¿Es malo tomar agua después de un susto? Esto es lo que dicen los expertos de salud

La creencia popular es que puede causar problemas de salud, como la diabetes, lo cual ha sido ampliamente difundida

Guardar

Nuevo

La creencia popular es que puede causar problemas de salud, como la diabetes, lo cual ha sido ampliamente difundida
La creencia popular es que puede causar problemas de salud, como la diabetes, lo cual ha sido ampliamente difundida

Muchos hemos escuchado el consejo de no beber agua después de un susto por temor a posibles consecuencias negativas para la salud, como la diabetes. Sin embargo, ¿qué dice realmente la ciencia al respecto?

Exploramos las opiniones de expertos en salud sobre este tema y desmitificaremos algunos conceptos erróneos. Descubre si tomar agua después de un susto es realmente perjudicial o simplemente un mito infundado.

Creencias populares

En las creencias populares, abundan los consejos sobre lo que se debe y no se debe hacer después de pasar por una experiencia estresante, como un susto repentino. Uno de los mitos más comunes es la idea de que beber agua después de un susto puede ser perjudicial para la salud, especialmente relacionado con el desarrollo de la diabetes. Pero, ¿qué dicen los expertos de la salud al respecto?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una enfermedad crónica que surge cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina producida.

Los expertos desmienten estos mitos y nos explican por qué beber agua después de un sobresalto no sólo es seguro, sino que también puede ser beneficioso para recuperarse del estrés.
Los expertos desmienten estos mitos y nos explican por qué beber agua después de un sobresalto no sólo es seguro, sino que también puede ser beneficioso para recuperarse del estrés.

En declaraciones anteriores, el doctor José Manuel Huerta Henschel, experto en salud, explicó que durante un susto, el organismo secreta diversas hormonas que pueden afectar el funcionamiento normal del cuerpo. Sin embargo, no existe evidencia científica que vincule directamente el consumo de agua después de un susto con el desarrollo de la diabetes.

“El agua no contiene azúcares ni grasas que puedan alterar más el estado de la persona asustada”, detalló el doctor Huerta. De hecho, mantenerse hidratado es fundamental para el bienestar general y puede ayudar a calmar los nervios y restablecer el equilibrio emocional después de una experiencia estresante.

Es un mito

La creencia de no beber agua después de un susto parece ser sólo eso: un mito. “Después de pasar por un sobresalto, se deben seguir indicaciones normales, por eso siempre uno debe estar hidratado y se les recomienda beber, de manera diaria, al menos dos litros, los cuales podrían evitar algún otro tipo de problemas en la salud”, indicó el doctor Huerta.

¿Qué hacer después de un susto?

Entonces, ¿qué hacer después de un susto? Además de mantenerse hidratado, es importante manejar los síntomas del susto de manera adecuada. Ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a calmar el cuerpo y la mente, mientras que mantener agua a temperatura ambiente en la boca puede ayudar a centrarse en sensaciones líquidas y aliviar los nervios.

Los expertos desmienten estos mitos y nos explican por qué beber agua después de un sobresalto no sólo es seguro, sino que también puede ser beneficioso para recuperarse del estrés. (Christin Klose/DPA)
Los expertos desmienten estos mitos y nos explican por qué beber agua después de un sobresalto no sólo es seguro, sino que también puede ser beneficioso para recuperarse del estrés. (Christin Klose/DPA)

No hay evidencia científica que respalde la idea de que tomar agua después de un susto sea perjudicial para la salud, especialmente en relación con la diabetes. Mantenerse hidratado es esencial en todo momento, incluso después de experiencias estresantes, y puede contribuir a la sensación de calma y bienestar general.

Siempre es recomendable seguir las indicaciones de salud habituales y consultar a un profesional médico si tienes preocupaciones específicas sobre tu salud.

El mito de no beber agua después de un susto parece ser solo eso: un mito. Los expertos de la salud desmienten la idea de que tomar agua después de un susto pueda ser perjudicial para la salud, especialmente en relación con la diabetes.

Guardar

Nuevo