El éxito con el Club de París condicionará nuevos préstamos

Podría terminar afectando las expectativas que el Gobierno ha depositado en China para lograr fondos frescos para otros proyectos

En la carta dirigida al Presidente del Club de París, solicitando la reprogramación de los pagos de la deuda y una reducción de los intereses punitorios, el ministro Martín Guzmán citó las dificultades de liquidez y mencionó como ejemplo que la relación entre la deuda total denominada externa y el nivel de reservas brutas alcanza al 645%. También sostuvo que evitar los atrasos preservaría el marco favorable de la discusión con el FMI.

La renegociación por segunda vez del pago de la deuda, más allá de las posibilidades de lograr una respuesta favorable, repercutirá sobre el comportamiento de los organismos oficiales de créditos de los miembros del Club de París, incluyendo también aquellos que participan como observadores por un período largo y por las mismas razones citadas en la misiva. Los organismos de crédito oficiales toman en consideración los antecedentes del cumplimiento de los compromisos porque influyen sobre las previsiones presupuestarias.

El Club de París fue creado en 1956 como una iniciativa para tratar las deudas de los países en desarrollo con las agencias de ayuda y organismos oficiales de crédito. En la actualidad reúne a 22 países, de los cuales 20 son miembros de la OECD, más Rusia y Brasil. En las reuniones suelen participar otros 11 países que incluyen a China, India y Arabia Saudita en el caso de mantener una exposición substancial de créditos oficiales. El principio general del Club es el tratamiento igualitario de las deudas para evitar que el país deudor por motivos políticos realice pagos preferenciales.

La aparición de China desde el 2000 en adelante trastocó el escenario del financiamiento internacional. China se convirtió en la fuente principal de recursos para la financiación de proyectos de desarrollo, superando al Grupo del Banco Mundial. El 75% del financiamiento de China proviene del Eximbank y el Banco de Desarrollo de China (CDB). El Banco Popular de China actúa en líneas de bonos soberanos y swaps. China participa también en el Banco de Desarrollo Asiático (ADB), el Banco de Inversión en Infraestructura (AIIB), el Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y la Iniciativa de Chiang-mai

El G-8 aprobó en 1996 la Iniciativa para los Países Pobres (HIPC) para condonar la deuda de los países de escasos recursos afectados por la crisis financiera. En abril 2020, el G-20 subscribió la Iniciativa de Suspensión de Servicios de la Deuda (DSSI) para 73 países y en noviembre se firmó el Marco para el Tratamiento de la Deuda. Estados Unidos prevé canalizar los recursos para el tratamiento de los pagos de los países endeudados a través de los organismos financieros internacionales. La aprobación del FMI de los DEG por 650.000 millones más las posibles recapitalizaciones del Banco Mundial y del BID agregarán nuevos fondos para evitar los defaults y apuntalar la recuperación económica.

China nunca mostró interés en incorporarse al Club de París, donde tendría que avalar las normas multilaterales de transparencia y exponer los términos del financiamiento otorgado por sus organismos financieros públicos, muchos de los cuales son concesionales por razones políticas. Entre ellos se cuentan los proyectos de la Iniciativa del Cinturón de la Seda (BRI) que forman parte central de la diplomacia de ese país. La crisis provocó una drástica reducción de los préstamos del Eximbank y del CDC desde 2019 ante la posibilidad de un default masivo.

La reprogramación de la deuda con el Club de París podría tener efectos similares a la negociación con los acreedores privados. La negociación fue exitosa en términos de plazos y reducción de intereses, pero no reabrió el mercado de capitales privado. La misma situación podría repetirse para los préstamos oficiales incluyendo aquellos de China. El éxito con el Club de París podría terminar afectando las expectativas que el Gobierno ha depositado en China para lograr fondos frescos para nuevos proyectos.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR