(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

El juez federal Claudio Bonadio rechazó hoy un pedido de excarcelación que hizo la defensa del ex ministro de Planificación Julio De Vido en el marco de la causa que investiga presuntos sobreprecios en la compra de gas licuado durante el kirchnerismo. También rechazó un pedido similar intentado por la defensa de Roberto Baratta, según pudo saber Infobae en fuentes judiciales.

La semana pasada, Bonadio había pedido el desafuero de De Vido a la Cámara de Diputados de la Nación y ordenó la inmediata detención de Baratta, ex mano derecha del ex ministro de Planificación.

Más temprano, el juez Luis Rodríguez se opuso a un pedido de exención de prisión del actual diputado nacional del Frente para la Victoria en la causa por la presunta defraudación al Estado en la puesta en marcha de la mina de carbón de Río Turbio.

Con este escenario, la Cámara de Diputados quedó en condiciones de aprobar el desafuero. Si eso ocurre, De Vido será detenido de inmediato.

En su investigación, y en base a un peritaje contable, se pudo establecer que el valor de los sobreprecios pagados habría sido de USD 6.900 millones.

En 2014 se inició la causa con el requerimiento del fiscal Carlos Stornelli para investigar "las presuntas irregularidades en la adquisición de gas licuado natural en el período comprendido entre el año 2008 y la actualidad".

En total fueron tres las denuncias hechas: dos de un abogado particular y otra de los entonces opositores del PRO como el senador Federico Pinedo, la actual ministra de Seguridad Patricia Bullrich y la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso.

Entre 2008 y 2015 llegaron al país un total de 497 barcos con un valor estimado cada uno de USD 30 millones, y con una operación que superaba los USD 15 mil millones aproximadamente.

LEA MÁS