo fue subido a un carretón, para luego ser enviado a un lugar no identificado.

En agosto del año pasado se informó también otra denuncia de un asalto ocurrido en la estancia Ana, también propiedad de Báez. El caso aún no está esclarecido.

Las sospechas apuntan tanto a Báez como a su entorno familiar. Para trasladar las máquinas de semejante envergadura, se requiere de capital, logística y experiencia en el rubro.

LEA MÁS: