La contraofensiva de Montoneros, las mentiras de Vaca Narvaja y los privilegios que todavía facturan

En una entrevista, el exjefe montonero habló sobre la decisión de la cúpula guerrillera -de la que formaba parte-, de enviar cuadros en 1979 y 1980 para combatir a la dictadura militar. Él, como Mario Firmenich o Roberto Perdía, no estuvo entre los que regresaron. Sus insólitas definiciones sobre el regreso a la Democracia

La esposa de Firmenich: detenida tras la masacre en el comedor policial, tuvo un hijo en la cárcel y fue indemnizada

María Elpidia Martínez Agüero fue apresada el 4 de agosto de 1976, en medio de una represalia salvaje luego del ataque de Montoneros a la Superintendencia de Seguridad Federal que dejó 23 muertos y 110 heridos. Los días presa y los 128 mil dólares que recibió, más una pensión graciable mensual, cuando recuperó la libertad

La matanza de los cinco curas Palotinos y 46 cadáveres en la morgue, la atroz “vendetta” de la dictadura

Montoneros había puesto la bomba en la Superintendencia de la Policía provocando 23 muertos y 110 heridos. Poco después, llegó la venganza de la dictadura. El 4 de julio de 1976 fueron asesinados los sacerdotes Leaden, Dufau y Kelly, y los seminaristas Barbeito Doval y Barletti de la iglesia San Patricio. Quién era el blanco principal del ataque y qué actividades realizaba

Una esperanza de justicia para las víctimas y los familiares del atentado montonero al comedor policial

El autor de “Masacre en el comedor” estuvo presenten en la Marcha contra la impunidad que se llevó a cabo hoy para pedir que se vuelva a investigar el atentado de Montoneros del 2 de julio de 1976, que dejó 22 fallecidos. La historia de Gabriel, el gomero que durante muchos años llegó temprano a su casa para esperar a su madre, muerta allí

“Había pedazos de cuerpos humanos”: los estremecedores testimonios de los sobrevivientes de la bomba de Montoneros

El 2 de julio de 1976 la organización guerrillera puso una bomba vietnamita en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal. Dejó 110 heridos y 23 muertos, y se convirtió en el atentado más cruento en la historia de Argentina hasta la voladura de la AMIA. Hoy s cumplen 46 años del devastador ataque y los familiares de las víctimas marchan contra la impunidad

Se hizo amiga de su hija y puso una bomba bajo su cama: Anita, la joven montonera que asesinó al jefe de Policía

Hace 46 años, Anita González, de sólo 20 años, cometió uno de los crímenes más escalofriantes de Montoneros. La sangre fría cuando contó los detalles de la voladura del general de Brigada Cesáreo Ángel Cardozo aún causa escozor: “Pongo el caño bajo la cama, me retiro y a los pocos pasos me doy cuenta que lo había puesto demasiado abajo. Vuelvo, lo coloco a la altura de la cabeza”

“Me destruyó la vida”: tenía cinco años cuando la bomba de los Montoneros mató a su madre en el comedor de la Policía Federal

Carolina Cepeda era la hija más pequeña de Josefina Melucci de Cepeda, la única víctima civil del ataque perpetrado por Montoneros al comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal del 2 de julio de 1976. Su voz, la de su hermana mayor y las cinco mujeres que murieron en el peor atentado de la historia argentina hasta la voladura de la AMIA

Firmenich, Perdía y Verbitsky tienen que contarnos todo

Ellos, entre otros protagonistas de los años setenta, no pueden morirse sin decirnos todo lo que hicieron y todo lo que saben, al menos sobre el atentado a Montoneros al comedor de la Policía Federal en 1976

Una bomba vietnamita y 23 muertos: la masacre en el comedor de la Policía, el atentado más sangriento de Montoneros

Fue, hasta el atentado a la AMIA, el más brutal en nuestro país. Los detalles de la voladura de la Superintendencia de Seguridad Federal, el rol de Rodolfo Walsh y la cúpula de Montoneros y el horror de las víctimas en este capítulo del libro “Masacre en el comedor” de Ceferino Reato

Por qué ni los radicales ni el PRO cuestionan el relato K sobre las guerrillas

Por primera vez fui invitado por un grupo radical a presentar uno de mis libros, “Masacre en el comedor”, crítico del relato oficial sobre los 70. Cómo fue este debut, algo tardío, en Rosario

La horrible muerte del autor del peor atentado montonero: sin ojos y sin dientes, destrozado en una sala de torturas

Pepe Salgado, el hombre que se infiltró en la policía y colocó la bomba vietnamita en el comedor de Coordinación Federal, una dependencia de la Policía Federal. que mató a 23 personas e hirió a más de un centenar. Su paso por la ESMA. El traslado a las mazmorras de la policía. El espanto que sufrió. El calvario de su familia para recuperar el cuerpo y el vacío social que debió soportar su familia

Videla, el dictador que confesó atrocidades, vivía congelado en el tiempo y murió sentado en el inodoro

Los últimos días en la cárcel de Jorge Rafael Videla, el general que encabezó la dictadura más sangrienta de la Argentina. Sus estremecedoras declaraciones sobre los “siete u ocho mil que debían morir”, los “irrecuperables y los detalles del plan sistemático para “eliminar a un conjunto grande de personas”

La política de la Memoria olvida a las víctimas de Montoneros

La historia es más importante que la memoria, que siempre es parcial y favorece a un grupo de víctimas pero no a otros

Bomba en el comedor policial: ni una placa en la Ciudad recuerda a los 23 muertos del peor atentado de Montoneros

Sucedió el 2 de julio de 1976. Ese mediodía, el policía y montonero José “Pepe” Salgado colocó un explosivo vietnamita en el casino de la Superintendencia de Seguridad Federal. Fue el atentado más sangriento de los 70. Nada recuerda a esas víctimas. En cambio, el autor intelectual, Rodolfo Walsh, es el revolucionario más homenajeado

Viene Robert De Niro, pero una ex sindicalista K no lo deja filmar

Como si fuera una comedia de enredos, aparecen en esta noticia un famosísimo actor global, dos de los mejores actores locales, un edificio porteño en el que vivieron los empresarios más ricos del país y una ex sindicalista, sonora política kirchnerista, que, como corresponde a nuestra elite variopinta, también vive en el Kavanagh

Cómo funcionaba el servicio de Inteligencia de Montoneros y la centralidad de Rodolfo Walsh en la Organización

El atentado a la Superintendencia de la Policía Federal del 2 de julio de 1976, que tuvo un saldo de 23 muertos y 110 heridos, se desmenuza en el libro “Masacre en el comedor”, donde además se explica el andamiaje eficiente y oscuro del aparato de inteligencia del grupo guerrillero. “Walsh nunca fue el jefe de Inteligencia, pero era ‘el’ tipo de Inteligencia”, aportó el periodista Jorge Lewinger

“La figura del desaparecido venía del gobierno peronista”: la brutal afirmación de Videla

Hace 46 años el ex dictador asumió el poder convencido de que debía “eliminar un conjunto grande de personas”. En las entrevistas para mi libro “Disposición final”, y al admitir un plan sistemático de represión ilegal, vinculó ese plan con la orden que jura haber recibido en la reunión de gabinete del 24 de septiembre de 1975, cuando él ya era el jefe del Ejército y el senador Ítalo Luder se desempeñaba como presidente interino debido a la licencia por enfermedad de la presidenta Isabel Perón

Dos meses antes de que lo mataran, Rodolfo Walsh les pidió a los comandantes montoneros “reconocer la derrota militar”

En un documento poco conocido, publicado en México después de su desaparición, el periodista, escritor y miembro más importante de la inteligencia de la organización guerrillera sostenía que “la guerra está perdida”. Advertía el “exterminio” que se avecinaba. Y proponía tomar “la bandera fundamental de los Derechos Humanos”. Por qué Firmenich y la comandancia montonera lo rechazó

El horror y la muerte: las cinco mujeres que asesinó la bomba de los Montoneros en el comedor de la Policía Federal

Fue el peor atentado de la historia argentina hasta la voladura de la AMIA y el más sangriento contra un edificio policial en el mundo hasta hoy. El 2 de julio de 1976 Pepe Salgado, miembro de la organización terrorista, colocó una bomba vietnamita que mató a 23 personas. El testimonio de los hijos de las víctimas: “Nos destruyó la vida”

Pepe Salgado: de católico y boy scout a poner la bomba vietnamita en el atentado más sangriento de Montoneros

Hace 45 años, un grupo de marinos secuestró al joven que colocó la bomba en la Policía Federal. Buscaban a su jefe, Rodolfo Walsh. El hecho produjo 23 muertos y 110 heridos. De su libro Masacre en el Comedor (Sudamericana) el autor trae la palabra del hermano, la ex novia y los compañeros de estudio del guerrillero