(Télam)
(Télam)

Hebe de Bonafini, líder de Madres de Plaza de Mayo, habló por televisión desde la sede de su organización, donde la acompañan sus militantes, que impidieron durante todo el día que los agentes federales cumplan con una orden de detención que firmó el juez Martínez de Giorgi.

La casa de Bonafini en la ciudad de La Plata cuenta con un móvil de la Policía Federal, pero, según explicó el vocero de Madres, "es la custodia asignada desde julio de 2011, a pesar de que Hebe no la solicitó".

Durante la tarde, las personas que custodiaban la puerta del edificio de Yrigoyen al 1500 se enfrentaron con la policía y lograron que Bonafini saliera del edificio a bordo de una combi, que no dudó en recorrer varios metros por la vereda.

Víctor Hugo Morales se está jugando la vida

"Hicimos una pirueta y dejamos pagando a la policía. Ahora voy a salir y me voy a ir a dormir un ratito porque estoy muy cansada", aseguró. Había sido citada a indagatoria por el presunto desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas.

Sobre los intentos de la policía por llevarla a declarar, explicó: "Lo de hoy fue muy fuerte. Los compañeros salían del trabajo y venían corriendo. Nosotros no convocamos a nadie. Vinieron los camiones de la policía, todo eso que ellos arman. Se hizo un mundo de gente que empezó a caminar a la plaza".

(DyN)
(DyN)

"Si nosotros fuéramos cualquier cosa, no nos harían nada. Pero le molestamos al enemigo, por eso nos quieren pegar. Todos los que hacemos algo que no le gusta al Gobierno, listo. Victor Hugo Morales y otros periodistas se estan jugando vida. Hay muchos comunicadores huevones que se pelean por defender a Macri en televisión", dijo.

Sobre la causa judicial conocida como "Sueños Compartidos", donde se investiga si los hermanos Pablo y Sergio Schoklender desviaron dinero estatal- en complicidad con personas de Madres de Plaza de Mayo y funcionarios públicos- narró: "Mauricio Macri manda a los jueces, y alguien lo manda a él. Al juez le dimos 60 cajas de comprobantes, el backup de las filmaciones. Pienso que ellos no tienen ni madre ni abuela. Hicimos todo lo que teníamos que hacer, y ellos no hicieron nada".

"Asistimos cuantas veces nos llamaron a declarar, hicimos pericias de las firmas que constataron que no eran mías, siempre a disposición por la verdad, incluso hace unos meses asistí voluntariamente a su despacho para informarme ante la indigna marcha de la causa", había dicho Hebe de Bonafini durante la tarde.

(DyN)
(DyN)
(DyN)
(DyN)

"Le deben haber tirado de los huevos por lo de José López", dijo en relación al ex secretario de Obras Públicas que cayó con 9 millones de dólares injustificables. En este punto dirigió una dura crítica al magistrado que pidió que la detengan para que declare: "No tienen pensamiento propio. Llama a los más pobres, a las madres que son viejas. No tengo nada más que decir. Nos incitan a la violencia".

Los primeros momentos de tensión se vivieron minutos después de las 14, cuando un subcomisario de la Policía Federal se presentó en la sede de Madres junto a varios efectivos de esa fuerza portando una orden de allanamiento, que también contemplaba la captura de Bonafini, declarada "en rebeldía" por Martínez de Giorgi.

De allí, Bonafini fue a la Plaza de Mayo, donde leyó una carta dirigida al magistrado en la que advirtió que no temía ser detenida. Con el correr de los minutos, se engrosó el número de manifestantes y dirigentes que respaldaban a la jefa de Madres. Finalizado el acto, formaron un cordón humano para cubrir el traslado de Bonafini de vuelta a la sede de Madres, donde ya no había policías.

(@PolArg)
(@PolArg)

Mientras se llevaba a cabo el acto en Plaza de Mayo, Martínez de Giorgi emitió una segunda orden de captura y prohibió la salida del país de Bonafini. Sin embargo, Bonafini logró llegar a Madres, y allí se quedó hasta las últimas horas de este jueves.