Ceci Flores manda mensaje en sus redes sociales tras estar desaparecida por más de 20 horas; esto fue lo que dijo

La madre buscadora dio una actualización sobre su estado de salud

Guardar

Nuevo

La activista Cecilia Patricia Flores Armenta en la víspera de su desaparición. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
La activista Cecilia Patricia Flores Armenta en la víspera de su desaparición. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Luego de que pasara varias horas ilocalizable, Ceci Flores, líder del colectivo Madres Buscadoras de Sonora, fue hallada con vida en su refugio en el estado de Querétaro. La activista fue encontrada semiconsciente, por lo que fue llevada de emergencia a un hospital.

El lunes 17 de junio, personal de la Comisión de Búsqueda de Personas y autoridades locales arribaron a la colonia Álamos en Querétaro. Reportes iniciales señalaban que se había perdido el rastro de Ceci Flores durante más de 20 horas. Las autoridades ingresaron a su domicilio después de recibir el consentimiento de su hija, Milagros Flores, quien grabó un video autorizando la entrada de los agentes. “Yo, hija de Ceci Flores, autorizo que se abran las cerraduras de la casa en la que vive mi mamá para que puedan entrar y checar si ella se encuentra dentro”, afirmó en su mensaje.

Al ingresar al inmueble, los agentes encontraron a Ceci Flores en estado semi consciente, con signos de deshidratación leve y descompensación metabólica debido a un ayuno prolongado. No había marcas visibles de violencia, lo que tranquilizó a sus familiares y seres queridos. En un encuentro con medios, Jesús Becerra, coordinador operativo de Protección Civil de Querétaro, explicó: “Estaba todo bien, sin ningún signo de ninguna otra alteración”, refiriéndose a la evaluación inicial de salud de Flores. Pese a esto, aclaró que su condición requería atención médica para una revisión más profunda.

Ceci Flores fue hallada con signos de deshidratación 
(Foto: Ceci Flores)
Ceci Flores fue hallada con signos de deshidratación (Foto: Ceci Flores)

Ceci Flores, aún en su estado delicado, pudo subir a la ambulancia por su propio pie. Fue trasladada a un hospital para recibir el tratamiento necesario y estabilizar sus síntomas. Poco después, la Comisión Nacional de Búsqueda confirmó en sus redes sociales la localización de Flores alrededor de las 7:30 pm, destacando que su cuadro médico era “delicado”.

Adicionalmente, la Comisión de Búsqueda de Personas del estado de Sonora descartó que Ceci Flores hubiera sido víctima de violencia, aclarando que su incomunicación con familiares se debió a que su celular estaba apagado.

¿Cuál es su estado de salud?

Fue hasta las 1:17 horas de este 18 de junio que Ceci Flores emitió sus primeras declaraciones a través de sus redes sociales, en donde escribió un muy breve mensaje para agradecer a quienes se mostraron preocupados por ella, así como para dar actualización de cuál es su estado de salud.

“Gracias por las atenciones. En serio gracias a quienes aprovecharon su tiempo, estoy esperando estudios en el Hospital General de Querétaro”, escribió, al tiempo que también arrobó los usuarios en X del presidente Andrés Manuel López Obrador y la Secretaría de Gobernación (Segob).

(Captura de pantalla)
(Captura de pantalla)

Cabe apuntar que no especificó qué tipo de exámenes se le practicaron. La comunidad sigue a la espera de más información sobre su estado de salud, mientras Ceci Flores continúa en observación médica. Los familiares y amigos han agradecido el esfuerzo y apoyo de todos aquellos que contribuyeron a su localización segura.

Por su parte, la Segob estacó que en todo momento las autoridades trabajaron coordinadas para determinar la ubicación de Ceci Flores y tomar las acciones necesarias para garantizar su seguridad y bienestar.

Cabe apuntar que desde hace tiempo la activista ha estado en trabajos constantes, con la presentación de su libro “Madre Buscadora. Crónica de la desesperación”, pero no ha dejado de lado sus tareas de búsqueda de personas desaparecidas, mientras lidia con las desacreditaciones que el Gobierno de México y el Gobierno de la Ciudad de México han emprendido en su contra por denunciar presuntos hornos clandestinos en la capital.

Apenas el pasado mes de marzo Ceci Flores canceló su presentación en la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán (Filey) 2024, luego de que dio a conocer: “El doctor me dijo que debo tomar reposo si quiero seguir buscando a mis hijos. Mis pulmones se llenaron de la putrefacción de los cuerpos encontrados; respiro el recuerdo de todos ellos. Perdón a la gente de Yucatán que iría a la presentación de mi libro mañana. No podré ir”, se leía.

Riesgos a la salud por ser buscadores

Ceci Flores, líder de un grupo de "madres buscadoras" del norte de México, carga una pala en el sitio donde dijo que su equipo halló un crematorio clandestino en Tláhuac, CDMX.  (AP Foto/Ginnette Riquelme)
Ceci Flores, líder de un grupo de "madres buscadoras" del norte de México, carga una pala en el sitio donde dijo que su equipo halló un crematorio clandestino en Tláhuac, CDMX. (AP Foto/Ginnette Riquelme)

Las personas buscadoras, como las que participan en actividades de búsqueda de desaparecidos en fosas clandestinas, pueden estar expuestas a una serie de riesgos para su salud, tanto física como mental. Entre las posibles enfermedades y afecciones que pueden sufrir a consecuencia de su activismo se encuentran:

  • Problemas respiratorios: La exposición al polvo, a químicos y a restos en descomposición durante las búsquedas puede causar problemas respiratorios o agravar condiciones preexistentes.
  • Infecciones: El contacto con suelos contaminados o restos humanos puede aumentar el riesgo de contraer infecciones bacterianas, virales o por hongos.
  • Problemas dermatológicos: La exposición prolongada al sol, a la vegetación o sustancias químicas puede provocar problemas de piel, incluidas irritaciones, alergias o infecciones cutáneas.
  • Lesiones físicas: El trabajo en terrenos irregulares y la labor física intensa pueden llevar a lesiones musculoesqueléticas, torceduras o fracturas.
  • Problemas de salud mental: La exposición constante a situaciones de extrema violencia, estrés y la presión emocional de buscar a seres queridos desaparecidos pueden derivar en trastornos de estrés postraumático, ansiedad, depresión, entre otros.
  • Agotamiento físico y emocional: Las largas jornadas de búsqueda, el estrés y la carga emocional del activismo pueden llevar a estados de fatiga crónica.
Guardar

Nuevo