"Rucci fue asesinado miserablemente en medio de la esperanza de la gente por el regreso de Perón, que 48 horas antes había ganado las elecciones con el 63 por ciento de los votos. Firmenich y los asesinos deben ser castigados por la Justicia y pasar el resto de sus días en la cárcel".

Lo dijo Osvaldo Agosto, dirigente peronista y ex jefe de prensa del sindicalista José Ignacio Rucci, de cuyo asesinato a manos del grupo guerrillero Montoneros se cumple un nuevo aniversario.

"El pueblo, la gente, estaba feliz porque se había terminado todo un proceso que duró 18 años y que fue la resistencia peronista luego del golpe de Estado de 1955. El general Perón había vuelto de su exilio para pacificar el país. Fue otra oportunidad perdida para nuestro país", señaló.

Rucci era el secretario general de la CGT y el dirigente sindical de mayor confianza del general Juan Domingo Perón, que se aprestaba a iniciar su tercer mandato presidencial.

En una entrevista en InfobaeTV, Agosto recordó que el 25 de septiembre de 1973, hace 43 años, "era un martes; el domingo habían sido las elecciones. Rucci tenía que ir a grabar un mensaje a la televisión y yo había ido a eso de las 10 de la mañana a su departamento para repasar el mensaje".

José Ignacio Rucci había impulsado el regreso de Perón al país desde la CGT.
José Ignacio Rucci había impulsado el regreso de Perón al país desde la CGT.

"A eso de las 12 vienen unos muchachos de la CGT para llevarlo al canal. Rucci vivía en uno de estos edificios de pasillos largos, tipo chorizo. Cuando estábamos saliendo, suena el teléfono y Rucci me dice: ´Anda vos en el auto de adelante que yo contesto el teléfono y te sigo´. Eso me salvó la vida porque cuando yo estoy por entrar al auto disparan contra él desde la casa vecina. Lo asesinaron miserablemente, por la espalda, a traición", agregó Agosto.

El ex jefe de prensa de Rucci recordó que la investigación por ese asesinato está en el juzgado del juez Ariel Lijo: "Ya es hora de que la justicia se pronuncie. El juez ya declaró que los asesinos fueron los montoneros y ahora tiene que declarar si es un crimen de lesa humanidad. Yo creo que lo fue porque el Tratado de Roma dice que un crimen de lesa humanidad puede ser cometido también por una organización que no esté vinculada al Estado sino que ataque sistemáticamente a un grupo social, económico o político".

Montoneros fue un grupo guerrillero de origen peronista liderado por Mario Firmenich, que ahora vive en Barcelona. Uno de sus blancos predilectos fueron los dirigentes sindicales, de la "burocracia sindical", como los denominaban.

Agosto señaló que "fue un asesinato clave porque había una oportunidad para la Argentina pero ellos la frustraron. Rucci era un sindicalista que, a pesar de haber tenido todo ese poder, no se corrompió. Él muere y al mes su viuda tiene que salir a trabajar para mantenerse a ella y a sus dos hijos. Rucci fue un militante de verdad, que estaba planteando la unión y la pacificación. En los sindicatos sigue siendo una figura que está muy presente".

Lea más: