Latch hook, la técnica por la que comienzan a preguntar en Lanas Naturales
Latch hook, la técnica por la que comienzan a preguntar en Lanas Naturales

Ponerse manos a la obra es tendencia. Apuntar por objetos únicos e irrepetibles aún más. Subida a la ola craft, una técnica de tejido comienza a ganar terreno. Su nombre es latch hook y "se usaba muchísimo en los '80 para crear alfombras. Ahora regresa y pisa fuerte en la moda a nivel internacional", describe la diseñadora Verónica Alfie.

"Hoy las tendencias apuntan al fiber needle y el auge está en las texturas. Elegimos suéteres con pelos, lana cortada, mantas acolchadas…", adelanta la diseñadora.

Sencilla y relajante, la actividad cuenta con una precursora en nuestro país: Vero Alfie.
Sencilla y relajante, la actividad cuenta con una precursora en nuestro país: Vero Alfie.

Y ¿qué se puede generar con el latch hooking? "¡De todo! Desde alfombras hasta bolsos o almohadones". Se trata de una técnica que antiguamente se utilizaba en Inglaterra para crear alfombras –originariamente influencia de los vikingos en la zona– y que, con el paso de los siglos, llegó a América, en especial a los Estados Unidos.

Alfie cuenta que "se realizaba con una grilla que ahora es una red plástica o canevá de agujeros grandes para los tapices. Atás la lana con la ayuda de la aguja (una especial que engancha) de la misma forma en que se hacían las alfombras el siglo pasado".

Latch hook, la técnica por la que comienzan a preguntar en Lanas Naturales
Latch hook, la técnica por la que comienzan a preguntar en Lanas Naturales

Basta admirar los trabajos de la artista textil Vanessa Barragao (@vanessabarragao_work), la portuguesa hace verdaderas maravillas munida sólo con lana y tijeras. Sus formas y combinaciones de colores dan vida a diseños increíbles como tapices y alfombras inspiradas en la naturaleza e incluso a piezas de exposición. "Esculpir la obra –cortar de distintos largos la lana– toma mucho tiempo y, sin embargo, es mi parte favorita del proceso", afirma la experta en latch hook.

 NO MÁS ESTRÉS. Los que saben lo remarcan: darle vida al latch hook no es nada difícil. Lo genial es que no necesitás conocimientos previos (ni de crochet ni de nada) y las instrucciones son bastante simples –Vero Alfie, además de cursos, ideó cajas con kits y explicaciones incluidas para quienes prefieren aprenderlo en casa–. Se trata de movimientos sencillos y monótonos que desestresan como lo hace también pintar mandalas o amasar pan.

Dicen que esta suerte de "lanaterapia" permite bajar el ritmo cardíaco, por lo que latchhookear se puede convertir en un nuevo hábito saludable y que brinda confort. Y uno bien creativo, que se inicia desde el momento en que elegís los colores, ideás el patrón sobre el que vas a armar tu piezas o recortás pedacitos de lana (largos o más cortos si optás por un modelo más "prolijo").

Latch hook by Miga de pan.
Latch hook by Miga de pan.

Todo es parte del entretenimiento. El furor por el latch hooking renueva el fenómeno del DIY, de lo "hecho con tus propias manos", que conlleva una satisfacción diferente. "Es parte del fenómeno por el textil que aúna técnicas que también están de moda como el bordado chino o punch middle que tiene precursoras como Rose Pearlman", adelanta Alfie quien en breve viajará a Nueva York a tomar un curso con ella (@rosepearlman).  "Mi familia fabrica lana hace sesenta años; esto ya lo vimos, sólo que la moda lo hizo resurgir", señala Celeste Tamer de Lanas Naturales.

La artista portuguesa Vanessa Barragao y sus magníficas obras inspiradas en la naturaleza.
La artista portuguesa Vanessa Barragao y sus magníficas obras inspiradas en la naturaleza.

Tamer describe al lach hook como una tendencia que "genera la satisfacción de hacer lo que una quiere y con sus propias manos, una búsqueda por texturas, pero también por originalidad. Aquí nada es plano". Y Vero Alfie agrega: "La novedad de esta técnica es que te permite hacer desde un cuadro o un bolso hasta un almohadón. Lo vas a ver en prendas este verano con fibras modernas". A diferencia de otras técnicas, con el latch hook "podés combinar colores y hacer todo tipo de dibujos, con un estilo más geométrico. Hay cosas muy bonitas que ves en redes o en revistas como Koel (@koelmagazine) que te permiten decorar banquitos o crear almohadones con formas variadas".

Otra obra de la artista portuguesa Vanessa Barragán.
Otra obra de la artista portuguesa Vanessa Barragán.

En septiembre, Adriana Torres lanza en Miga de pan su curso de latch hooking. "Es una técnica que estuvo de moda en los años '80 en los Estados Unidos y hoy es un boom. Es sencilla, una variante del rug hooking y de alfombras que se conocen como alfombras escandinavas; para comenzar no tenés que saber nada, ni tejido ni crochet. Es muy versátil, de muy fácil terminación y sólo tenés que tener un patrón". Tan así es que Miga de pan promete coquetos kits para niños.

By Vanessa Barragao
By Vanessa Barragao

El revival, junto con el bordado en punto cruz y el bordado chino, es furor en el mundo. El boom es tal que cada día se crean kits cada vez más cool para portar los utensilios. ¿Te gustó? Poné manos a la obra, el latch hook es una actividad que promete asentarse por largo tiempo en la moda, el paisajismo y la decoración. Y, para comenzar, no hace falta mucho: animarse, elegir qué crear, buscar inspiración en las redes bajo el hashtag #LatchHook, bajarte algunos videos de YouTube o tomar un curso de apenas tres horas. Respirá hondo, relájate y latchhookeá.

Textos: Paula Ikeda (pikeda@atlantida.com.ar) Fotos: Paula Ikeda/ Gentileza Vero Alfie/ Miga de Pan/ Koel Magazine