El make up yoga skin simula el efecto en la piel después de una rutina de ejercicio.
El make up yoga skin simula el efecto en la piel después de una rutina de ejercicio.

Ya no va más el acabado mate. La nueva tendencia en maquillaje es el yoga skin, una técnica que logra el efecto glow, ese aspecto luminoso que queda tan bien cuando nos sacamos una selfie.

El yoga skin entra en la categoría No Make Up: logra una apariencia natural y fresca. Su creadora fue Sara Hill, una make up artist escocesa, y la llamó así porque pretende imitar el brillo que aparece en la piel después de una rutina de yoga.

Una piel saludable e hidratada, una versión real de la belleza natural. Bajo el hashtag #skinyoga esta maquilladora conocida en el mundo beauty por haber trabajado con celebrities como Rosie Huntington-Whiteley, Kanye West o firmas como Alexander McQueen o Vivienne Westwood.

Ella hizo referencia a cómo queda la piel después de una clase de yoga en su cuenta de Instagram (@sarahillmakeup): la transpiración ayuda a eliminar toxinas y nos deja la piel lisa. Y entonces comenzó a explicarle a sus seguidores bajo el hashtag #yogaskin cómo logra una piel luminosa en casa.

Sara Hill, la make up artist creadora de la técnica.
Sara Hill, la make up artist creadora de la técnica.

"La técnica que creé es para hacer que la piel se viera iluminada desde adentro. Saludable, brillante, hidratada, radiante, pura y natural. Piel que se parece a la piel en su máxima expresión", explica la maquilladora. Es muy fácil, lo lograrás en solo unos minutos.

PASO A PASO. Lo más importante es limpiar la piel. "Empecemos por la limpieza de la piel y posteriormente aplicamos un humectante, eso es lo que le dará a la piel un efecto casi húmedo. Además, mezclamos la base de maquillaje con una gota de aceite para la cara y una gota de iluminador", explica Hill.

Uno de los make up realizados por Sara Hill posteado en su cuenta de Instagram.
Uno de los make up realizados por Sara Hill posteado en su cuenta de Instagram.

Es importante prestar atención a la forma en la que se aplican los productos.

Nunca frotar: lo ideal es hacer suaves masajes con los dedos, o usar esponja. Ella misma especifica cómo deben ser los pasos: "Paso uno: limpiá y prepará tu piel de manera normal. Dejá que el producto se absorba completamente antes de agregar el siguiente paso.

Paso dos: aplicá una pequeña cantidad de primer (sin silicona).

Paso Tres. Colocá base líquido preferentemente Sheer / Medium (a base de agua). No hay cobertura completa.

Paso cuatro: una gota de tu aceite facial favorito para el cuidado de la piel.

Paso cinco: una gota de crema estroboscópica o iluminador. Los tonos dorados funcionan mejor.

-Paso seis: masajeá tu piel con las manos; esto hace muchas cosas: la circulación fluya, te relaja, se deshace y hace que la base se sienta mejor también. Yo recomendaría dejar un tiempo entre capa y capa.

-Paso siete: agregá una pequeña cantidad de corrector líquido solo en las áreas donde desea mayor cobertura, como debajo de los ojos, manchas o alrededor de la nariz. Por favor, no exagerés este paso. Podés pulverizar ligeramente para fijar el corrector. Agregá crema rubor y crema bronceadora si lo deseás.

En su cuenta de Instagram, Hill tiene tutoriales con el paso a paso.
En su cuenta de Instagram, Hill tiene tutoriales con el paso a paso.

LAS CLAVES DEL LOOK YOGA SKIN. Según Hill podés lograr tu propia mezcla de maquillaje: "Utilizo una proporción de 60-70 por ciento de base, 15 por ciento de aceite facial, 10 por ciento de iluminador líquido, 5 por ciento de gotas de brillo".

Y recomienda: "Masajeá la mezcla en tu piel usando tus manos, en capas. Eso bombeará la sangre, y creará un rubor natural. Dejá que cada capa se asiente durante un minuto.

Texto: Redacción Para Ti

Fotos: 123RF

SEGUÍ LEYENDO: