La encíclica Laudato Si’ desde América Latina

Según el papa Francisco, la región es un territorio siempre “de remate”

El papa Francisco en el Vaticano
El papa Francisco en el Vaticano

“El espíritu de dominación y la gran injusticia social”. Papa Francisco en Laudato Si’

Recordando la Encíclica Laudato si’ (LS) en la semana de su aniversario haremos una breve referencia a algunos de sus párrafos fundamentales en relación con la realidad latinoamericana. Dice Francisco que el espíritu de dominación y de explotación de la tierra produce daños principalmente a los más pobres y hace que haya “muchos seres abandonados en el mundo (N. 53 LS) y una gran injusticia social” (N.49 LS).

“El afán de acumulación ilimitada”

En ese afán de dominación “se construyen medios destinados a la acumulación ilimitada a costa de la injusticia ecológica y de la injusticia social”. (N.61LS) “Creándose una cultura del descarte… y de la basura (N.22 LS) “.

“Lo que le está pasando a nuestra casa común” Laudato Si’ (“…y en particular a nuestra Madre Tierra Latinoamericana”, nosotros)

En primer lugar, dice el Santo Padre en LS vemos un gran deterioro de nuestra casa comun (N.61 LS). La contaminacion, la cultura del descarte (N.20 LS), la ausencia de un sistema de produccion capaz de limitar el uso de los recursos no renovables y moderar el consumo, reciclar los desechos (N.22 LS), el calentamiento del sistema climatico, la emision de anhidrido carbónico, el uso intensivo de combustibles fosiles, la deforestacion (N.23LS) el derretimiento de los hielos polares y de planicies de altura, la destrucción de ecosistemas (N.24 LS), el aumento de las migraciones huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental (N.25 LS), el ocultamiento de los síntomas por parte de los poderes económicos y políticos (N.26 LS), la cuestión del agua (N. 27-29 LS) cuyo acceso es un derecho humano (N.30 LS), la amenaza del control futuro del agua por grandes empresas mundiales (N.31LS), la perdida de la biodiversidad (N.32LS) con desaparición de las especies (N.33LS), los agrotóxicos y las semillas transgenicas (N.34LS), los corredores biologicos (N.35LS), el redito económico rápido y el descuido (N.36LS), el descuido de lugares de gran importancia para el ecosistema mundial (N.37LS), la Amazonia y la Cuenca fluvial del Congo, los grandes acuiferos, los glaciares, la quema de selvas para desarrollar cultivos, las propuesas de internacionalizacion de la Amazonia (N.38LS), la reforestacion irracional, la perdida de los humedales, (N.39LS) los oceanos (N.40LS), la destruccion de las barreras de coral, el aumento de la temperatura de los oceanos (N.41LS), la insuficiencia de inversiones en investigacion, la ausencia de un inventario de las especies (N.42LS), el consiguiente deterioro de la calidad de la vida humana y degradacion social, ciudades insalubres vs. ciudades ecologicas para ricos, la cultura del abuso digital y la mera acumulacion de datos sin sabiduria ni reflexion ni encuentro (N.43-47LS), la inequidad planetaria cuando las mas graves efectos de las agresiones ambientales la sufren los mas pobres (N.48LS), cuando las mayor parte de la población mundial son los excluidos, cuando no se escucha ni el clamor de la tierra ni el clamor de los pobres (N.49LS), y se promueve la reducción de la natalidad, se afirma incompatibles el crecimiento demografico y el desarrollo integral (N.50LS), hay una falta de ética en las relaciones internacionales, abusos por los paises ricos que acumulan una “deuda ecológica” con los paises pobres (Norte-sur) por su enorme emisión de hidróxido de carbono, exportación de residuos a los paises pobres, mineria a cielo abierto (N.51LS), la deuda ecologica donde hay responsabilidades distintas de los paises ricos y pobres (N.52LS), la ausencia de una cultura suficiente para enfrentar la crisis (N.53LS), primacia del interes economico sobre el bien comun (N.54LS), habitos daninos, no se entiende que la degradacion ambiental esta ligada a la degradacion humana (N.56LS), se sigue investigando sobre la guerra quimica capaz de alterar los equilibrios naturales (N.57LS), hay algunas acciones positivas locales que son insuficientes a nivel global (N.58LS), hay una ecologia superficial (N.59LS) hay quienes sostienen que los problemas se resolveran gracias a nuevas aplicaciones tecnicas (mito del progreso indefinido) y otros que dicen que hay que reducir la presencia del ser humano en el planeta (N.60LS).

Conclusión: un gran deterioro de nuestra casa común.

Como vemos gran parte de los males que anuncia y denuncia Laudato sí nos involucran como latinoamericanos. ¿No es acaso sudamérica y en particular la Región Panamazónica el epicentro mundial de la explotación extractivista minera, deforestadora de la industria maderera, centro planetario de la diferencia entre ricos y pobres, motor de expulsión y trabajo esclavo, devastación, quema de selvas y contaminación de ríos?

Latinoamérica un territorio siempre “de remate”

Por designio divino, las tierras latinoamericanas son una de las fuentes más ricas de recursos renovables y no renovables del planeta. Por eso mismo fueron desde su descubrimiento objeto de la codicia y la violencia de afuera y la connivencia de adentro. El extractivismo fue anterior y posterior al momento en que se partiera en 20 pedazos el territorio para conformar 20 naciones independientes a cada una de las cuales los europeos se encargaron de vestir con veinte trajes legales liberales a medida, como forma de seducir y domesticar a nuestras clases dirigentes y llevar metales preciosos a sus tesoros.

Los padres fundadores como Simón Bolívar, José de San Martín y muchos otros patriotas advirtieron en cambio que el destino de Latinoamérica era la unidad. Unidad que nace de la experiencia histórica, del mestizaje étnico de las vivencias e intuición del criollo, de la sabiduría popular y la cultura expresada “desde la tierra” como dice el poeta Jorge Calvetti.

Pero seducido por el “becerro de oro” se corrompió el destino anticipadamente. Y las dirigencias locales cipayas renunciaron al rumbo irrenunciable marcado por el pasado histórico e hicieron botín de los recursos naturales en el mercado mundial de los productos primarios. Cuando pese a otras voces que no fueron debidamente oídas fueron acalladas y todos aceptaban esa condena prostibularia cuando en el campo de la religión apareció la voz del primer latinoamericano ungido jefe de la Iglesia católica universal.

No obstante, los países de la Región como Colombia y Brasil y en menor medida el resto continúan rematando la tierra y los recursos naturales.

En Colombia la guerra civil entre las organizaciones armadas ilegales de izquierda y de derecha como los paramilitares o Ejército ¿no continúan acaso expulsando al campesinado y apropiándose de sus tierras y de las fiscales y de toda la inmensa selva que sirvió de campo de batalla?

En la amazonia brasileña desde hace décadas ricos empresarios comenzaron con la deforestación -extraer la madera de los bosques amazónicos con destino a la exportación y apropiarse de las tierras con destino a la explotación ganadera o sojera. Qué decir de las mineras -generalmente de EU, G. Bretaña, Australia y Canadá -que extrajeron y exportaron miles de millones de toneladas de plata y oro en minas a cielo abierto en México, Brasil, Perú, Chile y Argentina contaminando a los habitantes y el agua de los ríos. Además de contaminar a los gobernantes y funcionarios.

A dos años del asesinato del hermano lasallano Paul McAuley

El Hermano Paul nacido en Portsmouth, South East England, Inglaterra, 29 de octubre de 1947, vivía en la Región Panamazónica de Perú, en la ciudad de Iquitos, Maynas, Loreto. Era un religioso y misionero católico de los Hermanos de La Salle, fundador de una escuela para hijos de indígenas. Había trascendido su nombre en la prensa porque en el 2010 el gobierno peruano canceló su permiso de residencia a raíz de su prédica en favor del cuidado de la naturaleza, y puntualmente por haber encabezado una oposición del pueblo indígena de Maynas a la instalación de una planta petrolera sobre las márgenes del río donde este pueblo se encuentra asentado desde tiempo inmemorial. El hermano Paul resistió la medida y fue apoyado por la población y por muchas organizaciones defensoras del medio ambiente. La resolución por la cual se le retiraba la residencia fue anulada vía judicial, no obstante lo cual sobre él pendió desde entonces una permanente amenaza.

El 2 de abril de 2019 fue encontrado asesinado y su cuerpo quemado en su hogar. A pesar de los múltiples reclamos la Fiscalía Provincial Penal Corporativa Nro. 4 de Maynas, Loreto, nunca esclareció el asesinato. Tampoco contestó nuestro pedido de información.

La Red eclesial pan amazónica

La Repam denunció el hecho y denuncia en forma permanente la violación a los derechos humanos en la región donde son habituales los homicidios cometidos contra las pobladores del lugar, religiosos y militantes católicos u otros que trabajan en favor del cuidado de la Tierra.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR