Se hablaron de nombres rutilantes como los tres arqueros de la Selección: Sergio Romero, Nahuel Guzmán y Mariano Andújar. Después sonó fuerte Franco Armani, de Atlético Nacional de Medellín, entre otros con roce internacional. Pero finalmente en River apostarán por cubrir las bajas de Marcelo Barovero y Julio Chiarini con un hombre del medio doméstico.

Quien se hará la revisión médica y firmaría en la jornada de mañana es Enrique Bologna, guardameta que viene de tener nivel irregular en Gimnasia y Esgrima La Plata, de donde se desvinculó recientemente. El golero de 34 años competirá así con el joven Augusto Batalla, al que Marcelo Gallardo le levantó el pulgar para motivarlo a que se adueñe de la valla.

Surgido en Banfield en 2003, tuvo pasos a préstamo por Alianza Lima de Perú, Unión de Santa Fe y Peñarol, con pasos intercalados en el Taladro. A principios de este año se marchó enemistado con la dirigencia banfileña y acordó su incorporación al Lobo platense, aunque sus actuaciones no conformaron al cuerpo técnico y fue declarado prescindible.

Dentro del plantel profesional millonario también trabajarán los juveniles Maximiliano Velazco (21 años) y Nicolás Francese (20). Es la segunda incorporación en Núñez, teniendo en cuenta que anteriormente ya había confirmado su vínculo el ex defensor de Racing, Luciano Lollo.